De los compromisos a la acción: ¿qué se hará para integrar el agua, el agua y la nutrición en Etiopía?

7 min read
WaterAid/ Genaye Eshetu

En el mundo, más de uno de cada cinco niños sufren retraso del crecimiento; y en Etiopía, más de uno de cada tres. Ante la creciente evidencia empírica de las conexiones entre la desnutrición y la insuficiencia de agua, saneamiento e higiene, WaterAid y Action Against Hunger investigaron cómo hacer frente a estos dos desafíos, a nivel de políticas y sobre el terreno. Tseguereda Abraham, Teklemariam Ayalew y Rebecca Heald comentan su estudio de caso.

Aunque Etiopía ha logrado algunos progresos significativos en materia de agua, saneamiento y nutrición en la era de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, todavía tiene un largo camino por recorrer. El 39,1% de la población tiene acceso al menos al agua básica; el 7,1%, al menos al saneamiento básico; y apenas el 1%, al menos a la higiene básica. 1

La desnutrición es un gran desafío y amenaza para la salud pública. Uno de cada diez niños etíopes menores de 5 años sufre desnutrición aguda y casi uno de cada cuatro tiene un peso inferior al normal. Más de uno de cada tres padece retraso del crecimiento, lo que daña irreversiblemente su desarrollo físico y cognitivo, y limita su prosperidad futura. 2,3

El acceso a servicios de agua apta para el consumo y al saneamiento y la higiene (WASH) es un factor determinante de la salud y la nutrición maternoinfantil, especialmente durante los primeros 1.000 días de vida del niño transcurridos entre su concepción y los dos años de edad. Las estimaciones mundiales sugieren que una cuarta parte del retraso del retraso del crecimiento deben a cinco o más episodios diarréicos durante los dos primeros años de vida. Y hay estudios que muestran que el saneamiento deficiente es el segundo factor principal de riesgo de retraso del crecimiento en todo el mundo. 5

WaterAid Etiopía y Action Against Hunger (ACF) Etiopía, conscientes de las fuertes conexiones entre la insuficiencia WASH y la desnutrición y de los avances que se podrían lograr con la coordinación del trabajo sobre estos temas, dan prioridad a la integración de los sistemas WASH y la nutrición en sus estrategias.

Haimanot, madre de tres hijos, lavando la cara de su hijo Esubalew con un nuevo grifo de la empresa de servicios públicos, instalado para ella y sus vecinos. Finote Selam, Gojjam Occidental, Amhara, Etiopía.
Haimanot lavando la cara de su hijo Esubalew con un nuevo grifo de la empresa de servicios públicos, instalado para ella y sus vecinos. Gojjam Occidental, Amhara, Etiopía.
WaterAid/Behailu Shiferaw

Evaluación de éxitos, desafíos y oportunidades, y recomendaciones

En 2017, ACF, SHARE y WaterAid investigaron y produjeron La receta para el éxito, en la que analizamos los enfoques que los gobiernos (incluido el de Etiopía) y los donantes están adoptando para integrar la nutrición y el WASH. Destacamos las formas en que se estaban logrando progresos y exhortamos a los encargados de tomar decisiones a cambiar de mentalidad y de maneras de trabajar e inviertan en la integración efectiva para mejorar la salud infantil.

Desde que se publicó el informe, WaterAid Etiopía y ACF Etiopía han actuado conjuntamente para llamar la atención sobre el tema, entre otras cosas, colaborando con el Movimiento WASH Etiopía y la Coalición Etíope para el Escalamiento de la Nutrición (SUN). Con miras a inspirar y orientar nuevas medidas de los gobiernos y los donantes a nivel nacional y global , hemos recopilado lecciones de tres países que han progresado en la promoción de una colaboración e integración más estrechas de las políticas y programas nacionales de nutrición y agua, saneamiento e higiene: Madagascar, Camboya y Etiopía (PDF) .

Con la finalidad de evaluar los éxitos, desafíos y oportunidades, y formular recomendaciones para una mayor integración del WASH y la nutrición en Etiopía, entrevistamos a las principales partes interesadas de los gobiernos nacionales y subnacionales, los organismos donantes bilaterales y multilaterales, y las ONG. En nuestro estudio de caso From commitments to action: accelerating integration of nutrition and water, sanitation and hygiene (WASH) in Ethiopia (PDF) , exploramos cómo el progreso a nivel de políticas se está traduciendo en acción a nivel de distrito.

Etiopía se ha comprometido a erradicar la desnutrición

Encontramos fuertes indicios de progreso a nivel de las políticas. El gobierno de Etiopía ha reconocido de alguna manera la importancia del WASH en la lucha contra la desnutrición, y recientemente asumió algunos compromisos políticos importantes con un enfoque multisectorial integrado para erradicarla. El WASH se incluye como parte del enfoque multisectorial en el Programa Nacional de Nutrición II (2016—2020), que tiene por objeto mejorar la coordinación interministerial. Y la Declaración de Seqota de 2015, cuyo nombre alude a la tristemente célebre ciudad que fue el epicentro de las catastróficas hambrunas de 1974 y 1985, representa un compromiso público de alto nivel de escalamiento del enfoque nacional integrado para poner fin al retraso del crecimiento en 2030.

