¿Puede la tecnología móvil revolucionar el uso de datos en el sector WASH?

4 min read
Thumbnail
WaterAid/Kate Holt

El objetivo de desarrollo sostenible propuesto sobre el agua y el saneamiento es una buena noticia para la pobreza mundial, y plantea un enorme desafío. Erik Harvey, jefe de la Unidad de Apoyo a Programas de WaterAid, analiza el papel que podrían tener las tecnologías móviles como mWater para garantizar que dispongamos de los datos que necesitamos para lograrlo.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 6 propuesto, lograr el acceso universal al agua limpia y al saneamiento para 2030, es un desafío inmenso. Exigirá un cambio fundamental en la forma en la que trabajamos como sector, y, recientemente, WaterAid se comprometió de manera conjunta con una agenda común para el cambio con este fin.

Si considera que más de 650 millones de personas aún no tienen acceso al agua apta para el consumo y que, sorprendentemente, unos 2.3 mil millones (una de cada tres personas en el mundo) no tienen saneamiento, conseguir acceso sostenible para todos en todas partes es una tarea compleja. 

El poder de los datos

Los datos desempeñarán un papel integral en la consecución de este objetivo. WaterAid cuenta con un sistema de monitoreo de diez años para los programas que apoyamos. Esto nos permite a nosotros y a nuestros socios ver qué funciona y qué no funciona, lo cual nos ayuda a adaptar nuestras estrategias en consecuencia.

Desde 2014, WaterAid ha utilizado mWater para este monitoreo posterior a la implementación. mWater es una plataforma de monitoreo digital sencilla que utiliza tecnología móvil para mapear y monitorear el acceso al agua. Nos permite realizar encuestas móviles y compartir datos en tiempo real entre organizaciones. Las aplicaciones móviles funcionan en línea y sin conexión, y están diseñadas para áreas con una conexión a Internet poco fiable. Y es gratuito, gracias a la coinversión que WaterAid y otros están realizando en la plataforma.

Esto significa que los del sector WASH pueden mapear sitios físicos: puntos de abastecimiento de agua, instalaciones de saneamiento, centros de salud, hogares y escuelas. Además, cada sitio puede mapearse mediante múltiples encuestas, lo cual facilita tener una visión compartida del acceso al agua y al saneamiento a lo largo del tiempo.

El alcance de mWater a nivel mundial

Más de 4,000 organizaciones no gubernamentales, gobiernos y usuarios de investigación están mapeando y monitoreando los datos del agua a nivel mundial con mWater actualmente. Se han mapeado más de 350,000 sitios en unos 59 países.

Pero no se trata solo de recopilar datos. Lo importante es obtener información de calidad y utilizarla correctamente, junto con un mecanismo de actualización eficiente para mantener los datos relevantes y útiles. WaterAid invierte en mWater y ayuda a promover el uso de estándares e indicadores de datos comunes, alineados con los objetivos del gobierno nacional.

Es importante destacar que los gobiernos nacionales y de distrito son los que deben marcar el camino, mientras que las agencias externas, como WaterAid, deben estar disponibles para apoyar y ayudar a fortalecer la capacidad gubernamental. Los sistemas nacionales de monitoreo y evaluación deben apoyarse y establecerse, reforzarse y utilizarse, con mecanismos de actualización periódica. En pocas palabras, los gobiernos necesitan saber si los puntos de abastecimiento de agua producen agua suficiente y limpia, y cuándo se averían.

Inversión para la expansión

WaterAid invierte de forma colaborativa en mWater como herramienta sectorial con otras organizaciones como Water.org. Las soluciones tecnológicas podrían ser un apoyo significativo para el proceso de monitoreo de los ODS, por lo que es esencial hacer esto bien. Estamos buscando más formas de compartir datos a través del programa y estamos trabajando en nuevas funciones, incluidos paneles de análisis flexibles y compartibles, y la transposición del Water Point Mapper sin conexión de WaterAid. Esta funcionalidad adicional no se trata solo de datos, sino de mejorar la utilidad de mWater como herramienta de análisis e incidencia política.

En tan solo un año, WaterAid ha capacitado a todos nuestros equipos en los países en los que trabajamos para utilizar mWater. A los miembros de nuestro personal y nuestros socios les ha resultado fácil utilizar esta herramienta para la recopilación de datos a gran escala. En Bangladesh, por ejemplo, nuestra encuesta de sostenibilidad posterior a la implementación en diciembre de 2014 incluyó visitas a más de 1,200 comunidades, facilitadas con el uso de MWater. Hacer esta encuesta utilizando métodos en papel habría supuesto enormes retrasos con el costoso procesamiento de datos manual y propenso a errores.

Aún quedan desafíos por superar. Existen barreras técnicas para la colaboración, ya que algunos sistemas no pueden comunicarse entre sí, mientras que algunas organizaciones o gobiernos podrían mostrarse renuentes a compartir datos. El objetivo clave debe ser apoyar a los gobiernos con la recopilación de datos, y estamos dispuestos a contribuir al desarrollo de la tecnología que podría ayudar a los gobiernos a lograrlo.

Los datos son esenciales para la sostenibilidad

Las mejoras en los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento deben ofrecer beneficios permanentes a sus usuarios. En muchos países donde opera WaterAid, los sistemas e instituciones necesarios para garantizar la sostenibilidad son débiles o inexistentes. Las comunidades pueden tener dificultades para que los servicios funcionen por sí solas. Los servicios permanentes solo se establecerán si se crean, fortalecen y mantienen los sistemas y las instituciones necesarios para gestionarlos y sostenerlos. Los datos de calidad, la información actualizada y el intercambio de conocimientos serán fundamentales para ello.

Por lo tanto, necesitamos invertir en personas y procesos, y una fuerte voluntad política. A menos que prestemos mucha atención a la cuestión del intercambio de información y la sostenibilidad de los servicios, no alcanzaremos el acceso universal y duradero al agua, el saneamiento y la higiene para 2030.

Erik Harvey tuitea como @harerik