Lo que África debe aprender para resolver su crisis de saneamiento

on
8 February 2019
WaterAid/ Genaye Eshetu

Este año, los gobiernos africanos no pueden permitirse el lujo de no invertir en la solución de la crisis de saneamiento, dice Chilufya Chileshe. En vísperas de las conferencias AfricaSan y FSM5, resalta lo que los líderes pueden aprender de la India para acelerar el progreso en materia de saneamiento.

Pese a los retrocesos de la democracia y el estancamiento del crecimiento económico que estamos presenciando, es un momento emocionante para los africanos. En todo el continente, los ciudadanos activos están mostrando su voluntad de impulsar el progreso mediante protestas y participación.

Los gobiernos también han mostrado algunos progresos recientemente. Tan solo en 2018, el Consejo de Ministros Africanos del Agua:

  • encargó un trabajo de elaboración de directrices generales de saneamiento
  • concluyó el monitoreo de los compromisos de Ngor en materia de saneamiento e higiene y organizó cinco talleres subregionales para examinar y validar los resultados
  • reunió a representantes de los países en la Semana del Agua en África para seguir aprendiendo y compartiendo maneras de acelerar el progreso en el acceso al agua, el saneamiento y la higiene.

Lamentablemente, la realidad cotidiana de la mayoría de los africanos exige que se preste mayor atención al saneamiento, especialmente en las zonas rurales y en los asentamientos urbanos no planificados, donde vive la mayoría de los pobres. Esto es cada vez más urgente puesto que el Banco Mundial pronostica que en 2030 el 50% de los africanos vivirán en zonas urbanas.

El estudio de WaterAid Estado de la higiene en África meridional —una evaluación de de políticas y estrategias de diez países— muestra que el saneamiento higiénico es el comportamiento de higiene mejor representado en los objetivos y metas de las políticas y estrategias nacionales. Pero está muy lejos de ser abordado adecuadamente.

Las cuatro P del progreso enla India

Vale la pena compartir algo de inspiración de la Misión Swachh Bharat (SBM), una campaña nacional dirigida por el gobierno indio. A pesar de sus dificultades, la SBM ofrece a los gobiernos africanos valiosas ideas para que los gobiernos africanos las prueben, las emulen y las apliquen con el fin de acelerar el progreso en materia de saneamiento. He aquí cuatro puntos esenciales para lograrlo, que se resumieron acertadamente como las "cuatro P" en la sesión de clausura de la Convención Internacional de Saneamiento Mahatma Ghandi el pasado mes de septiembre:

  1. Lavoluntad política y el liderazgo son un primer paso vital para establecer objetivos y plazos ambiciosos. Los dirigentes africanos deben ser más audaces y crear un sentido de urgencia para captar la atención y generar impulso y mantenerlo. Esto debe ir acompañado del compromiso de fomentar mecanismos de aprendizaje, innovación, adaptación y reformas progresistas. Los Presidentes de Ghana, Nigeria y Sudáfrica han hecho declaraciones para manifestar su compromiso con el saneamiento. Ahora resta ir más allá de las palabras y reunir el financiamiento y otro capital político necesarios para motivar el cambio.
  2. A la voluntad política debe seguirle el financiamiento público. La falta de recursos financieros disponibles para el saneamiento casi siempre ocupa el primer lugar en todas las listas de obstáculos para el progreso. En algunos países (Eswatini, Zambia, Nigeria) se están realizando esfuerzos para elaborar políticas de saneamiento o reformar las existentes. Lamentablemente, sin los fondos necesarios para implementarlas, estos esfuerzos serán infructuosos. Los gobiernos deben movilizar recursos públicos, no solo ayuda, para proveer infraestructura pública de saneamiento en beneficio de las comunidades pobres y vulnerables, y catalizar la innovación a lo largo de la cadena de saneamiento. Además, para lograr un impacto significativo, no solo deben comprometer recursos a niveles realistas sino desembolsarlos; y, lo que es más importante aún, utilizarlos para los fines previstos, guiados por objetivos cuidadosamente establecidos.
  3. Para erradicar efectivamente la defecación al aire libre y progresar en la medida necesaria para colmar la ambición de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de un saneamiento gestionado de forma segura para 2030, es esencial una coordinación adecuada de las asociaciones entre las distintas partes interesadas. Las asociaciones entre múltiples partes interesadas deben ayudar a adaptar las soluciones a las necesidades específicas de las personas pobres y marginadas; y esto tiene que incluir apoyo en la planificación en respuesta al crecimiento demográfico y el aumento de la urbanización.
  4. La participación de ciudadanos activos comprometidos es indispensable para sostener el progreso. Deben crearse mecanismos para que la gente participe en diversos niveles de la toma de decisiones, la implementación, la creación de demanda y, sobre todo, el cambio de comportamiento en materia de higiene. El uso estratégico y amplio de todos los medios de comunicación para sensibilizar al público debe ser fundamental para catalizar la participación. La SBM nos enseñó que la creación de impulso debe basarse en un «movimiento popular», en hacer del saneamiento una aspiración nacional y un deber ciudadano en vez de una mera empresa gubernamental. Especialmente las mujeres deben participar en formas de empoderamiento como encargadas de tomar decisiones y agentes de cambio.

