Gestión del conocimiento 3: otra dimensión

4 min read
Thumbnail
WaterAid/Mani Karmacharya

La gestión del conocimiento está detrás de varios elementos cruciales para nuestro esfuerzo por aumentar nuestra responsabilidad ante las personas para y con las que trabajamos. El autor invitado Pete Cranston y Aditi Chandak, asesor de aprendizaje y conocimiento de WaterAid, presentan la siguiente fase de la revisión de gestión del conocimiento de WaterAid.

En 2016, escribimos dos un blogs sobre la revisión de Gestión de conocimientos (KM) de WaterAid UK. En nuestro último blog, compartimos cómo buscamos y comunicamos historias de éxito en torno al aprendizaje y a la KM, y cómo mantener conversaciones positivas que nos ayudarán a aprender. Recientemente, comenzamos la siguiente fase del trabajo: un “proyecto acelerador del conocimiento y el aprendizaje“. En este blog presentamos este proyecto y nos centramos en algunas formas prácticas para fortalecer el aprendizaje y KM.

Todo nuestro trabajo de KM se centra en el objetivo principal de WaterAid: “desarrollar formas de trabajo nuevas y reforzadas que nos permitan maximizar nuestro impacto“. La mejora del aprendizaje y las habilidades y los procesos de KM también son fundamentales para la planificación, el monitoreo, la evaluación y la elaboración de informes (PMER) exitosos. Estos son elementos cruciales para aumentar nuestra responsabilidad ante aquellos para quienes y con quienes trabajamos. Además, la KM es importante para generar evidencia para influir, defender y difundir con eficacia el conocimiento para permitir el fortalecimiento y el cambio del sector.

Durante los próximos 18 meses, trabajaremos en cuatro países para explorar formas en las que las personas, los equipos y los líderes puedan integrar el aprendizaje mejorado y el intercambio de conocimientos en su agenda empresarial cotidiana.

Personas, equipos y líderes

Al sintetizar los resultados de la revisión, nos quedó claro que una forma práctica de avanzar en lo que WaterAid podría aprender de las buenas prácticas era centrarse en tres niveles:

1. Personas

El cambio sostenible comienza en el nivel de las actitudes y acciones personales, y las personas cambian la forma en que se comportan y actúan con otras. Constantemente, nos encontramos con el personal de WaterAid, a todos los niveles, que eran modelos para sus colegas en, por ejemplo, cómo buscaban constantemente cuestionar; buscar aprender sobre lo que funciona bien y no tan bien; colaborar con otros para abordar los desafíos e integrar el aprendizaje; y responder de manera entusiasta y voluntaria a las solicitudes de ideas y apoyo.

Las capacidades personales, las habilidades, las preferencias de aprendizaje y comunicación y los patrones de trabajo influyen en la forma en que una persona se involucra con su contexto laboral. La cultura de trabajo en cada lugar influye enormemente en la eficacia de los esfuerzos individuales en el aprendizaje y el intercambio de conocimientos, especialmente en términos de motivación del personal. Y, por supuesto, el compromiso de recursos y liderazgo desde instancias superiores es necesario para apoyar un estándar mínimo en comunicación y otras competencias relevantes para el aprendizaje.

Sin embargo, una variedad de opciones depende de las personas, por ejemplo:

  • Qué priorizar
  • Cuánto cuestionar los supuestos y las prácticas actuales: ser críticamente reflexivos
  • Si debe buscarse aprender desde fuera del contexto inmediato
  • Si se debe hacer el esfuerzo de compartir ideas, innovaciones y lecciones de manera más amplia

Surgieron seis temas principales:

  • Selección: filtrar e intercambiar información relevante para proyectos concretos
  • Comunicación eficaz con otros
  • Reflexión crítica sobre la práctica actual
  • Redes y conexión
  • Aprendizaje

Las competencias que describen las buenas prácticas en estas áreas pueden utilizarse como lista de comprobación o para el desarrollo del personal.

2. Equipo

Las personas trabajan en equipo, ya sea organizadas por proyectos o programas, o por estructuras organizativas. Presentar una visión de cómo trabajan los mejores equipos de la organización puede proporcionar un criterio para la comparación. En esta sección, surgieron cinco temas del estudio:

  • El aprendizaje es el centro de los planes y actividades de equipo.
  • La práctica de intercambio de conocimientos atiende las preferencias de aprendizaje individuales, enriquece el programa global y captura el aprendizaje de otros lugares.
  • La comunicación facilita el flujo de información y conocimientos en toda la organización.
  • Asociación y creación de redes
  • Obtención de conocimientos

3. Líderes

La administración siempre es alentadora y a menudo facilita las actividades de aprendizaje.

La dirección es sumamente solidaria para reflexionar, aprender y compartir.

Estas dos citas del personal de WaterAid Bangladesh y WaterAid Madagascar son típicas de los colegas entrevistados en la revisión de KM. Ilustran la conclusión central y nada sorprendente: que el impulso y el apoyo del liderazgo sénior son esenciales para establecer y alimentar una cultura de aprendizaje e intercambio de conocimientos de apoyo.

Otro resultado de la revisión fue una sencilla herramienta de revisión de la cultura de KM para que los equipos directivos utilicen con su personal para comprender las percepciones actuales de cómo la cultura apoya el intercambio eficaz del conocimiento y el aprendizaje. El resultado puede formar una línea de referencia en la que puede medirse el progreso.

Proyecto acelerador de conocimientos y aprendizaje

Este proyecto de 18 meses nos brinda la oportunidad de fortalecer el aprendizaje y KM en los proyectos seleccionados del programa por países. El proyecto acelerador tiene como objetivo permitir que los equipos y el personal sean más eficientes y sistemáticos en cuanto a cómo reflexionan sobre el progreso y comparten el aprendizaje. Comenzó con la evaluación e identificó deficiencias que se incorporarán al plan de acción.

Seguiremos escribiendo blogs sobre el proyecto mientras analizamos cómo aprender de los hallazgos de la herramienta de evaluación, y la mejor manera de llevar adelante las recomendaciones para fortalecer el aprendizaje y KM en el ritmo diario de los negocios.