Seis pasos hacia entornos sanitarios limpios en Camboya

7 min read
Thumbnail
WaterAid/Tom Greenwood

Channa Sam Ol, gerente de WASH y Programas de Salud de WaterAid Camboya, describe cómo el equipo está trabajando para situar el agua, el saneamiento y la higiene (WASH) en el centro de las mejoras en las instalaciones sanitarias.

Garantizar que las instalaciones sanitarias tengan agua limpia, inodoros accesibles y estaciones de lavado de manos tiene enormes beneficios, y es el enfoque clave de la actual campaña de WaterAid, Healthy Start. Previene las infecciones y la propagación de enfermedades; protege al personal, los pacientes, los cuidadores, las mujeres embarazadas y los recién nacidos; y mejora la experiencia de la atención. El informe sobre centros de salud en Materia de WASH de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF de 2015 indicaba que solo el 67 % de los centros de salud camboyanos tienen cobertura de agua potable, y no se reportaron datos sobre la cobertura de saneamiento o agua y jabón para un lavado eficaz de manos.

En WaterAid Camboya, hemos estado tomando medidas para abordar este problema urgente.

1 - Identificar dónde hay una necesidad

En 2014, comenzamos a trabajar para ayudar a Camboya a cumplir su objetivo de acceso universal al agua potable y al saneamiento para 2025. Realizamos un ejercicio de alcance para identificar las formas más estratégicas en que nuestra experiencia podría apoyar las prioridades sanitarias del país y llevar WASH al núcleo de sus políticas y programas de salud. Identificamos las necesidades de WASH en los centros de salud como una de las áreas prioritarias.

2: Comprender la situación

Para comprender de manera más detallada el estado en materia de WASH en los centros de salud, nos asociamos con el Instituto Nacional de Salud Pública para revisar los datos existentes del Ministerio de Salud e identificar hasta qué punto se monitorea WASH en los centros de salud a nivel nacional. Los hallazgos mostraron que no hay ningún documento de política que explique de forma exhaustiva los estándares y objetivos de cobertura en materia de WASH en los centros de salud de Camboya. 

Debido a las políticas, estándares y monitoreo nacionales limitados, junto con la OMS desarrollamos una herramienta de evaluación para recopilar datos sobre el acceso y las prácticas en materia de WASH en los centros de salud. Las evaluaciones se completaron con éxito en 12 instalaciones (centros de salud y hospitales de referencia), con lo que se recopiló información sobre los principales indicadores de acceso a WASH seguro en la salud. El estudio destacó que, en la mayoría de los casos, no había una fuente mejorada de agua disponible durante todo el año. En cambio, se utilizaron varias fuentes, lo que provocó la falta de agua potable. Normalmente, los inodoros no funcionaban bien o eran inaccesibles para el personal o los pacientes con discapacidad, con movilidad limitada o en el último trimestre del embarazo. Ninguno de los inodoros tenía las características que respaldaran la gestión de la higiene menstrual. 

Al estar en el campo de la salud materno-infantil durante más de diez años, he visto con mis propios ojos una situación que no es tan diferente de la que reveló el estudio. Hay muchos desafíos en torno a la limpieza de las salas de maternidad: instalaciones y prácticas de higiene de manos deficientes; falta de agua limpia para el baño de recién nacidos; mala gestión de residuos médicos (especialmente para la eliminación de la placenta); y falta de protección personal para el personal. Los estudios de WaterAid mostraron que los mecanismos nacionales de monitoreo no captan adecuadamente el estado de WASH en los centros de salud de Camboya y, por lo tanto, nadie conoce verdaderamente la situación real. Esto me motiva a trabajar para abordar estos desafíos, especialmente para contribuir a mejorar la mortalidad y la morbilidad materno-infantil, y para mejorar la imagen de WASH y la salud dentro del sistema de salud de mi país. En una conversación que mantuve con un colega de la OMS en mi primer mes en WaterAid, recuerdo haber preguntado: “¿Cómo debemos empezar?”

3 - Identificar a las partes interesadas y socios

Para hacer frente a los desafíos, todas las partes interesadas, incluidos el gobierno, los asociados para el desarrollo y las organizaciones no gubernamentales locales, deben comprender la situación y tomar medidas. Al identificar a otros que trabajan en materia de WASH en los centros de salud de Camboya, nos enteramos de que la Universidad de Emory ya estaba llevando a cabo un trabajo que tenía objetivos similares a los de WaterAid. Comenzamos una asociación con la Universidad de Emory con el nombre del proyecto “Safe water: access to clean water in healthcare facilities” (Agua segura: acceso a agua limpia en los centros de salud). A finales de 2015, WaterAid Camboya y los actores clave organizaron una reunión de consulta informal para reunir a todos los socios interesados a fin de identificar los desafíos y las oportunidades, y comenzar a desarrollar un plan para avanzar.

