Fortalecimiento de los sistemas tanzanos para llegar a más personas con agua, saneamiento e higiene

on
20 September 2018
Thumbnail

Para llegar a todos necesitamos grandes cambios en la inversión y la prioridad política. Sin embargo, los pequeños cambios en la planificación e implementación de los servicios de agua, saneamiento e higiene pueden marcar una gran diferencia en la calidad de los servicios y cambiar vidas. Priya Sippy y Nicas Petro comparten lo que los participantes tanzanos aprendieron de un programa de capacitación sostenible en materia de agua y saneamiento.

Cuando se piensa en mejorar el acceso al agua, el saneamiento y la higiene (WASH) en las comunidades más marginadas, lo que viene a la mente a menudo es construir nuevos grifos y retretes. Pero, ¿qué hay de observar las formas en que trabajamos y las formas en que trabajan nuestros socios —como el gobierno local, las empresas de servicios públicos y los asociados para el desarrollo—? ¿Pueden los cambios individuales y organizativos influir también en el progreso hacia el ODS 6?
En 2016, WaterAid Tanzania comenzó a trabajar con Niras y WaterAid Suecia en la iniciativa de Agua y Saneamiento Urbano Sostenible (SUWAS) del Programa Internacional de Capacitación (ITP). El programa, financiado por el Organismo Sueco de Cooperación Internacional para el Desarrollo (OSDI), utiliza el poder del intercambio de conocimientos y el fomento de la capacidad para mejorar la planificación y la aplicación de los servicios urbanos de agua, saneamiento e higiene. Su objetivo no es simplemente llegar a más personas, sino hacerlo de manera sostenible y equitativa.

Identificación de los desafíos

El primer programa de capacitación de SUWAS comenzó en 2016. En la actualidad abarca cinco países africanos: Tanzania, Kenia, Uganda, Ruanda y Zambia.

Seis participantes de Tanzania se inscribieron en la clase ITP SUWAS África, cada participante se centró en un proyecto de cambio, analizando los desafíos que enfrentan en su organización que retrasan el progreso en el acceso a WASH. Entre los participantes figuraron el Oficial Regional de Salud y el Ingeniero Regional de Agua del Gobierno Regional de Manyara, dos miembros del personal de la Dirección de Agua y Saneamiento de Babati (BAWASA), el Director de País de la ONG Dorcas y un representante del Ayuntamiento de Babati.

El programa duró unos 15 meses y se dividió en cinco fases. Una de las fases consistió en una capacitación programada de tres semanas de duración en Suecia, y en otra los participantes visitaron Uganda. Durante estas visitas, la delegación tuvo la oportunidad de conocer diferentes tecnologías y planificación urbana, estimulando ideas que podrían recuperar y aplicar en sus propios contextos para fortalecer los sistemas WASH.


Uno de los temas clave que surgieron de todos los proyectos de los participantes fue la falta de coordinación entre los actores de la región, que ha venido afectando el suministro de WASH en diversos aspectos, como el financiamiento, las adquisiciones y contrataciones, y el nivel de agua no contabilizada (sin pago), que son altos. La empresa de servicios públicos de la ciudad, BAWASA, informó que estaba registrando alrededor de 48% de agua no contabilizada, lo que significaba menos ingresos para reparaciones y ampliación de servicios. Observaron que un problema clave era la coordinación, porque cuando otros organismos gubernamentales realizaban obras de construcción, cortaban tuberías de agua, lo cual ocasionaba desperdicios de este recurso y pérdidas de dinero.

Además, BAWASA no contaba con mecanismos de retroalimentación o comunicación con los miembros de la comunidad, por lo que cuando la infraestructura sufría daños, no había ningún sistema que les permitiera denunciarlo.

Inspiración para mejoras

Por medio del programa ITP SUWAS, BAWASA identificó formas de mejorar la comunicación y la coordinación entre las partes interesadas. Después de una visita a Suecia, que incluyó el Puerto Marítimo Real de Estocolmo, la delegación se sintió motivada al conocer la manera en que las partes interesadas habían planificado y construido la nueva zona de la ciudad. Evans Simkoko, Oficial Regional de Salud, explicó: «Lo más útil que he aprendido del programa ITP SUWAS es sobre la planificación colaborativa. En Estocolmo, vimos cómo las partes interesadas de todos los sectores se reunieron para planificar la nueva zona urbana, se involucraron desde el nivel comunitario hasta el nivel nacional, y pensaron en la forma de conectar la ciudad con la naturaleza».

BAWASA adoptó medidas para reducir el agua no contabilizada, incluidas la organización de reuniones periódicas de las partes interesadas y la participación de todos los organismos que prestan servicios en la ciudad. Estas reuniones han contribuido a mejorar la planificación y coordinación de las obras de construcción y reparación, lo que ayudará a proteger la infraestructura de la ciudad. Las partes interesadas firmarán pronto un memorando de entendimiento, en el que se resumirá el procedimiento de colaboración entre ellas.

La empresa también ha creado algunos mecanismos de comunicación, p. ej., un grupo en WhatsApp en el que participan los socios, para compartir y obtener información fácilmente. Además estableció un centro de llamadas gratuitas para que los clientes puedan comunicarse directamente con ella para reportar cualquier fuga o daño.

Beneficios notables

A lo largo de un año, BAWASA ha observado algunos cambios —que incluyen una disminución del 8% en el agua no contabilizada— resultantes de su compromiso de comunicarse y coordinarse con los grupos de partes interesadas. Iddy Msuya, Director General de BAWASA, comentó lo siguiente:

Les aconsejaría a otras empresas de servicios públicos que no piensen que necesitan mucho dinero para reducir el agua no contabilizada. Si colaboran estrechamente con los ciudadanos, pueden enseñarlos a proteger los servicios y obtener rápidamente información sobre los daños a la infraestructura.

El programa ITP SUWAS ha contribuido a demostrar el poder de la comunicación. Dado que ya se cuenta con una gran experiencia en el ámbito del WASH, el intercambio de conocimientos y experiencias con las partes interesadas de todo el mundo ha resultado invaluable para los participantes a medida que ahora avanzan con sus proyectos de cambio.

Para llegar a todos, necesitamos inversión y capital. Sin embargo, por el momento este programa ha demostrado que los cambios pequeños en la forma en que trabajamos pueden marcar una gran diferencia, y esperamos dar acceso a más personas a agua potable, retretes decentes e higiene adecuada.

Priya Sippy es Gerente de Campañas y Comunicaciones en WaterAid Tanzania. Nicas Petro es Gerente Senior de Programas. Vea las últimas noticias de WaterAid Tanzania @WaterAidTZ