Cuatro cosas que ayudan a los servicios de agua a combatir la pandemia del COVID-19

on
17 April 2020
WaterAid/ Vlad Sokhin

El acceso a un suministro confiable de agua potable es una necesidad humana fundamental que, en una emergencia sanitaria mundial, se vuelve crucial para sobrevivir. Vincent Casey describe las principales amenazas a los servicios de agua durante la pandemia por COVID-19, y cómo mitigar los desafíos para garantizar que más personas puedan acceder a suministros vitales.

Lavar las manos con agua y jabón es una medida fundamental contra la propagación de COVID-19. Además, los suministros confiables de agua potable son vitales no solo para lavarse las manos, sino también para mantener limpios los hogares y los centros de salud. Pero, a pesar de esta necesidad esencial de agua potable para hacer frente a una pandemia, 2 mil millones de personas no tienen agua gestionada de forma segura, lo que significa que tienen dificultades para acceder a un suministro limpio y confiable cerca de casa.

La realidad es que los servicios rurales y urbanos de suministro de agua en los países donde trabajamos ya están sujetos a interrupciones. Estos factores se deben a fuentes de energía intermitentes, a la inversión en continuidad de los servicios, a la deficiente recuperación de los costos, a la insuficiente dotación de personal; y a la dependencia de la infraestructura envejecida y deteriorada. La pandemia por COVID-19 ha planteado nuevos desafíos, ya que el personal clave de los proveedores de servicios se esfuerza por asistir al trabajo debido a enfermedades o problemas de transporte, y se han interrumpido las cadenas de suministro de productos químicos esenciales para el tratamiento (como el cloro).

Existen varias amenazas asociadas con COVID-19 desde la perspectiva del suministro de agua

Nos preocupan los vínculos entre COVID-19 y el suministro de agua porque:

  • El acceso inadecuado a los suministros de agua repercute en la higiene y la limpieza, poniendo en peligro la salud y exacerbando la pandemia.
  • La interrupción de los servicios de suministro de agua actuales y la desconexión de los hogares más pobres y no remunerados aumentan el riesgo de que se produzcan otros brotes de enfermedades.
  • Existe una posibilidad de transmisión de coronavirus en las instalaciones comunitarias de suministro de agua debido al contacto con superficies contaminadas, como grifos y manivelas de bombas manuales, y la falta de distanciamiento social.
  • Es probable que el aumento de la carga de recolección de agua recaiga sobre las mujeres y los niños.
Hombres y mujeres haciendo fila para recolectar agua de una bomba manual en la región de Bundelkhand en Uttar Pradesh, India.
WaterAid/Prashanth Vishwanathan
Hombres y mujeres haciendo fila para recolectar agua de una bomba manual en la región de Bundelkhand en Uttar Pradesh, India.

Nuestro trabajo en el suministro de agua tiene cuatro objetivos principales

  1. Garantizar que los hogares y los centros de salud con atención inadecuada cuenten con agua suficiente para satisfacer las necesidades básicas (como el lavado de manos y la limpieza).
  2. Apoyar a los proveedores de servicios para mantener la continuidad del servicio con una interrupción mínima y promoverla para los hogares de bajos ingresos durante la pandemia.
  3. Reducción del riesgo de transmisión de COVID-19 en las instalaciones comunitarias de suministro de agua.
  4. Continuar impulsando a nivel local, nacional y mundial los sistemas WASH para que sean más sólidos a fin de garantizar el liderazgo, la gobernanza, la coordinación, la integración, el financiamiento, la rendición de cuentas y la capacidad adecuados para prestar servicios sostenidos e inclusivos a todos a largo plazo.

Gestión de los riesgos durante la pandemia

Hemos cambiado nuestras formas de trabajar para gestionar los riesgos asociados a la pandemia por COVID-19. Esto significa que todos los equipos de WaterAid en todo el mundo están cumpliendo con las restricciones del gobierno sobre traslado y distanciamiento social y coordinando el apoyo a través de nuestros socios (gobiernos nacionales y locales, municipios, empresas de servicios públicos, organizaciones de la sociedad civil, trabajadores sanitarios y operadores de agua) que emplean trabajadores responsables de la prestación de servicios esenciales. Si bien estos trabajadores clave normalmente están exentos de restricciones de traslado, debemos asegurarnos de que nuestro trabajo con ellos no los ponga en peligro inmediato. 

También debemos asegurarnos de que su trabajo no ponga a nadie más en riesgo de contraer coronavirus. Estamos pensando en cómo podemos apoyar razonablemente a nuestros socios para garantizar que también gestionan adecuadamente la exposición al riesgo, especialmente para las mujeres y las personas marginadas o con mayor riesgo de contraer la enfermedad.

Una respuesta coordinada y específica para el contexto para garantizar los servicios de suministro de agua

Nuestro objetivo es coordinarnos con los socios para apoyar los esfuerzos del gobierno y los proveedores de servicios para ofrecer servicios inclusivos de suministro de agua durante esta emergencia sanitaria mundial. Hemos recibido solicitudes de los gobiernos para prestar apoyo en muchos de los países en los que trabajamos, y estamos coordinándonos activamente con ellos.

Cada contexto es diferente, y nuestra capacidad de respuesta varía de un país aotro, debido a nuestras propias limitaciones de financiamiento y recursos. En la mayoría de los casos, estamos estableciendo contacto con otros organismos a través de grupos nacionales de agua, saneamiento e higiene (WASH) para coordinar la labor, y los esfuerzos se informan mediante las directrices sobre WASH de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Nuestra labor de servicios de suministro de agua forma parte de nuestra respuesta más amplia de WASH a la pandemia por COVID-19, que también abarca la higiene y el saneamiento. Actualmente, gran parte de nuestro trabajo se centra en las zonas urbanas y periurbanas, debido a la proximidad a las estructuras del gobierno central y a la facilidad de acceso a medida que los traslados se hacen cada vez más difíciles, pero estamos tratando de aumentar progresivamente nuestro apoyo en las zonas rurales.

