La gestión de los lodos fecales: una vía fundamental para la gestión segura del saneamiento

on
25 July 2018
Thumbnail

La mayoría de las personas en pueblos y ciudades del sur de Asia dependen de baños que no están conectados a las alcantarillas. Con la duplicación de la población urbana mundial para 2050, la necesidad de garantizar la eliminación segura de desechos es cada vez más urgente. Jaison Thomas, Gerente Regional de Financiación de WaterAid para Asia del Sur, alude al discurso de lodos fecales en la región, haciendo referencia a las reflexiones de la VII Conferencia de Asia Meridional sobre Saneamiento (SACOSAN) en Islamabad.

Eliminar la defecación al aire libre es sólo el primer paso para garantizar que todos hayan gestionado de forma segura los servicios de saneamiento, como se describe en el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 6. En Asia meridional, donde la mayoría de las personas utilizan inodoros in situ y la cobertura de alcantarillado es limitada, la gestión de lodos fecales (MLF), que implica desde vaciar pozos de materia fecal y transportar los lodos hasta las plantas de tratamiento y su eliminación) es fundamental para garantizar servicios gestionados de forma segura.

El propósito de los ODS 6 es abordar el saneamiento más allá del acceso a los inodoros, para incluir el manejo seguro de excrementos. El informe JMP de 2017 mostró que 4.5 mil millones de personas no cuentan con saneamiento gestionado de forma segura. No aparecen aquí a los países de Asia meridional debido a la falta de datos. Comprender e implementar opciones para la gestión segura de excrementos es un paso importante hacia el cumplimiento de las ambiciones de los ODS.

En la VII Conferencia de Asia Meridional sobre Saneamiento (SACOSAN), celebrada en abril, los gobiernos de Asia meridional reconocieron la importancia de la MLF. Sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer para comprender plenamente lo que se requiere en el contexto de Asia meridional, incluyendo lo que significa para la planificación a largo plazo, el desarrollo de marcos normativos apropiados, la implementación de soluciones escalables y la garantía de recursos financieros adecuados. Los países de la región necesitan un cambio drástico en el establecimiento de prioridades políticas y la financiación de la MLF, junto con sistemas de vigilancia robustos, intercambio de conocimiento y fomento de las innovación.

El caso de la MLF en el Sur de Asia: un costo considerable

Más de la mitad de los hogares urbanos en seis de los ocho países de la región dependen del saneamiento in situ (Sri Lanka 87%, Bután 75%, Bangladesh 65%, Afganistán 67%, Nepal 65%, India 54%, Pakistán 22%, Maldivas 1%)1 en lugar de alcantarillado, con una tendencia creciente a utilizar fosas sépticas. No se dispone de datos confiables sobre la frecuencia del desenlodamiento, tratamiento o eliminación segura de los lodos fecales, lo que en cierto modo indica la deficiencia en la política, servicio y monitoreo.

Hoy en día, en la India, el país más populoso del sur de Asia, alrededor del 50% de los hogares urbanos están conectados a redes de alcantarillado, y el 41% depende de instalaciones sanitarias in situ (Censo 2011). Las evaluaciones realizadas en algunas ciudades han demostrado que una parte significativa de las aguas residuales que ingresan al sistema de alcantarillado no son tratadas. Y gran parte del lodo de la fosa séptica generado por las instalaciones in situ se desecha sin tratamiento en cuerpos de agua, desagües, vertederos, terrenos abiertos, etc.

Roton Chandra Das frente a su único baño utilizado diariamente por 30 personas. Gojaria Para, Gazipur, Bangladesh.
WaterAid/H&M Foundation/GMB Akash/Panos
Roton Chandra Das frente a su único baño utilizado diariamente por 30 personas. Gojaria Para, Gazipur, Bangladesh.

La situación es similar en otros países de Asia meridional, causando una amplia gama de problemas ambientales y de salud que afectan de forma desproporcionada a los más pobres. El Banco Mundial estima que el costo regional de un saneamiento inadecuado (en términos de muerte, enfermedad, pérdida de tiempo, educación, productividad, etc.) equivale a una cantidad descomunal de US$65 mil millones de dólares, lo que equivale aproximadamente a un promedio del 6% del PIB de los países de Asia meridional. Los hogares urbanos del quintil más pobre tienen el mayor impacto económico per cápita por un saneamiento inadecuado de 1700 rupias ($37.55), más del doble del quintil más rico, debido a su falta de capacidad para soportar el impacto acumulado de múltiples pérdidas.

El grupo de expertos internacionales Boston Consulting Group informa que la población urbana mundial se duplicará para 2050, con aproximadamente el 35% de las personas viviendo en barrios marginales.Observar esta tendencia en el contexto de Asia meridional plantea la urgente necesidad de que los gobiernos de cada país adopten medidas conjuntas para subsanar las deficiencias en la política de saneamiento urbano, la planificación y los servicios inclusivos.

La necesidad actual y futura de un mejor saneamiento urbano en la región plantea tanto soluciones de saneamiento in situ como de alcantarillado, tanto en sistemas descentralizados (como las plantas de tratamiento de lodos fecales) o centralizados (plantas de tratamiento de aguas residuales). Una combinación de soluciones respondería a las diversas realidades a las que se enfrentan las ciudades (terrenos difíciles, falta de espacio, población dispersa, etc.) y garantizaría que todos se beneficiaran de una prestación adecuada de servicios de saneamiento.

