Convertir el cobre en agua: utilizar los recursos naturales de Zambia para ayudar a poner fin a la pobreza del país en materia de agua y saneamiento

Thumbnail
WaterAid/Chileshe Chanda

Isabel Mukelabai, Jefa de Políticas, Comunicaciones y Campañas en WaterAid Zambia, y John Garrett, Analista Superior de Políticas de Finanzas para el Desarrollo en WaterAid, sostienen que una mayor transparencia y una buena gestión de las industrias extractivas de Zambia podrían marcar una diferencia fundamental en las perspectivas de progreso en materia de agua, saneamiento e higiene y con respecto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Un nuevo informe de WaterAid y Moore Stephens, «Mineral Rights to Human Rights» , evalúa la manera en que las industrias extractivas (IE) contribuyen a la economía nacional y al alcance de las acciones para fortalecer la movilización de recursos internos para el WASH y el desarrollo. Zambia es el octavo productor mundial de cobre y el sexto productor más grande de cobalto. Las IE generan directamente el 70% de los ingresos de exportación de Zambia, el 30% de los ingresos públicos (US$1.500 millones) y el 10% del PIB, y emplean al 1,7% de la población. Sin embargo, su predominio pone al país en una situación de vulnerabilidad. Por ejemplo, la combinación del descenso de los precios del cobre con la escasez de lluvias y el racionamiento de energía provocó prácticamente una crisis económica en el período 2015-2016.

Zambia commodity prices
Source: IMF Article IV surveillance, 2017
Figura 1: Índice de precios de productos básicos en Zambia

En los últimos años, las IE han movilizado una inversión extranjera directa sustancial, incrementado los volúmenes de producción e invertido en mejorar la infraestructura social en el Cinturón del Cobre, pero el informe concluye que hay margen para que contribuyan mucho más a satisfacer las necesidades de desarrollo del país. Es necesario mejorar la transparencia y la gestión para que el país logre una buena relación calidad-precio gracias a su rica base de recursos naturales, aborde su arraigada desigualdad y cierre sus importantes brechas de financiamiento para alcanzar los ODS. La transición a una economía global con bajas emisiones de carbono ofrece una oportunidad para Zambia. pues el cobre y el cobalto serán minerales fundamentales para sustentar la transición.

Las IE generan pocos ingresos públicos

Históricamente, el gobierno de Zambia ha proporcionado numerosos incentivos financieros a las empresas mineras en la forma de bajos impuestos y regalías, lo que ha asegurado condiciones favorables para ellas. Estas políticas les han permitido hacer nuevas grandes inversiones, pero a la vez han generado relativamente pocos ingresos para el gobierno. Los ingresos públicos como porcentaje del PIB se situaron en el 17,3% en 2017, cifra ligeramente superior al umbral estimado necesario para financiar incluso las funciones básicas del Estado.

Un estudio calcula que Zambia perdió en promedio más de US$300 millones anuales en el período comprendido entre 1998 y 2011. Otro resalta singularidades en las relaciones comerciales del país con Suiza, como el hecho de que en las cuentas nacionales de Suiza no se hayan registrado más de US$28.000 millones de exportaciones.

Zambia share of income and population living in poverty.
Figura 2: Participación de Zambia en los ingresos por decil y población que vive en la pobreza, 2015 (%)

 

Influencias extraterritoriales en un país sin litoral

Parte del problema es la poca orientación en torno a la fijación de precios de transferencia, el mecanismo por el cual se establecen los precios para valorar las transacciones dentro de una misma empresa multinacional. El gobierno está tomando medidas para abordar este problema, pero la dependencia de las empresas mineras más grandes con respecto a los paraísos fiscales extraterritoriales, como las Islas Vírgenes Británicas, plantea la duda de quiénes se están beneficiando realmente de la riqueza de recursos naturales de Zambia. Paradójicamente, los centros financieros extraterritoriales tienen una gran influencia en Zambia, un país sin litoral. A pesar de su reciente graduación como economía de ingresos medios, Zambia sigue enfrentando un alto nivel de pobreza extrema, que se sitúa en el 40,3%, y de desigualdad, con un coeficiente de Gini de 0,69.