Hombres utilizando una de las dos estaciones de lavado de manos que instalamos en Mardan Medical Complex, Pakistán, fuera de sus centros de cuarentena y emergencia con la ayuda de IRSP Pakistán durante la respuesta al COVID-19.
WaterAid
Hombres utilizando una de las dos estaciones de lavado de manos que instalamos en Mardan Medical Complex, Pakistán, fuera de sus centros de cuarentena y emergencia, con nuestros socios IRSP Pakistán.

El trabajo que realizamos a través de nuestros socios se rige por los cuatro objetivos mencionados anteriormente e incluye:

  • Apoyar a los gobiernos y proveedores de servicios para identificar y priorizar zonas y centros de salud con atención inadecuada mediante la prestación de datos de nivel de servicio.
  • Facilitar recursos para la rehabilitación rápida de fuentes de agua no funcionales sencillas de reparar.
  • Promover formas de mantener el distanciamiento social en las instalaciones comunitarias de suministro de agua. En zonas donde hay largas fiales en las instalaciones, existe la necesidad de espaciar la demanda por agua. Algunos gobiernos, municipios y operadores pueden estar implementando o planeando implementar tácticas cuando hay escasez de agua, espaciando la demanda mediante el suministro de tanques de agua cerca de fuentes comunitarias de agua llenadas con camiones cisterna. Por ejemplo, para evitar filas, algunos operadores están diciendo a los usuarios que dejen sus contenedores en los punto de abastecimiento de agua y vuelvan a recogerlos cuando los hayan llenado los trabajadores de los operadores. Algunos operadores han trazado marcas espaciales en el suelo que muestran dónde pararse para mantener distancias seguras. Y algunos de nuestros socios minoristas en el país han proporcionado letreros de sus tiendas promoviendo el distanciamiento social para su exhibición en puntos de abastecimiento de agua. Queremos fomentar estas y otras ideas destinadas a mantener el distanciamiento social en dichos puntos.
  • Promover la desinfección regular de superficies en puntos de abastecimiento de agua para limitar la posibilidad de transmisión de coronavirus entre personas a través de grifos y manivelas de bomba. Esto puede hacerse utilizando lejía doméstica diluida, como se establece en la guía de la OMS.
  • Apoyar a los socios para proporcionar suministros temporales adicionales de agua en zonas y centros de salud, con atención inadecuada, con tanques de agua llenados con camiones cisterna.
  • Propugnar que los servicios públicos y los proveedores de servicios mantengan los suministros de agua para los hogares que se ven afectados por pérdidas de ingresos (y no los desconecten) y proporcionen agua a zonas de bajos ingresos con atención inadecuada y centros de salud. Algunos proveedores de servicios han decidido proporcionar agua gratuita a las zonas de bajos ingresos durante la pandemia; apoyamos esto como medida temporal.
  • Llegar a los socios de las organizaciones de la sociedad civil para informar sobre los impactos reales en general.
  • Trabajar con proveedores de servicios y socios de empresas de servicios públicos para desarrollar planes de continuidad de servicios y equidad (donde aún no existan) para garantizar que las operaciones cruciales estén cubiertas durante y después de la pandemia.
  • Siempre que sea posible, apoyar a los proveedores de servicios para adquirir suministros esenciales, como productos químicos (por ejemplo, cloro), piezas de repuesto y fuentes de alimentación de reserva (generadores, combustible) para garantizar la continuidad del servicio y ampliar el servicio a las zonas con atención inadecuada.
  • Abogar para que los proveedores de servicios reciban suministros de energía continuos, incluso durante la pérdida de carga, para garantizar la continuidad del servicio.
  • Promover la seguridad del agua y el tratamiento y almacenamiento seguro del agua en los hogares para mitigar el contagio de enfermedades.
  • Promover la recolección de agua, la limpieza de las instalaciones de agua y saneamiento y la práctica de la higiene como responsabilidad de todos, no solo de las mujeres.
  • Impulsar la creación de sistemas WASH confiables para garantizar el liderazgo, la gobernanza, la coordinación, la integración, el financiamiento, la rendición de cuentas y la capacidad adecuados para prestar servicios sostenidos e inclusivos a todos a largo plazo.

Nuestros esfuerzos de respuesta pueden mitigar las vulnerabilidades actuales y nuevas

En todo esto, somos conscientes de que, incluso dentro de los grupos marginados en los que siempre nos centramos, los efectos más duros de la pandemia por COVID-19 recaerán en aquellos que ya se enfrentan a los mayores desafíos y desigualdades. En este blog explicamos cómo podemos trabajar para mitigar las vulnerabilidades actuales y nuevas en nuestra respuesta.

A medida que apoyamos las respuestas comunitarias, nacionales y mundiales a la pandemia de coronavirus, continuaremos trabajando en el fortalecimiento del sistema para garantizar que las personas de todo el mundo tengan acceso duradero al agua potable y al saneamiento. En esta emergencia sanitaria mundial, el acceso a un suministro confiable de agua potable es absolutamente clave para sobrevivir. La necesidad es inmediata y urgente, pero debemos seguir esforzándonos por encontrar soluciones a largo plazo, protegiendo a los más marginados ahora y contra futuros brotes.

Vincent Casey es gerente sénior de WASH en WaterAid UK. Su Twitter es @VINNYCASEY2.

Siga la información periódica actualizada sobre nuestra respuesta global a la pandemia por COVID-19.