35 años de WaterAid

5 min read
Miniatura
WaterAid/Tom Greenwood

Mientras WaterAid UK celebra su cumpleaños número 35, y otras oficinas en los países de WaterAid alcanzan grandes hitos —India se convirtió en un miembro de pleno derecho y Nigeria cumplió 20 años el mes pasado— Adam Furse, jefe de Desarrollo Organizacional de WaterAid International, discute nuestra dirección de cambio, cómo hemos ampliado nuestro alcance, más recientemente en Sudamérica, y lo que depara el futuro.

Desde su formación en 1981 por parte de algunos miembros visionarios de la industria del agua del Reino Unido, WaterAid ha emprendido una gran travesía. Inicialmente conformada como respuesta a la Década del Agua Potable y el Saneamiento de la Organización de las Naciones Unidas (un momento transitorio en la escena del desarrollo internacional) se ha convertido en una organización global duradera que trabaja en 38 países de todo el mundo y sigue ampliando su alcance.

WaterAid tiene influencia cada vez en más países, y a nivel mundial, a través de nuestras asociaciones, relaciones y redes. Es una historia de éxito impresionante que ha significado que, desde 2009, nuestros seguidores han ayudado a WaterAid y a nuestros socios a llegar a 10 millones de personas con agua apta para el consumo y 13 millones de personas con saneamiento, centrándose en las personas más pobres y marginadas del mundo.

Sin embargo, con 650 millones de personas que siguen viviendo sin agua apta para el consumo y 2300 millones sin acceso a un saneamiento mejorado, la travesía está lejos de terminar. Repasar nuestra historia nos brinda la oportunidad de reflexionar sobre nuestro progreso y las asociaciones que hemos desarrollado en todo el mundo, así como nuestras ambiciones para los próximos años.

Nuevas oportunidades

Las asociaciones han sido durante mucho tiempo el núcleo de nuestro trabajo, desde ese primer año en que los empleados del sector del agua del Reino Unido recaudaron £25,000, creando la plataforma para nuestros primeros proyectos en Zambia y Sri Lanka. Durante la década de 1990 y principios de la década de 2000, a medida que crecían el nombre y la reputación de WaterAid, ampliamos nuestro trabajo en África y el sur de Asia y centramos nuestra atención en cómo podíamos recaudar fondos, crear apoyo e influir en las partes interesadas de otros países. Mediante la colaboración con organizaciones asociadas en todos los niveles del Reino Unido y en los países en los que trabajamos, ampliamos nuestro alcance e impacto.

Hemos ampliado nuestra presencia en nuevas regiones y países, y Camboya, Timor Leste, las Islas Salomón, Nicaragua, Ruanda, Sierra Leona y Liberia se han unido a la familia WaterAid en los últimos años. Recientemente empezamos a trabajar en Myanmar y Colombia, y en este último hemos asumido el trabajo de otra organización no gubernamental, Aguayuda, para llegar a más personas.

Una organización global

En los últimos años han surgido países miembros, lo que nos ha permitido ampliar aún más nuestras oportunidades de recaudación de fondos, influencia y prestación de servicios. Entre 2003 y 2013, se formaron WaterAid Australia, Estados Unidos, Suecia, Canadá y Japón.

Y, en abril de 2016, India se convirtió en la primera oficina en concluir el viaje hacia una entidad local regida a nivel nacional. Anteriormente, al actuar como una oficina de enlace en la India de una organización benéfica británica, estábamos limitados en cuanto al alcance del trabajo que podíamos emprender y de los tipos de asociaciones que podíamos establecer. También se nos exigía por ley que cada tres años volviéramos a solicitar permiso para operar, la cual es una posición precaria para una organización benéfica dedicada al desarrollo sostenible a largo plazo.

La transición de la India se basa en nuestra larga historia en el país, para garantizar que estamos bien posicionados para desarrollar nuestro trabajo e influencia en uno de los países más grandes y poblados del mundo, y en una de sus economías más dinámicas y de crecimiento más rápido. Tendremos nuevas oportunidades de asociarnos con el gobierno, las organizaciones de la sociedad civil y el sector corporativo; de obtener apoyo público y circunscripción; y de implementar planes ambiciosos de recaudación de fondos.

En 2009 WaterAid se había convertido en una organización con presencia mundial. WaterAid International se creó para garantizar que las organizaciones miembro de todo el mundo estén alineadas y colaboren eficazmente como una federación, y que podamos facilitar el crecimiento de las organizaciones miembro existentes y nuevas, a fin de cumplir nuestra misión de la manera más eficaz posible.

Nos unen nuestra estrategia global, visión, misión y valores, y trabajamos con estándares comunes cuando es necesario. Aunque nuestras organizaciones miembro de Estados Unidos, Australia, Canadá, India, Suecia, Reino Unido y Japón son responsables de cómo funcionan en su contexto y son responsables ante sus Consejos, se espera que todos trabajen de manera que mejor convenga a los intereses para llevar a cabo nuestra misión compartida. Los consejos, los equipos de gestión y el personal colaboran para lograrla, y WaterAid International promueve los aspectos en los que necesitamos unirnos para tomar decisiones compartidas.

Tenemos un principio muy sólido de únicamente tener una organización WaterAid trabajando en cualquier país, para garantizar que no dupliquemos nuestros esfuerzos ni confundamos a las personas con las que trabajamos. Aprendimos esta lección al principio de nuestro desarrollo, a partir de las experiencias de otras organizaciones internacionales. Esta política nos permite centrar nuestros esfuerzos en el equipo de un país, de dondequiera que provenga el financiamiento.

Nuestra interdependencia y rendición de cuentas mutuas nos permiten aprovechar la fortaleza a nivel mundial para apoyar nuestra misión, aprovechando los talentos de nuestra gente, nuestros recursos financieros y nuestra reputación mundial para influir en el cambio. Por ejemplo, el personal de WaterAid de Australia, Camboya, Senegal, Reino Unido y Estados Unidos estuvo en la reciente reunión de la Asamblea Mundial de la Salud para influir en los ministros para que priorizaran el agua, el saneamiento y la higiene (WASH) en la búsqueda de la salud para todos.

Para el futuro 

Nuestra Estrategia Global hace un llamado inspirador para llegar a todo el mundo con WASH para 2030. En WaterAid nos enfocamos siempre en lo que nos ayudará a cumplir nuestra misión y mejorar el acceso a WASH para los más pobres y marginados, y en cómo garantizar que nuestro impacto sea duradero. Teniendo en cuenta la sostenibilidad, la nueva Estrategia presenta un cambio en nuestro enfoque, que implica un mayor enfoque en la incidencia política y la influencia del trabajo, en lugar de la prestación directa de servicios. 

Planeamos añadir nuevos países a la familia en donde nos ayude a aumentar nuestra influencia, nuestra capacidad para lograr un cambio sostenible y a involucrar a nuevos seguidores y, en última instancia, llegar a más personas.

Hemos experimentado una increíble travesía como organización durante los últimos 35 años, y los próximos 14 ofrecen una oportunidad inspiradora para que WaterAid tenga un impacto real en la eliminación de la pobreza extrema, por medio de conocimientos basados en la experiencia y un claro enfoque en el logro de nuestra misión.