Planificación urbana

Se necesitan urgentemente propuestas urbanas integrales para gestionar de forma segura los desechos humanos a lo largo de toda la cadena de saneamiento. Esto requiere de una planificación a largo plazo, una reforma institucional que incluya un marco normativo y reglamentario adecuado, fortalecimiento de capacidades, innovación técnica y movilización financiera.

Aunque los países del sur de Asia reconocen que la MLF es importante y que se están quedando atrás, una pregunta crítica de ellos podría ser "¿cómo ponemos en práctica la MLF?" El estudio de WaterAid Una historia de ciudades limpias: Ideas para la planificación del saneamiento urbano desde Ghana, India y Filipinas muestra cómo tres ciudades han avanzado hacia el saneamiento de toda la ciudad. Algunos de los impulsores clave del progreso han sido el liderazgo político, los defensores del saneamiento a nivel municipal, la colaboración y los recursos.

Diagram showing the sanitation chain from capture to reuse.
Adapted from 'Sanitation Value Chain' by Bill & Melinda Gates Foundation (BMGF).
La cadena de saneamiento

Es necesario que las partes interesadas del sector sanitario y el liderazgo político en Asia meridional fomenten esos ejes impulsores para hacer realidad el "saneamiento urbano para todos", y la planificación debe adaptarse a la fase de desarrollo del saneamiento en la ciudad. Además, una serie de herramientas (incluyendo los Diagramas de flujo del excremento, SaniPlan, conjunto de recursos para la MLF y el Pronóstico de cambio) se pueden adaptar para la planificación del saneamiento urbano.

Notas de debate de SACOSAN

La mesa redonda plenaria en el evento paralelo MLF SACOSAN VII, organizado por WaterAid y con la participación de representantes gubernamentales clave y expertos en el tema, indicó que, aunque la mayoría de los países reconocen la MLF como un paso crítico hacia el objetivo final de un saneamiento gestionado de manera segura para todos, todavía falta un largo camino por recorrer para alcanzar esa meta. Al parecer están buscando ciudades occidentales con 100% de cobertura de alcantarillado y plantas de tratamiento de aguas residuales como el objetivo final, y una MLF como un paso intermedio hacia ello. Sin embargo, este enfoque sigue siendo un punto de debate serio entre los expertos en saneamiento urbano y los encargados de formular políticas.

Algunos de los países hablaron de las medidas necesarias para garantizar que las plantas de tratamiento de aguas residuales existentes sean plenamente funcionales, mientras que otros hablaron de sus experiencias sobre pruebas piloto sobre MLF en algunas ciudades.

Algunas notas concretas de los representantes de los países fueron las siguientes:

  • Pakistán subrayó la necesidad de abordar las cuestiones técnicas que afectaban a la funcionalidad de las plantas de tratamiento de aguas residuales existentes. La cuestión de la adquisición de tierras para plantas de tratamiento similares para las ciudades es un reto importante, y es necesario estudiar sistemas adecuados para garantizar que los lodos fecales se traten o eliminen de forma segura.
  • Nepal reconoció que todavía se encuentran en las etapas iniciales de abordar la MLF y esperaría avanzar en la aplicación pruebas de soluciones de tratamiento apropiadas, mientras se establece el marco regulador e institucional correspondiente.
  • Afganistán compartió detalles sobre su planta piloto de tratamiento de lodos fecales en Kabul, qué tan adecuada la encontraban considerando el terreno y la población aislada, así como su plan de escalamiento de enfoques similares en otras ciudades del país.
  • Sri Lanka compartió que las plantas de tratamiento de lodos fecales, respaldadas por directrices normativas y reguladoras, han sido una parte fundamental de sus planes de saneamiento urbano desde hace algún tiempo. Están buscando escalar el enfoque en más ciudades y examinar modelos de desarrollo comercial utilizando opciones adecuadas de tratamiento y reutilización.
  • La India describió el papel activo de la sociedad civil por conducto de la Red de MLF para lograr que el Gobierno avance en materia de políticas, financiación y acción sobre el terreno. Muchas ciudades importantes de la India están implementando el tratamiento conjunto como parte de las plantas de tratamiento de aguas residuales, mientras que los municipios más pequeños evalúan las plantas de tratamiento de lodos fecales.

El evento paralelo creó cierto espacio y buena voluntad entre algunos de los actores gubernamentales clave de cada país, lo que les permitió reconocer el problema y compartir conocimientos y buenas prácticas.

Todavía queda un camino por recorrer antes de que los líderes políticos pongan su peso detrás de la MLF como parte crítica del saneamiento urbano, financiación y acción a nivel de suelo.

Mientras tanto, es importante que los actores de la sociedad civil como WaterAid y otras partes interesadas del sector continúen creando controversia; compartan modelos buenos, innovadores y escalables que muestren claramente los beneficios de este enfoque, especialmente para los pobres; y garanticen la salud y el bienestar de la comunidad en general a nivel urbano.

1 Programa Conjunto OMS/UNICEF de Monitoreo del Abastecimiento de Agua, Saneamiento e Higiene (washdata.org).
Saneamiento urbano - por qué se necesita una cartera de soluciones, documento de trabajo BCG, diciembre de 2014.