Asimismo, refleja el firme compromiso del gobierno de mejorar la nutrición y reconocer su importancia en la promoción del desarrollo sostenible. El woreda (distrito) de Seqota está probando un enfoque multisectorial de la nutrición, por medio de la modelización de las dificultades para acercar a los diferentes actores. Con una vulnerabilidad histórica a la sequía y la inseguridad alimentaria, la desnutrición ha golpeado con fuerza al distrito, por lo que el impacto de una iniciativa multisectorial exitosa sería enorme.

El OWNP (ONE WASH National Program) es el enfoque sectorial de Etiopía, una plataforma de múltiples partes interesadas con un plan integrado para lograr el acceso universal. La fase II del ONE WASH ha identificado la importancia de la nutrición y tiene como objetivo ampliar la escala de la Guía de WASH para bebés,cuyos temas centrales son el agua apta para el consumo, la eliminación segura de las heces infantiles y la creación de entornos protectores.

Semira haciendo pan de maíz para el desayuno. Zona de Alaba, sur de Etiopía.
Semira haciendo pan de maíz para el desayuno. Zona de Alaba, sur de Etiopía.
WaterAid/Genaye Eshetu

Pero la implementación presenta dificultades

Nuestras principales recomendaciones para el sector se centran en el seguimiento. Insistimos en el WASH sensible a la nutrición debe ser una prioridad absoluta, respaldada por una mayor coordinación, la rendición de cuentas, la asignación presupuestaria, el fortalecimiento de capacidades y datos fiables sobre los factores determinantes de la desnutrición y las deficiencias de WASH

En Etiopía, el woreda o distrito es el nivel más bajo de la estructura gubernamental en el que se puede implementar la integración del WASH y nutrición. Para hacerlo con eficacia, es esencial tener en cuenta los indicadores de nutrición al planificar las inversiones. Y las partes interesadas de los sectores de WASH y nutrición a nivel de woreda deben tener claridad en cuanto a las funciones y responsabilidades. También deben entender por qué es importante integrar el WASH y la nutrición, y cómo se puede lograrlo.

Para aumentar la rendición de cuentas de los actores a todos los niveles, es necesario mejorar la elaboración de informes sobre las acciones integradas de WASH y nutrición. Los woredas deberían apoyar la implementación de programas en esta área incluso mediante la focalización geográfica de los proyectos de WASH en los puntos críticos de la malnutrición.

Las estructuras de coordinación del ONE WASH a nivel de woreda deben ampliarse para incluir a expertos en woreda del departamento de nutrición, y el programa debería informar sobre los objetivos y planes conjuntos.

Gedamnesh con su bebé de cinco meses Nazreth. Pueblo de Mazoria, SNNPR.
Gedamnesh con su bebé de cinco meses Nazreth. Pueblo de Mazoria, SNNPR.
WaterAid/Behailu Shiferaw

Es crucial acelerar las acciones multisectoriales

Cada vez hay más pruebas que sugieren que los vínculos entre las deficiencias de WASH y la nutrición son aún más fuertes de lo que se creía. Para eliminar las causas subyacentes e indirectas de la desnutrición y reducir el retraso en el crecimiento, es fundamental adoptar medidas en múltiples sectores.

El compromiso de Etiopía a los más altos niveles es alentador, pero aún queda mucho por hacer para traducirlo en acciones y resultados, mediante la planificación conjunta, la fijación de objetivos y la vigilancia tanto de los indicadores de nutrición como los del agua, el saneamiento y la higiene.

Lea el texto completo de nuestras recomendaciones y nuestro estudio de caso

Tseguereda Abraham es Jefa de Fortalecimiento Sectorial en WaterAid Etiopía, Teklemariam Ayalew es Técnica de WASH en Advisor Action Against Hunger Ethiopia, y Rebecca Heald es Editora Digital en WaterAid UK e investigadora en este proyecto.

Referencias

1 OMS y UNICEF (2017). Progress on drinking water, sanitation and hygiene: 2017 update and SDG baselines. Ginebra: Organización Mundial de la Salud (OMS) y Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Licencia: CC BY-NC-SA 3.0 IGO.
2 Scaling Up Nutrition (2018).Ethiopia Country Profile 2018.
3 Central Statistical Agency (CSA) [Ethiopia] e ICF (2016). Ethiopia Demographic and Health;Survey 2016. Addis Ababa, Etiopía, y Rockville, Maryland, EE.UU.: CSA e ICF.
4 Walker CL, Rudan I, Liu L et al. (2013). Global burden of childhood pneumonia and diarrhoea. The Lancet 381 (9875):1405-16.
5 Danaei G et al. (2016). Risk Factors for Childhood Stunting in 137 Developing Countries: A Comparative Risk Assessment Analysis at Global, Regional & Country Levels. PLoS Medicine;13(11): e1002164.