Cómo navegar por entornos de desarrollo complejos con programación adaptativa

4 min read
WaterAid/ Tom Greenwood

Los profesionales del desarrollo trabajan en entornos complejos y en constante cambio. ¿Cómo aprendemos y nos adaptamos para sortearlos y cumplir con nuestra misión? David Shaw, responsable de Aprendizaje y Eficacia, analiza las nuevas directrices de WaterAid Australia para un enfoque que integra la programación adaptativa con una teoría de cambio.

Los profesionales del desarrollo están alentando cada vez más a las ONG a trabajar de manera adaptativa y orientada hacia el aprendizaje, especialmente si desean apegarse a un programa de fortalecimiento del sistema . Si bien hay una creciente cantidad de publicaciones que promueven la adopción de métodos más flexibles y receptivos a la práctica del desarrollo, se ha publicado relativamente poco que respalde realmente esta forma de trabajar.

Trabajar en todo el sistema significa enfrentar complejidades

El desarrollo es un proceso complejo, pero a menudo el trabajo dedicado a este aspecto no se realiza de una manera que reconozca, o responda a, esa complejidad.

Como parte de nuestro enfoque a nivel de todo el sistema, en WaterAid intentamos transformar los sistemas nacionales, regionales y locales (incluidas las instituciones, la infraestructura y los recursos) necesarios para brindar servicios de suministro de agua, saneamiento e higiene (WASH, por sus siglas en inglés) sostenibles y equitativos. Para ello, trabajamos con una diversidad de organizaciones, que incluyen Gobiernos nacionales y subnacionales, organizaciones de la sociedad civil y el sector privado, miembros de la comunidad, donantes y personal. Las personas de estas organizaciones tienen diferentes políticas, relaciones, educación, experiencias e incentivos que influyen en su forma de pensar y actuar.

Por lo tanto, la naturaleza de nuestra labor y el entorno en el que trabajamos son complejos.

Nuestra guía para apoyar la planificación, el monitoreo, la evaluación y el aprendizaje

Nuestro enfoque de la programación adaptativa ha evolucionado en los últimos cinco años, con base en la práctica experimental, al aplicar y adaptar diferentes conceptos y marcos para descubrir qué funciona para nosotros. Reconociendo la complejidad de nuestro trabajo, nuestro manual Guía para apoyar la planificación, el monitoreo, la evaluación y el aprendizaje establece nuestra perspectiva de la programación adaptativa. En él se describe cómo usamos los principios de programación adaptativa para:

  • Planificar y diseñar iniciativas orientadas al aprendizaje.
  • Monitorear el progreso (tanto para rendir cuentas como para aprender).
  • Administrar los asuntos de manera adaptativa, en función de los cambios, pruebas y oportunidades.

La guía está estructurada en torno a seis componentes que consideramos críticos para apoyar la planificación, el monitoreo, la evaluación y el aprendizaje a través de un enfoque de programación adaptativo. Utilizamos la teoría de cambio para ayudar a estructurar el proceso de diseño y gestión, sobre la base de un compromiso absoluto con el análisis continuo de contexto y la toma de decisiones impulsada por el aprendizaje. Hemos descubierto que el desarrollo de una teoría del cambio apoya un proceso de diseño más robusto. Una teoría de cambio identifica supuestos clave y proporciona un punto alrededor del cual se pueden hacer adaptaciones.

(Derecha) Jemima, 12 años, estudiante de sexto grado, fuera del baño de niñas con sus amigos (M-L) Bonni y Chanel en la escuela primaria Ginigolo-Gunugau, distrito de Rigo, Papúa Nueva Guinea. Octubre de 2018.
De izquierda a derecha: Bonni, Chanel y Jemima, estudiantes de sexto grado, fuera del baño de las niñas en su escuela en el distrito de Rigo, Papúa Nueva Guinea.
WaterAid/Tom Greenwood

Una manera de monitorear mejor el trabajo para el fortalecimiento del sistema

Estamos convencidos de que esta forma de pensar y trabajar es ideal para monitorear de manera más eficaz el cambio del sistema, que ha sido reconocido como un reto clave en el trabajo de fortalecimiento de los sistemas.

Recientemente, utilizamos la guía para revisar el diseño y los marcos de monitoreo y evaluación de dos proyectos, financiados por el programa Agua para la Mujer del Departamento de Relaciones Exteriores y Comercio (DFAT, por sus siglas en inglés), en Papúa Nueva Guinea y Timor-Leste. El proceso de revisión permitió reflexionar de manera crítica sobre el contexto y los cambios intermedios identificados inicialmente para los resultados de los proyectos.

Al proporcionar una estructura y un proceso para cuestionar si las hipótesis se acumularon a la luz de nuevas pruebas, la guía permitió a los equipos identificar y responder de manera práctica a las preguntas emergentes. Apoyar esta respuesta flexible e informada es fundamental para la programación adaptativa y garantizar que los proyectos sigan siendo pertinentes y eficaces.

¿Usted qué opina?

Nos gustaría saber cómo podemos mejorar nuestros procesos y sistemas a fin de perfeccionar continuamente la manera en que facilitan la programación adaptativa. Y nos gustaría aprender de la experiencia que han tenido otros con la aplicación de métodos similares a las iniciativas de fortalecimiento de los sistemas de WASH, o de programas de desarrollo en términos más generales.

David Shaw es responsable de Aprendizaje y Eficacia en WaterAid Australia @dshaw76

Siga la política, la práctica y la incidencia política de WaterAid en Twitter @WaterAid y WaterAid Australia @WaterAidAustralia