El ciclo de políticas y prácticas: mejorar el agua y el agua en los centros de salud en Tanzania

6 min read
WaterAid/ James Kiyimba

Mientras los Ministros de Salud se preparan para reunirse en la Asamblea Mundial de la Salud dentro de una semana, Twaha Mubarak, gerente sénior de Programas, y Priya Sippy, directora de Comunicaciones y Campañas de WaterAid Tanzania, comentan sobre la importancia de contar con la perspectiva de múltiples actores para mejorar el acceso al agua, el saneamiento y la higiene (WASH) en los centros de salud (HCF, por sus siglas en inglés). 

En julio de 2018, WaterAid Tanzania, y una pequeña delegación de Canadá, visitaron la región de Geita para ver la implementación de nuestro proyecto WASH en los HCF en dos distritos. En nuestro trayecto hacia el Dispensario Kakora, escuchamos canciones y cánticos, así como vimos desfilar coloridos kangas (indumentaria tradicional de las mujeres) mientras los miembros de la comunidad iban y venían preparándose para recibirnos. 

Pocos meses antes de esta visita, el dispensario, la escuela primaria y la comunidad no tenían acceso a agua potable, por lo que los miembros de la comunidad se veían obligados a caminar largas distancias para buscar agua en pozos poco profundos. Kakora es solo una de las 12 aldeas de Geita donde hemos estado implementando WASH en los HCF, con el apoyo del Gobierno de Canadá a través de Global Affairs Canada.

Influencia en los planes de desarrollo de Tanzania

Desde 2014, WaterAid Tanzania ha estado trabajando para mejorar los servicios de WASH en los HCF, como parte de la causa prioritaria global de WaterAid — Healthy Start. En los últimos años hemos pasado por un ciclo constante de políticas y prácticas para brindar servicios de WASH en los HCF, emprendiendo investigaciones y cambios en las políticas, junto con cambios reales en campo. 

Esta labor ha contribuido a que el proyecto WASH en los HCF gane terreno en el plan nacional de desarrollo de Tanzania, dirigido por el Ministerio de Salud, Género, Desarrollo Comunitario, Adultos mayores y Niñez (MoHGCDEC, por sus siglas en inglés), e integrado en el Programa de desarrollo del sector de recursos hídricos, dependiente del Ministerio de Agua. De hecho, el Gobierno se comprometió recientemente a garantizar que 1,000 HCF dispongan de servicios de WASH para el 2021, promesa que hemos acogido con gran gusto. 

Jonathan M. Mhogota, 65 años, presidente del pueblo de Nyamalimbe en reunión con miembros del equipo de salud del pueblo, pueblo de Nyamalimbe, distrito de Geita, Tanzania, junio de 2018.
Jonathan M. Mhogota, 65 años, presidente del pueblo de Nyamalimbe en reunión con miembros del equipo de salud del pueblo, pueblo de Nyamalimbe, distrito de Geita, Tanzania, junio de 2018.
WaterAid/James Kiyimba

Uso de la investigación para generar soluciones eficaces

Para entender la situación real en campo, cada proceso debe comenzar con una investigación. En 2014, nos asociamos con Soapbox Collaborative y SHARE para llevar a cabo investigaciones sobre cómo mejorar la salud materna en Zanzíbar a través de servicios de WASH mejorados. Las conclusiones indicaron difícil acceso a agua potable y saneamiento y una brecha en las prácticas de higiene entre los empleados sanitarios de primera línea. 

Mediante actividades de cabildeo y participación, el Ministerio de Salud elaboró un manual de capacitación sobre WASH en los HCF dirigido a los empleados sanitarios de primera línea. Este manual se centra en las mejores prácticas de higiene, la gestión de residuos sanitarios y la limpieza ambiental general para reducir las infecciones intrahospitalarias, y posteriormente se ha implementado en Zanzíbar.

Mientras tanto, en Tanzania continental en 2015, WaterAid comenzó a trabajar en el aspecto práctico de las cosas, con las ONG locales SEMA y AMREF Health Africa, para implementar un proyecto WASH en los HCF en Singida, que incluyó 21 centros. 

Este proyecto combinó tres componentes principales:

  • Mejora de la salud reproductiva maternoinfantil (RMNCH, por sus siglas en inglés)
  • WASH
  • Salud y derechos sexuales y reproductivos (SRHR, por sus siglas en inglés).

