Avances hacia la cobertura sanitaria universal en Malí: el papel vital del agua, el saneamiento y la higiene

5 min read
Miniatura
WaterAid/ Guilhem Alandry

En el primer «Día de la Cobertura Universal de Salud» desde que fue designada oficialmente por la ONU, Alassane Maiga, Jefa de Programas e Incidencia Política de WaterAid Mali, comparte los avances logrados hasta ahora en su proyecto para mejorar WASH en los centros de salud como parte esencial de la cobertura sanitaria universal, y los desafíos que aún quedan.

Al estar sentado aquí, en la oficina de WaterAid Mali en Bamako, la capital de Mali, me complace reflexionar sobre el arduo trabajo y el logro de nuestros esfuerzos para mejorar la salud de los malienses más vulnerables.

De 2015 a marzo de este año, WaterAid Mali, en colaboración con el Ministerio de Salud, la Organización Mundial de la Salud (OMS), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC Atlanta) y asociados locales, implementó un proyecto para mejorar el suministro de agua, higiene y saneamiento (WASH) en 23 centros de salud en los distritos de Bla (región de Ségou) y Koro (región de Mopti). El proyecto se realizó con US$4.4 millones cofinanciados por la Fundación Conrad N. Hilton (CNHF).

La cobertura sanitaria universal es imposible sin WASH

Los gobiernos de todo el mundo se han fijado un ambicioso Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) para lograr la cobertura sanitaria universal (UCH), es decir, servicios de salud para los ciudadanos de todo el mundo, para 2030.

Nuestro proyecto aquí en Malí se basó en el reconocimiento de que la UHC no puede lograrse en nuestro país, mientras que muchos centros de salud carecen de las bases esenciales de agua potable, saneamiento adecuado e instalaciones y buenas prácticas necesarias para mantener los estándares de higiene. Sin estos elementos básicos, es imposible proporcionar una atención sanitaria de calidad, los brotes de enfermedades peligrosas no pueden prevenirse ni controlarse, y los ciudadanos no pueden ejercer sus derechos humanos a la salud.

En Malí, aprendimos qué tan difícil era la situación a través de un estudio de diagnóstico realizado en centros de salud en 2015. El 61% de los centros de salud no contaba con agua potable. El 68% no practicaba el lavado de manos con jabón. El 89% de los centros de salud no trataban sus residuos médicos de manera segura. Tal vez, lo más sorprendente es que el 100% de las letrinas no funcionaban porque eran sucias y carecían de instalaciones para lavarse las manos con jabón. Nos quedaba claro que se trataba de una crisis nacional y que teníamos que ayudar a enfrentar.

Progreso más allá del proyecto

A principios de este año revisamos el proyecto trienal y reflexionamos sobre los progresos y los desafíos. Nos complace que nuestros esfuerzos conjuntos hayan mejorado el acceso a WASH en los 23 centros de salud cubiertos.

A lo largo del proyecto, todos los actores desarrollaron y acordaron un conjunto mínimo de intervenciones en materia de WASH en los centros de salud Este paquete servirá de modelo para futuras intervenciones destinadas a mejorar los servicios de WASH en los centros de salud de todo Mali, que se aplicarán junto con un plan estratégico nacional.

El éxito ha ido más allá de las instalaciones sanitarias donde mejoramos los servicios directamente. También ha influido y ayudado al Ministerio de Salud a elaborar y validar una estrategia nacional y un equipo de trabajo para integrar a WASH a la salud. Como muestra el cortometraje a continuación, el Profesor Samba Sow, Ministro de Salud, ha acogido con satisfacción la estrecha colaboración con WaterAid Mali y reconoce la importancia vital de aumentar progresivamente y mantener WASH en todos los centros de salud del país.

En nuestro estudio, reflexionamos cuidadosamente sobre los factores que contribuyen al éxito del proyecto, y espero que sean útiles para otros que deseen trabajar en esta esfera. Consideramos que los factores clave son:

  1. El compromiso y notable liderazgo de la Dirección Nacional de Salud.
  2. La fuerte asociación con el Ministerio de Salud y los expertos de Dirección Nacional CDC Atlanta.
  3. Fortalecimiento del sector salud durante la ejecución del proyecto. El proyecto fue una oportunidad para desarrollar la capacidad de los asociados; fortaleció al sector de la salud en términos de colaboración y trabajo conjunto. También revitalizó el equipo de trabajo nacional, que fue una plataforma a través de la cual aprenden unos de otros, especialmente las lecciones aprendidas del proyecto.

Los desafíos pendientes

También consideramos los principales desafíos pendientes para ampliar WASH en las instalaciones sanitarias y avanzar hacia la UHC en MalI. Por ejemplo, la mayoría de los centros de salud comunitarios de MalI están administrados por una Association de Santé Communautaire (Asociación de Salud Comunitaria  ASACO). Mejorar la sostenibilidad financiera de las ASACO, fortalecer su gobernanza y ampliar el número de trabajadores sanitarios capacitados es un reto importante que enfrenta nuestro país. Trabajaremos estrechamente con el Ministerio de Salud y nuestros socios del proyecto para abordar estos problemas durante la actual «fase de consolidación» de nuestro trabajo y en 2019.

Sabemos que hay un largo camino por recorrer para lograr una atención sanitaria de calidad para todos en Mali, y para asegurar los servicios WASH necesarios para apoyarla. Pero creo que nuestro proyecto muestra que el progreso real es posible con enfoques de fortalecimiento sectorial bien planeados, con grandes asociaciones y, sobre todo, con la responsabilidad y el liderazgo del gobierno.

 

Este invierno WaterAid UK pretende recaudar £1.5 millones de libras esterlinas, lo suficiente para transformar más de 20 centros de salud en todo el mundo con agua limpia, inodoros decentes y buena higiene.

Infórmese sobre la campaña >