Lo que las empresas y las comunidades desean de la microfinanciación del saneamiento

5 min read
Thumbnail
WaterAid/Basile Ouedraogo - Janvier (41) at his sanitation shop next to a plaque with pictures and a hand washing device that he made to raise awareness of sanitation and hygiene in Bagassi, Burkina Faso.

¿Qué más debemos saber para que la microfinanciación funcione en el ámbito del suministro de agua y el saneamiento? Rémi Kaupp, asesor de Saneamiento Urbano y Resiliencia de WaterAid UK, reflexiona sobre el tema desde distintos puntos de vista: empresarios, proveedores y comunidades.

En la Semana Mundial del Agua de este año, participé en un panel organizado por Water.orgpara hablar sobre "el estado de la base de pruebas para la microfinanciación de servicios de WASH"; en otras palabras: ¿qué más debemos saber para que la microfinanciación funcione en el ámbito del suministro de agua y el saneamiento? Entre los panelistas se encontraban Sophie Trémolet (Banco Mundial), Chris Dunston (Hilton Foundation) y Deborah Foy (Opportunity International).

Las preguntas del público fueron útiles para medir lo que puede preocupar a los inversores (por ejemplo, tiempo para recuperar préstamos, qué impactos pueden esperarse). Pero quería aportar otros puntos de vista, específicamente quienes utilizan la microfinanciación, con base en los comentarios y opiniones que he escuchado. Cada uno de estos puntos de vista nos ha llevado a preguntas que merecen analizarse más detalladamente.

1. El punto de vista de los empresarios: ¿es este el financiamiento adecuado?

Hemos visto a empresas que prestan servicios de WASH, como los empresarios dedicados a la evacuación de lodos en Dar es Salaam, utilizando préstamos de microfinanciación para expandir su negocio, por ejemplo, para comprar nuevos equipos y ampliar sus áreas de cobertura. De hecho, descubrimos que los préstamos de proveedores de microfinanzas establecidos, a pesar de establecer una tasa de interés mucho más alta, eran más atractivos y eficaces que los préstamos bancarios (que eran demasiado inflexibles) y los préstamos de un fondo rotatorio que habíamos creado (con un periodo largo de amortización).

Sin embargo, los préstamos no suelen ser la mejor manera de respaldar un negocio emergente: las empresas incipientes necesitan capital inicial, inversiones iniciales e inversores dispuestos a compartir parte del riesgo. La financiación actual suele incluir subvenciones de ONG con estrictos requisitos de presentación de informes, y préstamos que impiden saltar sobre el "valle de la muerte". Como aseveré en ocasiones anteriores: "Como regla general, si usted escucha hablar de un "negocio" de saneamiento, es probable que esté considerablemente subvencionado, lo cual no refleja los sueños de una "meca en materia sanitaria". El reciente programa "Acelerador de inodoros" de la Toilet Board Coalition se esfuerza por resolver este asunto.

2. El punto de vista de los proveedores: ¿cómo podemos hacer que los servicios de WASH sean atractivos?

Otro tipo de préstamos para servicios de WASH son los que se ponen a disposición de los hogares para que puedan adquirir una conexión de agua o un retrete. A menudo ha sido difícil convencer a las instituciones dedicadas a la microfinanciación de que otorguen tales préstamos: son mayores que muchos préstamos para las pequeñas empresas, pero no aumentarán los ingresos del prestatario a corto plazo y, por lo tanto, se perciben como más arriesgados. Además, es más difícil recuperar un inodoro o un punto de abastecimiento de agua que una casa, por lo que los préstamos para servicios de WASH ofrecen menos seguridad para el prestamista.

Por lo tanto, la pregunta es: ¿cómo podemos hacer que los préstamos para WASH sean más atractivos? Hay varias innovaciones prometedoras. Por ejemplo, nuestro socio WaterShed en Camboya, que ya está a la vanguardia de la comercialización de inodoros, ahora está vendiendo Paradise Shelter, una superestructura sanitaria para ensamblar en casa que se puede instalar rápidamente a un precio más bajo que las estructuras habituales, y también puede recobrarse rápidamente si el prestatario no cumple con sus amortizaciones.

Otra área en auge es el saneamiento basado en contenedores, mediante el cual los residentes pagan un pequeño cargo inicial para instalar un inodoro con un contenedor reemplazable, y luego pagan una pequeña tarifa regular para vaciarlo de manera higiénica cuando sea necesario. Este modelo de "saneamiento como servicio" está ganando terreno en Kenia, Haití, Ghana y Madagascar. El pequeño cargo inicial hace que sea mucho más fácil para los hogares tomar el préstamo y para los prestamistas, invertir.

3. El punto de vista de las comunidades: ¿se trata solo de los servicios de WASH?

Anteriormente trabajé estrechamente con Slum Dwellers International, una red de habitantes de barrios marginales, y la Asian Coalition for Housing Rights, una red de organizaciones dirigidas por la comunidad que trabajan en asuntos relacionados con la pobreza urbana. Algo que aprendí de ellos fue que WASH es crucial, pero "al final es solo un poco de infraestructura"; han utilizado fondos comunitarios y fondos municipales para proporcionar micropréstamos a los residentes pobres, quienes realizaron diversas mejoras, como la recolección de basura, transporte, retretes, pavimentación de carreteras, mejoras en el hogar...

En su opinión, el servicio de "WASH" no es un proyecto independiente, sino una parte de mejoras domésticas u obras públicas más amplias. Por lo tanto, resulta contraproducente disponer de "préstamos para WASH" distintos que restrinjan a los prestatarios; en su experiencia, resulta más útil conceder préstamos para mejoras en el hogar, por ejemplo. Esto va en contra de los deseos de las ONG que prestan servicios de WASH como nosotros, que quieren centrar sus esfuerzos en un solo tema, pero esta no es la realidad de la vida urbana.

Centrarse en una sola cuestión también esconde una verdad inconveniente: mejorar la infraestructura básica en asentamientos informales y, a menudo, ilegales, no es un tema neutral, es una declaración política, con frecuencia el primer paso hacia la seguridad de permanencia. Las organizaciones de habitantes de barrios marginales han entendido esto y ven sus fondos y microfinanzas como herramientas para crear acciones comunitarias y mejoras comunales. Los préstamos específicamente destinados a servicios de WASH corren el riesgo de fragmentar esta acción.

Y siempre: equidad

Una última preocupación para mí es cómo la microfinanciación solo ayuda a aquellos "trabajadores pobres" que tienen suficientes ingresos para pagar un préstamo. Debemos hacer algo mejor para las familias más pobres; por ejemplo, el inspirador programa BRAC WASH combina préstamos con subsidios para los más humildes. Recientemente, revisamos cómo los subsidios pueden ser más inteligentes y aún tenemos que encontrar formas creativas de hacer que el saneamiento sea asequible para los más desfavorecidos.

Rémi tuitea como @remkau