Considerando el análisis anterior, está claro que las IE pueden contribuir significativamente al aumento de la movilización de recursos internos para el WASH. Según datos del gobierno, 6,3 millones de zambianos no tienen acceso a agua limpia y apta para el consumo y 6,5 millones carecen de acceso a servicios básicos de saneamiento. Una cuarta parte de la población rural practica la defecación al aire libre. Cada año, los brotes de cólera provocan muertes que podrían prevenirse completamente. ¿Por qué Zambia no ha logrado cambiar en gran medida este statu quo? Las razones de ello se relacionan en parte con el financiamiento crónicamente bajo del sector WASH, debido al cual la prestación de servicios es muy deficiente y no se respeta el derecho de las poblaciones vulnerables a estos servicios.

Abordaje de las brechas de financiamiento y los cuellos de botella

El costo anual estimado del acceso al agua, al saneamiento y a la higiene básicos se cifra en US$186 millones de aquí a 2030. El gasto corriente de los hogares, el gobierno y el financiamiento externo es de alrededor de US$154 millones. Sin embargo, el acceso a instalaciones de WASH gestionadas de forma segura (véanse las metas 6.1 y 6.2 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible) significará un costo más de diez veces superior al actual. También hay importantes cuellos de botella en el financiamiento del sector: ineficiencias de la administración pública relacionadas con desembolsos de financiamiento tardíos y erráticos, la incapacidad de atraer financiamiento alternativo con una mejor gobernanza del sector y la falta de un mecanismo de financiamiento adecuado que apoye debidamente al sector. Estos problemas han puesto en gran riesgo la prestación de servicios, que sigue siendo inaceptablemente baja, en particular de saneamiento urbano y agua y saneamiento en las zonas rurales.

Zambia's water and sanitation budget allocations from 2009-2017
Sources: Compiled from GRZ Yellow Book - 2009-2017
Gráfico 3: Asignaciones presupuestarias de abastecimiento de agua e higiene de Zambia para 2009-2017 (millones de millones de dólares)

 

Recomendaciones del informe

¿Cómo puede Zambia mejorar este panorama y "convertir el cobre en agua" a fin de que todos los ciudadanos tengan acceso a agua de buena calidad, libre de contaminantes, en las cantidades adecuadas y a una distancia y en un tiempo razonables? El informe concluye con varias recomendaciones:

  • Aplicar rigurosamente las recomendaciones de la Iniciativa para la Transparencia en las Industrias Extractivas (EITI) para combatir la corrupción y hacer frente a la evasión fiscal. El Gobierno también debe legislar sobre la divulgación de la propiedad efectiva de las empresas.

  • Realizar auditorías forenses del sector de las IE de forma periódica. Estas auditorías deben estar a disposición del público para permitir el escrutinio por parte de las comunidades locales y la sociedad civil.

  • Establecer un fondo delimitado por anillos para el ODS 6 y los ODS. Con la supervisión del gobierno central y local y de la sociedad civil, esto podría actuar como un poderoso mecanismo para captar ingresos adicionales de la IE y mejorar la gestión financiera pública.

  • Apoyar iniciativas internacionales que ofrezcan oportunidades para fortalecer la DRM, incluyendo la Iniciativa Tributaria de Addis, los Inspectores Tributarios Sin Fronteras, la Erosión de la Base y el Cambio de Beneficios (BEPS) y la Plataforma para la Colaboración en Impuestos.

  • Planificar sobre la base de un horizonte a largo plazo en el interés nacional. La transición a una economía mundial con bajas emisiones de carbono ofrece una gran oportunidad para Zambia: el cobre y el cobalto tendrán un papel cada vez más importante. El Gobierno debe velar por que su gestión del sector de la IE —desde una perspectiva económica, social o ambiental— redunde siempre en el interés a largo plazo de Zambia y de sus ciudadanos.