Cómo abordar las lagunas de datos para catalizar la adopción de los Comportamientos Colaborativos de SWA

on
19 September 2018
Thumbnail
WaterAid/Chileshe Chanda

Clare Battle explica cómo el monitoreo de la cooperación en el sector WASH puede ayudar a los socios de Saneamiento y Agua para Todos a convertir las formas acordadas de trabajar de principios a la práctica.

En 2014, la asociación mundial Saneamiento y Agua para Todos (SWA) identificó cuatro Comportamientos Colaborativos (CB): formas de trabajar que, si los gobiernos y los asociados para el desarrollo adoptaran conjuntamente, mejorarían el desempeño a largo plazo y la sostenibilidad en el sector del agua, el saneamiento y la higiene (WASH). Desde 2015, estos comportamientos han sido el centro de la estrategia de SWA.

Los socios de SWA reconocieron que sería importante hacer un seguimiento del desempeño en relación con los CB a lo largo del tiempo, para garantizar que los socios se hicieran responsables de su implementación progresiva. Al hacerlo, SWA esperaba sumarse a otras iniciativas como la UHC2030 (anteriormente IHP+), que utiliza el monitoreo sectorial de los comportamientos de cooperación para el desarrollo a fin de estimular el diálogo e impulsar el progreso hacia la cobertura sanitaria universal (UHC).

Los socios de SWA elaboraron una estrategia de monitoreo mediante un proceso consultivo, en el que se reunieron expertos de todos los grupos interesados a fin de determinar un conjunto de indicadores para evaluar los progresos de los gobiernos y los asociados para el desarrollo en relación con los CB. Sobre la base de estos indicadores, en 2016-2017 se llevó a cabo una primera ronda de monitoreo, que condujo a la creación de perfiles de países de Comportamientos Colaborativos para 37 países. Se están realizando esfuerzos para estudiar la mejor manera de utilizar esos perfiles como aportación al diálogo sectorial a nivel nacional y mundial.

En los últimos meses se ha reiterado la importancia de monitorear los CB. Los socios han reconocido que la rendición de cuentas sobre el desempeño en torno a los CB es un pilar central del mecanismo de rendición de cuentas mutua de SWA, y estudios de casos recientes sobre el impacto de SWA a nivel nacional han puesto de relieve la importancia de mejorar el comportamiento de los asociados. En diciembre de 2017, el Comité Directivo de SWA aprobó la producción de una segunda ronda de perfiles de países.

Identificación de lagunas de datos

Sin embargo, para garantizar que esta segunda ronda de monitoreo tenga éxito en el avance del sector, los socios de SWA deben implementar algunas lecciones clave. En primer lugar, los asociados deben comprometerse a subsanar las lagunas de datos que se revelaron en la primera ronda y que obstaculizan nuestra capacidad de crear un panorama global del desempeño de los gobiernos y los asociados para el desarrollo en relación con los CB.

De los diez indicadores y subindicadores utilizados para supervisar el desempeño de los gobiernos en la ronda de monitoreo 20162017, solo se disponía de datos para tres de los 37 países. En el otro extremo del espectro, solo Mozambique podía proporcionar datos suficientes para evaluar el porcentaje de actividades de WASH captadas en el plan nacional de WASH o alineadas con este (indicador 1.3a). 

El problema es aún más grave cuando se consideran los asociados para el desarrollo. En el caso de ocho de los 11 indicadores y subindicadores utilizados para monitorear la adhesión de los asociados para el desarrollo en relación con los CB, los datos no estaban disponibles o eran insuficientes para los 37 países. En otros dos casos, los datos eran insuficientes o no estaban disponibles para los asociados para el desarrollo en todos los países excepto uno. Esto significa que no se disponía de ningún resultado sobre la adhesión de los asociados para el desarrollo de los CB clave, como el fortalecimiento y la utilización de los sistemas nacionales (Comportamiento 2) y el uso de una plataforma de información y rendición de cuentas mutua (Comportamiento 3). Se disponía sistemáticamente de datos sobre un solo indicador de asociados para el desarrollo. 

Estas lagunas de datos no solo dificultan mucho la creación de una imagen del estado actual del sector, sino que también socavan gravemente uno de los principios fundamentales del proceso de supervisión de los CB: que, al supervisar el desempeño tanto de los asociados para el desarrollo como de los gobiernos, el proceso fomentaría la rendición de cuentas mutua entre los grupos interesados de SWA.

Fortalecimiento de la elaboración de informes para garantizar la rendición de cuentas

Hasta cierto punto, estas lagunas de datos no son sorprendentes; siempre se supo que el monitoreo de los CB empujaría a los socios de SWA a salir de su zona de confort. De hecho, gran parte del valor del proceso radica en centrar la atención en cuestiones importantes que el sector no ha rastreado ni informado anteriormente. En muchos sentidos, las propias lagunas de información revelan importantes lecciones.

El proceso también se basa en datos disponibles públicamente de fuentes existentes, decisión deliberada tomada para evitar crear una carga adicional en un panorama de información ya lleno de gente. Sin embargo, esto significa que depende de la fuerza y el alcance de las iniciativas existentes de monitoreo y elaboración de informes, que a su vez dependen de la aportación activa de los agentes de WASH y de los que no tiene que ver con este sector. Esto también hace más probable que tomará tiempo para que los ajustes se filtren y que la recopilación de los datos necesarios se convierta en algo común. 

Sin embargo, si se quiere hacer realidad el valor del proceso de monitoreo de los CB, especialmente como herramienta para garantizar que los socios de SWA se responsabilicen mutuamente de los comportamientos de fortalecimiento del sistema, es vital que los socios adopten medidas urgentes para empezar a subsanar estas lagunas de datos. Esto significa explorar las oportunidades de utilizar indicadores alternativos y/o fuentes de datos y reforzar la elaboración de informes de los asociados mediante las iniciativas de monitoreo en las que se basan los perfiles de los países en torno a los CB. En particular, los socios de SWA deben asegurarse de participar en la actual ronda de monitoreo del Análisis y evaluación mundiales del saneamiento y el agua potable de ONU-Agua (GLAAS), e informar exhaustivamente sobre todos los indicadores necesarios para crear un panorama de su desempeño en relación con los CB.

Solo de esta manera los CB pasarán de los principios impresos a un marco tangible para evaluar la eficacia de la cooperación para el desarrollo en el sector WASH.

Clare Battle tuitea bajo el nombre de @Clare_B