Los Objetivos de Desarrollo Sostenible: 17 objetivos, un factor clave

6 min read
Thumbnail
WaterAid/Ernest Randriarimalala

El Objetivo 6 es un factor clave para lograr la totalidad de la Agenda 2030. La falta de acceso a los servicios de agua, saneamiento e higiene (WASH) socava los derechos humanos, exacerba la pobreza y seguirá rezagando a las comunidades más marginadas.

La Agenda 2030, los Objetivos de Desarrollo Sostenible, es ambiciosa. 17 objetivos. 244 indicadores. Para lograr esta hazaña de desarrollo mundial, debemos reconocer cómo el progreso en un ámbito contribuye al progreso en otro. El Objetivo 6 es una de las metas más interconectadas. El aumento del acceso al agua, el saneamiento y la higiene (WASH) contribuye al desarrollo económico, la reducción de la pobreza, la educación, la salud, entre otros.

Objetivo 1. Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todas partes.

La falta de acceso a los servicios WASH tiene muchos beneficios económicos y sanitarios, que se detallan a continuación. No pondremos fin a la pobreza cuando todavía haya 844 millones de personas sin acceso al agua y 2.3 mil millones de personas sin acceso al saneamiento.

Objetivo 2. Acabar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria y mejorar la nutrición, y promover la agricultura sostenible.

155 millones de niños menores de 5 años tienen retraso del crecimiento y 50 millones de niños se ven afectados por la emaciación. La mitad de estos casos crónicos de desnutrición están relacionados con infecciones causadas por un acceso deficiente a los servicios de WASH. Las infecciones reiteradas influyen en cómo se absorben los nutrientes e inhiben el desarrollo.

Objetivo 3. Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en personas de todas las edades

El acceso a servicios WASH tiene beneficios transformadores para la salud en personas de todas las edades. Reduce la mortalidad infantil, la diarrea, el cólera, la neumonía, la septicemia, el tracoma, entre otros padecimientos. En los centros de salud de los países de ingresos bajos y medianos, 38  no tienen acceso al agua, 19 % no tienen saneamiento mejorado y 35 % no tienen agua y jabón para lavarse las manos. Esta falta de servicios compromete la capacidad de prestar servicios básicos de rutina, como partos, y de prevenir y controlar las infecciones.

Objetivo 4. Garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos

Las escuelas que carecen de servicios WASH dignos tienen una mayor tasa de transmisión de padecimientos y enfermedades diarreicas, lo que deja a los estudiantes vulnerables. La falta de instalaciones de higiene menstrual hace que las niñas pierdan la escuela durante su periodo, lo que aumenta aún más las disparidades de género en la educación.

Objetivo 5. Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas

La falta de acceso a servicios WASH afecta desproporcionadamente a las mujeres. Cuando no hay instalaciones en las escuelas, clínicas y otros lugares públicos, las mujeres no pueden llevar su menstruación de manera higiénica, privada y digna. Esto tiene como resultado efectos negativos para la salud y reduce la capacidad de las mujeres para acceder a la educación y a las oportunidades económicas, lo que perpetúa las desigualdades.

Objetivo 8. Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos

La agricultura representa casi 70 % de las extracciones de agua dulce, lo que hace que el acceso al agua sea esencial para la cuarta parte de la fuerza laboral mundial que depende de la agricultura para obtener sus ingresos. 263 millones de personas dedican más de 30 minutos a recolectar agua, tiempo que podría haberse dedicado a participar en activos generadores de ingresos.

Objetivo 10. Reducir la desigualdad dentro y entre los países

El acceso a servicios WASH afecta de manera desproporcionada a las comunidades más marginadas. Las personas que viven en la pobreza, con discapacidades y en zonas rurales o barrios marginales tienen menos probabilidades de acceder a estos servicios. Esto agrava las desigualdades que ya existen en las sociedades y crea un ciclo de pobreza.

Objetivo 11. Hacer que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles

Para 2050, 70 % de la población mundial tendrá su sede en centros urbanos. Con la expansión de los barrios marginales y las zonas periurbanas, es esencial garantizar que se dé prioridad a los servicios WASH, especialmente la gestión de lodos fecales.

Objetivo 13. Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos

El cambio climático seguirá aumentando las posibilidades de fenómenos meteorológicos extremos y de inseguridad del agua. Es probable que los recursos hídricos cada vez más frágiles afecten a las comunidades más marginadas, que a menudo viven en zonas rurales y en situación de extrema pobreza.

Objetivo 14. Conservar y utilizar de manera sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible

A nivel mundial, más de 80 % de todas las aguas residuales se vierten directamente en el medio ambiente sin tratamiento, afectando las fuentes de agua y contaminando ríos, lagos y océanos. Esta contaminación afecta las fuentes de agua y, a largo plazo, altera los ecosistemas. La vida silvestre que habita estas áreas no solo se ve perjudicada, sino que también, a su vez, es perjudicial para las personas de las comunidades circundantes. Este daño ambiental cuesta miles de millones de dólares, afectando la sostenibilidad y la economía a escala mundial.

Objetivo 16. Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, proporcionar acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles

Para 2030, se espera que la población alcance los 8.5 mil millones de personas. 844 millones de personas ya viven sin acceso a los suministros básicos de agua, lo que hace más importante que nunca que los recursos del planeta se gestionen eficazmente. Con las prácticas actuales de crecimiento demográfico y gestión del agua, el mundo se enfrentará a un déficit de 40 % entre la demanda prevista y la oferta disponible de agua para 2030. Una buena gestión de los recursos hídricos, la cooperación transfronteriza y la participación de las comunidades locales son vitales a medida que se agotan los recursos y aumenta el potencial de conflicto por ellos.

Visite nuestra página de ODS para obtener más información sobre la Agenda 2030 y nuestro trabajo relacionado con el ODS 6. Este artículo se publicó por primera vez en WASHwatch el 31 de mayo de 2018.