Realización de los sueños de saneamiento de Nigeria

5 min read
Thumbnail
WaterAid/Nneka Akwunwa

Nigeria es uno de los cinco principales contribuyentes del mundo al problema de la defecación al aire libre, a pesar de los esfuerzos que realiza el Gobierno. Erin Flynn, gerente de Investigación de WaterAid, analiza el problema de saneamiento del país y si la escalera de saneamiento ayudará a Nigeria a alcanzar sus ambiciosos objetivos.

La parte inferior de la escalera

Felicity dirige un exitoso negocio de confección de vestidos en el estado nigeriano de Enugu. Puso un pie por primera vez en la escalera de saneamiento en 2012, cuando su aldea fue “activada” (o motivada) por medio de Saneamiento Total Liderado por la Comunidad (SANTOLIC). El enfoque, que ayuda a las comunidades a evaluar su situación de saneamiento, dio lugar a que su esposo construyera una letrina básica para su hogar.

Aunque la construcción de su letrina se considera un éxito en términos de SANTOLIC, Felicity y su familia se sienten avergonzados por esta estructura básica e informan a los visitantes que el inodoro no está terminado, por lo que los dirigen a un arbusto. El inodoro a base de agua con el que sueña la familia costaría demasiado.

La historia de Felicity no es rara. Desde 2004, el gobierno nigeriano ha utilizado SANTOLIC para que las comunidades suban en la escalera de saneamiento, empezando, si es necesario, desde el método “gato” de excavar y enterrar, o por una letrina básica, pasando a un inodoro más caro y sofisticado. SANTOLIC es un componente clave de los proyectos de saneamiento, higiene y agua del Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido en Nigeria (SHAWN 1 y 2). A lo largo de los años, WaterAid ha desempeñado un papel importante en el uso y desarrollo de SANTOLIC en Nigeria y otros países, lo cual incluyó realizar un estudio de tres países en 2009.

Llegar a la cima

Sorprendentemente, a pesar del uso generalizado de SANTOLIC, las pruebas sólidas y confiables que lo apoyan en Nigeria y otros países siguen siendo relativamente escasas.

WaterAid sigue construyendo un conjunto de pruebas en Nigeria, a través del proyecto Saneamiento Total Sostenible (STS) en los estados de Ekiti, Enugu y Jigawa. Los datos y los hallazgos de la investigación formativa de 2014 proporcionaron información valiosa sobre las creencias, las prácticas y la disponibilidad de servicios comunes en materia de saneamiento. Los hallazgos revelaron mucho sobre las aspiraciones de saneamiento de los hogares de estos estados, como el de Felicity, que ascendentes y están expuestos a la vida urbana. 

Es importante destacar que los hallazgos mostraron lo siguiente: 

  • La defecación al aire libre no es segura ni conveniente y es difícil para las personas enfermas y mayores... 
    ...pero los hogares no se avergüenzan de practicar la defecación al aire libre; es mejor que empezar en la parte inferior de la escalera usando un inodoro de mala calidad. Un inodoro de mala calidad es una vergüenza para la familia. 
  • Al igual que Felicity y su esposo, la gente tiene un fuerte deseo de tener un inodoro “ideal” a base de agua, el último peldaño de la escalera de saneamiento. Tal inodoro se limpia fácilmente, se conecta a la vida urbana moderna y es estéticamente agradable... 
    ... pero esto está fuera de alcance financiero, pues cuesta entre el 44 y el 77 % del ingreso anual promedio de una familia. 
  • Hay un consenso respecto a que los inodoros dan como resultado hogares más felices y saludables, gracias en parte a enfoques como SANTOLIC... 
    ...pero se cree que estos beneficios disminuyen si el inodoro es de baja calidad. 
  • Los hogares tienen una comprensión bastante precisa de los costos que implica la construcción de un inodoro ideal (alrededor de £260)... 
    ... pero incluso cuando un hogar puede pagar un inodoro, el proceso es largo e implica varias negociaciones con diferentes proveedores.

Cómo ofrecer una mejor a los hogares

Nigeria es uno de los cinco mayores contribuyentes del mundo al problema de la defecación al aire libre, con más de 45 millones de nigerianos que la practican actualmente. Esta situación se ve agravada por la disminución de la cobertura de saneamiento del país; con base en las tendencias actuales, el nuevo objetivo mundial de cobertura universal no se alcanzará para 2030

Los gobiernos nigerianos subsecuentes han intentado mejorar las prácticas de saneamiento del país. En agosto de este año, el gobierno del estado de Ebonyi declaró ilegal defecar al aire libre (la creación de dicha ley también está en curso en el estado de Yobe) y el gobierno del estado de Akwa Ibom declaró una “guerra contra la eliminación indiscriminada de residuos”. No está claro cuáles serán las implicaciones de estas leyes en Nigeria; sin embargo, un estudio reciente de WaterAid sobre los tigres asiáticos puso de relieve la importancia del liderazgo político y los cambios en las políticas de salud pública e higiene para resolver el problema.

Marketing para el saneamiento

Basándonos en la información que hemos obtenido sobre las aspiraciones domésticas y los obstáculos de compra, el proyecto STS está ayudando a las empresas locales a desarrollar y vender inodoros de alta calidad, asequibles y deseables. A través de la investigación formativa y las pruebas repetitivas de prototipos con empresas, hemos desarrollado un nuevo inodoro a base de agua con un costo estimado de £85. 

WaterAid también ha apoyado la mejora de los modelos de marketing y ventas para eliminar algunas de las cargas de compra de los hogares. Aunque no es nuevo en el sector, este enfoque basado en el mercado será nuevo para Nigeria. Proporcionados junto con SANTOLIC y con mensajes de marketing social que reflejan el orgullo y el estatus asociados con la propiedad y el uso de un inodoro de buena calidad, esperamos que el enfoque aumente la cobertura y el uso del inodoro. 

Según el STS, el marketing de saneamiento y el SANTOLIC se evaluarán rigurosamente para ayudarnos a comprender la eficacia de cada enfoque, tanto de forma independiente como combinada. Aunque no se espera tener los resultados finales del estudio hasta 2016, ya queda claro que, para invertir la tendencia actual y acelerar el avance hacia los objetivos de 2030, Nigeria tendrá que introducir rápidamente enfoques de saneamiento complementarios que respondan al problema a gran escala. 

Los nuevos enfoques deben responder a las aspiraciones de los hogares, reducir significativamente el costo y la complejidad de comprar un producto higiénico (¡y deseable!) y garantizar la disponibilidad de mecanismos financieros para los más pobres. Al implementar estos enfoques, tal vez Nigeria no necesite una escalera para alcanzar sus ambiciosos objetivos de saneamiento después de todo.