Calendarios y cuestionarios: cómo las aplicaciones pueden ayudar a enseñar a las niñas sobre el periodo

4 min read
Girls testing the Oky app in Mongolia`
Alexandra Tyers

El COVID-19 ha reducido el acceso a productos sanitarios y lugares privados para gestionar periodos. Sin embargo, como descubrimos en un reciente seminario web organizado por WaterAid y UNICEF, las plataformas y campañas digitales están demostrando ser muy eficaces para educar a las personas sobre la salud e higiene menstruales, ahora y después de la pandemia.

Los impactos de género del COVID-19 son visibles en todo el mundo. Para muchas personas que menstrúan, la pandemia ha cambiado la forma en que manejan su salud e higiene menstruales. Las medidas de bloqueo y el aumento de los precios han provocado un acceso reducido a artículos esenciales, como productos sanitarios, jabón y agua, así como un acceso seguro a los baños y otros espacios privados.

Sin embargo, al mismo tiempo, la pandemia ha demostrado cómo las plataformas digitales pueden llegar a niñas y mujeres con información crítica y confiable, tanto ahora como en un mundo pospandémico. Las plataformas digitales, como aplicaciones, sitios web, vídeos y foros, ofrecen la oportunidad de consultar a las niñas y enseñarles sobre salud e higiene menstruales.

Oky, la aplicación de seguimiento de periodos, es uno de esos ejemplos. Actualmente disponible en Mongolia e Indonesia, Oky es la primera aplicación de seguimiento de periodos del mundo que se creó para y con niñas. UNICEF consultó a niñas de esos países para conformar el diseño, las características y los requisitos de la aplicación. Como resultado, Oky proporciona información sobre la menstruación de formas divertidas, creativas y positivas, directamente a los teléfonos móviles de las niñas. La aplicación incluye rastreadores de ciclo individualizados, calendarios y sugerencias, así como algunas funciones poco convencionales. A través del diseño gamificado de Oky, las niñas pueden personalizar la aplicación, seleccionar y desbloquear avatares, y contestar cuestionarios de salud menstrual.

UNICEF-EAPRO - Oky App
Capturas de pantalla de la aplicación Oky.
UNICEF-EAPRO

A diferencia de otros rastreadores de periodos, Oky es apropiado desde el punto de vista de la edad y cultural: proporciona contenido pertinente localmente (por ejemplo, para abordar ciertos mitos, conceptos erróneos o prácticas nocivas) y está disponible en idiomas locales. También está diseñada para que las realidades digitales de las niñas incluyan a aquellas que pueden tener acceso restringido a dispositivos o con poca alfabetización digital, y está disponible con o sin wifi o datos móviles para atender a quienes viven en áreas de baja conectividad. Para proteger los datos de salud de las niñas, Oky tiene estrictos procesos de gobernanza y protección de datos y no es comercial, lo que significa que los datos no se venden con fines de lucro.

Hasta ahora, esta aplicación es increíble y confío en ella. Si comenzaste tu periodo hace unos días, ¡esta aplicación es perfecta para ti! Y me encanta cómo es para niñas como yo. Incluso te da consejos e información nutricional. Puedes hacer ejercicio y hacer más cosas saludables. Tuve mi primer periodo hace más de un mes y esto me está ayudando mucho.

Opinión pública en Playstore

La combinación de campañas digitales y presenciales ha sido esencial durante la pandemia, y ha demostrado ser una forma eficaz de cambiar las normas en torno a la menstruación, así como mejorar las relaciones de género y el acceso a conocimientos y habilidades. En Filipinas, por ejemplo, la campaña #MeronAko se centra en educar a los estudiantes, maestros y escuelas sobre la salud e higiene menstruales. Desde 2018, la campaña (que significa “tengo“ en tagalo) ha proporcionado un enfoque interactivo e inclusivo de género para el aprendizaje, así como herramientas para ayudar a los profesores a facilitar las clases e incluir a los alumnos. Dos años después del lanzamiento de la campaña, alumnos y maestros dijeron que tenían más confianza al hablar de la menstruación: los niños señalaron que entendían mejor la gestión de la higiene menstrual, y las niñas dijeron que sentían menos vergüenza al hablar del periodo.

Consultar a las niñas para comprender sus realidades digitales y crear soluciones con ellas es la base de una buena programación y avances tecnológicos en salud menstrual. Esta experiencia nos ha enseñado que las plataformas digitales pueden amplificar las perspectivas y las voces de las niñas y las mujeres, así como sus experiencias de menstruación. También es una forma especialmente eficaz de escuchar a los grupos que tradicionalmente están marginados o excluidos. Invertir en plataformas digitales seguras e inclusivas para quienes menstrúan es fundamental en momentos como estos, en los que corren el riesgo de quedarse rezagadas. 

– Brooke Yamakoshi es especialista en WASH, UNICEF
– Maria Dolores Picot es consultora de WASH, UNICEF
– Gerda Binder es asesora regional en Género, UNICEF
– Alex Tyers-Chowdhury es especialista en género e innovación, UNICEF
– Chelsea Huggett es líder técnico en Equidad y Derechos, WaterAid Australia

____________________________________________________________________

Este tema se discutió como parte de una serie de seminarios web sobre de WaterAid y UNICEF en tres partes sobre el Día de la Higiene Menstrual.

Seminario web n.º 1: Llegar a todos: ¿quién se queda atrás?
Grabación | Presentaciones (PDF)

Seminario web n.º 2: Desarrollo de conocimientos y habilidades durante la pandemia y un mundo post-COVID
Grabación | Presentaciones (PDF)

Seminario web n.º 3: Reforzamiento de las acciones y la inversión en salud e higiene menstrual
Grabación | Presentaciones (PDF)

Imagen superior: Chicas participan en las pruebas de usuario de la aplicación Oky en Mongolia