Persistencia y un sector privado fiable

La mayor parte de los lodos fecales, especialmente en las zonas urbanas, solo se están conteniendo debido a la inversión insuficiente en vaciado, transporte y tratamiento. Por ejemplo, menos del 10% de los residuos fecales en ciudades como Kampala y Lusaka se gestionan de forma segura. Esto me obliga a agregar dos P por iniciativa propia:

  • Persistencia, porque el mantenimiento de cualquier avance en el saneamiento dependerá en gran medida del cambio de hábitos de higiene, que lleva tiempo y es motivado por cuestiones contextuales y de pertinencia. Se requiere una inversión constante y una comunicación continua con mensajes inspiradores y aspiracionales, en vez de mensajes de intervenciones.
  • Para prestar servicios asequibles que se ajusten a las normas mínimas establecidas, se requiereun sector privado que socialmente consciente y fiable. Se debe ayudar a las empresas de saneamiento pequeñas y emergentes que operan en zonas desatendidas a acceder a financiamiento para ponerse en marcha e innovar, de manera que puedan crecer. En primer lugar, los gobiernos tienen que asegurar un entorno propicio para la existencia de las empresas; en segundo lugar, las instituciones de crédito, e incluso las de ayuda, deben canalizarse hacia esos innovadores. Muchas de ellas tienen el potencial de liderar la innovación y ampliar la escala de adopción de tecnologías adecuadas para el aseo, especialmente en zonas urbanas complejas y centros de crecimiento. Para ello, deben poder desarrollar sistemáticamente su capacidad para satisfacer la demanda que genera un mayor uso de inodoros. También tienen que brindar servicios adecuados a diferentes circunstancias y a las necesidades de las personas con discapacidad, las mujeres, los niños, las personas de la tercera edad y otros grupos específicos.

Los gobiernos participantes en AfricaSan no pueden permitirse el lujo de no invertir en la solución de la crisis del saneamiento

El mensaje más fuerte para los gobiernos africanos en la Conferencia sobre Saneamiento de África celebrada en Ciudad del Cabo en febrero debería ser que no pueden permitirse el lujo de no invertir en la solución de la crisis de saneamiento. Hay focos de esperanza visibles en todo el continente: desde el compromiso de Sudáfrica de eliminar las letrinas no seguras en las escuelas públicas, hasta la declaración de estado de emergencia de saneamiento en Nigeria.

Con el nivel adecuado de esfuerzo, podemos erradicar la defecación al aire libre y acercarnos al objetivo de saneamiento gestionado de forma segura para todos para 2030. Necesitamos que algunos países africanos señalen el camino mediante la coordinación multisectorial a nivel nacional y de distritos y aldeas; el monitoreo constante; la publicación de resultados; y un margen para corregir el rumbo.

 

Para obtener información actualizada sobre el sector de WASH, AfricaSan, FSM5 y otras fuentes, siga a Chileshe y WaterAid en twitter.