El manual de capacitación sobre WASH en los HCF para personal sanitario de primera línea en Zanzíbar se puso a prueba en esta zona, antes de su lanzamiento en diciembre de 2016.

Durante la fase de construcción en Singida, identificamos una laguna en un documento de políticas que especifica las normas mínimas para el diseño, operación y mantenimiento, y para la presupuestación, entre otras cosas, del proyecto WASH en los HCF del país. Posteriormente, WaterAid Tanzania, en colaboración con el UNICEF y el MoHGCDEC, inició un proceso de consulta nacional para elaborar esas directrices. A finales de 2017, el Ministerio de Salud respaldó y lanzó oficialmente las directrices nacionales para los servicios de WASH en los HCF.

Aunque este es un primer paso importante, ahora debemos volver nuestra atención a la práctica, lo cual significa garantizar la implementación y aplicación de las directrices al construir nuevos centros de salud, y mejorar las instalaciones actuales para que cumplan con dichas pautas.

Hasta ahora, hemos estado utilizando las directrices en nuestro propio proyecto en Geita, como se mencionó anteriormente, financiado por Global Affairs Canada. Siguiendo las directrices, hemos utilizado diferentes tecnologías, como la energía solar y la captación de agua de lluvia para garantizar un suministro de agua limpio y sostenible.

Trabajadores sanitarios del centro de salud de Kashishi inspeccionando un tanque de agua elevado en proceso de instalación, centro de salud de Kashishi, distrito de Geita, Tanzania, junio de 2018.
Trabajadores sanitarios del centro de salud de Kashishi inspeccionando un tanque de agua elevado en proceso de instalación, centro de salud de Kashishi, distrito de Geita, Tanzania, junio de 2018.
WaterAid/James Kiyimba

¿Qué hemos aprendido de nuestra experiencia con los servicios de WASH en los HCF hasta ahora?

Para realizar un trabajo eficaz en materia de políticas y prácticas, debemos reunir pruebas e involucrar al Gobierno en todos los niveles

Para influir en las políticas nacionales, es necesario trabajar estrechamente con el Gobierno y documentar pruebas, tales como obstáculos institucionales, mejores prácticas y otros entornos propicios. Para nosotros, eso significó trabajar directamente con el MoHGCDEC, que dirigió el proceso de creación de las pautas de los servicios de WASH en los centros de salud en Tanzania continental, y con el Ministerio de Salud de Zanzíbar, en la elaboración del manual de capacitación para personal sanitario de primera línea. La participación del Gobierno ayuda a asegurar que se convierta en una prioridad clave para el país y en un interés común para los Gobiernos regionales y locales.

Del mismo modo, para garantizar que esta mejor práctica informada se implemente y mantenga, se necesita la participación del gobierno local. En WaterAid utilizamos un método distrital, es decir, comenzamos a trabajar a nivel de distrito, con la intención de ir ampliando nuestra labor a las partes restantes del distrito y otros distritos. Asegurar la participación del Gobierno puede favorecer la obtención de más recursos para el proyecto, y ayuda a mantenerlo y sostenerlo después de que los representantes de WaterAid hayan partido.

Es necesaria la coordinación entre las partes interesadas para lograr un impacto nacional

Actualmente, hay múltiples actores realizando diversos proyectos de WASH en los HCF en pequeña escala. Lo que falta es un programa nacional destinado a aplicar las directrices a gran escala. Para lograr un verdadero cambio, y hacerlo rápidamente, necesitamos una intervención a nivel nacional para lanzar proyectos de WASH en los HCF, donde participen todos los grupos de interés clave.

El proceso apenas está comenzando para Tanzania, con el Ministerio de Salud citando que tenemos más de 6,000 centros de salud en el país, el 50 % de los cuales tiene acceso a WASH. Sin embargo, los dos conjuntos de directrices constituyen un primer paso importante, y debemos continuar el ciclo de políticas y prácticas para lograr cambios duraderos y sostenibles.

El Gobierno de Tanzania es uno de los varios Estados miembros que liderarán los debates mundiales sobre los servicios de WASH en los HCF en la próxima Asamblea Mundial de la Salud, incluida la presentación de una propuesta de resolución formal. WaterAid insta a todos los Estados miembros, de todas las regiones y niveles de ingresos, a respaldar esta resolución como el comienzo de un cambio radical en el destino de las inversiones y las medidas a implementar.