4 - Adoptar medidas formales

Para realizar mejoras significativas y sostenibles en materia de WASH en los centros de salud, necesitábamos establecer una relación sólida con los socios gubernamentales. Estuvimos muy complacidos de conseguir una reunión formal con el Secretario de Estado del Ministerio de Salud, Su Excelencia el Profesor Eng Huot. Durante la reunión, el profesor Huot recibió el mensaje claro de que WASH en los centros de salud forma parte de la calidad básica de la atención y una parte fundamental del control para prevenir infecciones. No solo estuvo de acuerdo con su importancia para mejorar la salud en Camboya sino que reforzó al afirmar: “Sin agua, los centros de salud no pueden alcanzar el estándar de control de prevención de infecciones”. Esta reunión inicial dio lugar a un acta de entendimiento oficial entre WaterAid Camboya y el Ministerio de Salud, para implementar un proyecto en materia de WASH y de salud con WASH en los centros de salud como punto de partida prioritario.

5 - Convertir la planificación en acciones

Con un acta de entendimiento oficial en la mano, comenzamos nuestro proyecto con el Departamento de Servicios Hospitalarios del Ministerio de Salud, junto con la OMS y otros socios. En conjunto, organizamos una segunda reunión de consulta, esta vez dirigida por el Departamento de Servicios Hospitalarios y un representante del Departamento de Salud Rural del Ministerio de Desarrollo Rural. También asistieron las organizaciones no gubernamentales que implementarían el programa WASH en los centros de salud. La reunión concluyó con tres puntos de entendimiento:

  1. ¿Cuál es la situación básica de WASH en los centros de salud?
  2. ¿Cuáles son las necesidades de capacitación del personal sanitario en materia de WASH dentro de los procedimientos de control y prevención de infecciones?
  3. ¿Cómo podemos incluir secciones sobre WASH en las políticas, directrices y normas existentes relacionadas con los centros de salud?

6 - Institucionalizar la herramienta de evaluación de WASH en los centros de salud

Basándose en nuestra herramienta de evaluación y las Normas esenciales del entorno de salud en la atención médica de la OMS, el Instituto Nacional de Salud Pública desarrolló una herramienta de evaluación nacional. La herramienta aborda tanto los hospitales públicos de referencia como los centros de salud. Su principal objetivo es orientar y armonizar la evaluación nacional de WASH en los establecimientos de salud pública de Camboya. Más concretamente, se utilizará para recopilar datos a fin de calcular los cinco indicadores principales: 

  1. Instalaciones básicas de suministro de agua 
  2. Instalaciones sanitarias básicas 
  3. Instalaciones básicas de higiene de manos 
  4. Rutinas de limpieza 
  5. Gestión de residuos sanitarios

¿Qué sigue? 

En nuestro equipo, estamos adoptando un enfoque de “planificación adaptativa”, para detenernos y pensar en los siguientes pasos a medida que aprendemos más y la situación cambia.

El programa WASH en centros de salud está alineado con la nueva estrategia quinquenal del gobierno para mejorar el acceso a servicios de salud equitativos y de calidad. Durante un evento WASH en centros de salud organizado por WaterAid en la 69.ª Asamblea Mundial de la Salud, un alto funcionario del Ministerio de Salud de Camboya dio su apoyo para integrar WASH en los centros de salud como parte de la agenda de calidad de la atención. El influyente apoyo del Ministerio de Salud abre una senda para el cambio en materia de WASH en los centros de salud. En un debate reciente sobre la localización del Objetivo de Desarrollo Sostenible 3, “Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos a todas las edades”, se hizo evidente que se están incluyendo dos indicadores sobre agua y saneamiento, y estamos trabajando arduamente para añadir un tercero sobre lavado de manos también. 

En los próximos meses, ayudaremos al Ministerio de Salud a administrar e institucionalizar la herramienta de evaluación nacional dentro de los centros de salud. Cuando el Ministerio haya recopilado datos e identificado centros de salud para priorizarlos, tenemos la intención de apoyar a los departamentos de salud provinciales para mejorar los comportamientos y las instalaciones. Estamos considerando poner a prueba el enfoque de la Herramienta de mejora de instalaciones sanitarias en materia de agua y saneamiento (WASH FIT)1 de la OMS para ello. 

Es un momento emocionante para trabajar con los centros de salud. Como parte de la agenda de descentralización, las instalaciones reciben por primera vez subvenciones directamente del Ministerio de Economía y Finanzas, y existen incentivos financieros para que mejoren la calidad de la atención. Si podemos vincular las mejoras en materia de WASH a esta agenda, podremos ver el interés real del personal de los centros de salud y aprovechar este nuevo financiamiento. 

Seguiremos mejorando la imagen de WASH en los centros de salud por medio de la participación de las partes interesadas, al ser un socio de apoyo y monitoreando el progreso. Con nuestros socios, estamos ayudando a catalizar cambios y revolucionar la atención sanitaria rural en Camboya.

Channa Sam Ol tuitea como @channasam
 

1 Esta herramienta (anteriormente denominada WASH Safety Plan) se basa en los Enfoques de seguridad en materia de seguridad del agua y saneamiento. Proporciona una serie de herramientas listas para usar a fin de ayudar a identificar los riesgos y priorizar las mejoras de los servicios de agua, saneamiento e higiene (WASH) y aspectos relacionados con la seguridad, en pequeños centros de salud en entornos de bajos ingresos. WASH FIT se encuentra en fase de anteproyecto. Para obtener más información, consulte www.washinhcf.org/standards-facilities/activities/