SIDA 2016: integración para el VIH y WASH

5 min read
Miniatura
WaterAid/Eliza Deacon

La Conferencia sobre el SIDA 2016 celebrada en Durban, Sudáfrica, fue una oportunidad importante para promover la integración del VIH y los programas de agua, saneamiento e higiene (WASH). Sakhile Khaweka, oficial de apoyo regional de WaterAid para África Meridional, presenta la guía de campo de WaterAid y SafaIDS para la integración, y analiza cómo WaterAid puede seguir abogando por la importancia del agua y saneamiento en un sector del VIH ocupado.

Un ambiente vibrante y de expectación llenó el centro de convenciones de Durban, Sudáfrica, mientras organizaciones africanas e internacionales, organizaciones no gubernamentales, activistas del VIH, compañías farmacéuticas, celebridades, políticos y activistas por los derechos de los homosexuales y los trabajadores sexuales se reunieron para la Conferencia sobre el SIDA de julio de 2016. Muchos vinieron con diferentes agendas para ser escuchadas en las numerosas sesiones previstas para la semana.

SIDA 2016 fue una plataforma útil para crear conciencia sobre los vínculos críticos entre WASH y la prevención, el tratamiento y las respuestas de atención y apoyo contra el VIH. WaterAid y SAFAIDS abogaron por el VIH ante las redes y socios existentes, lo cual se enfocó en que las organizaciones consideraran cuestiones en materia de WASH al diseñar programas y políticas relacionados con el VIH dentro de sus grupos de interés. Las palabras de moda actuales del sector son “prevención” y “tratamiento”, y queríamos destacar la importancia de WASH en ambos.

Integración de los programas de WASH y VIH

Con gigantescas farmacéuticas compitiendo por el centro del escenario para mostrar sus últimos medicamentos de tratamiento, y activistas por los derechos de los homosexuales y trabajadores sexuales robando el espectáculo con desfiles y manifestaciones que exigen reconocimiento y despenalización, ¿cómo puede uno atraer la atención sobre la relevancia de la agenda en materia de WASH para el sector del VIH? 

Además de albergar un taller de eventos paralelo de WaterAid y SAfAIDS, que sirvió de plataforma para las discusiones sobre cómo impulsar la integración de WASH y el VIH, la conferencia brindó la oportunidad para que WaterAid, en colaboración con SAfAIDS, lanzara una guía práctica bidireccional para la integración de los programas WASH y VIH en África meridional. Esta guía contribuye al compromiso de WaterAid de promover la equidad y la inclusión, y tiene como objetivo garantizar que los sectores de la sociedad desatendidos y marginados se incluyan en los esfuerzos para hacer llegar los servicios de WASH a todas las personas.

El objetivo general de la guía práctica es promover el acceso y el control de los recursos de WASH por parte de las personas que viven con VIH y el acceso igualitario de mujeres, hombres, niñas y niños. El objetivo es lograrlo mediante la aplicación de un conjunto de normas mínimas para integrar cuestiones relacionadas con el VIH en el diseño, la implementación, el seguimiento, la evaluación y la elaboración de informes del programa y las políticas en materia de WASH que implementa WaterAid en África meridional. 

El VIH y WASH en África meridional

Alrededor del 70 % de todas las personas que viven con el VIH se encuentran en África subsahariana, unos 25.8 millones de personas. Nueve de los diez países del sur de África tienen las tasas de prevalencia de VIH más altas en todo el mundo. El agua limpia es fundamental para mantenerlas sanas, para tomar medicamentos antirretrovirales y para la buena higiene que se necesita para minimizar el riesgo de infecciones.

Sin embargo, el 32 % de las personas de la región vive sin acceso a agua potable y el 70 % no tiene saneamiento básico, lo que provoca que muchas personas que viven con VIH padezcan diarrea crónica y no puedan cuidarse a sí mismas ni a sus familias.

La diarrea compromete la eficacia de los medicamentos antirretrovirales al reducir la capacidad del organismo de absorber nutrientes de los alimentos y medicamentos. Alrededor del 90 % de las personas que viven con VIH en África subsahariana sufren diarrea, y el 88 % de estos casos están relacionados con agua insegura, saneamiento inadecuado y mala higiene. 

Durante el evento paralelo organizado por WaterAid y SAfAIDS, un puñado de participantes se unieron a las discusiones de la mesa redonda sobre cómo impulsar la integración de WASH en la agenda del VIH. Una de las preocupaciones planteadas durante el debate fue que las intervenciones de WASH dirigidas directamente a los hogares, incluidas las personas que viven con VIH, pueden generar estigma, y que impulsar programas integrados de WASH y VIH sin la aceptación y la participación de las personas que viven con VIH sería inútil.

El camino a seguir: integración de los programas de WASH y VIH

Además de difundir nuestra guía bidireccional, necesitamos generar más evidencia sobre la cual basar la incidencia política de la integración de los programas de WASH y VIH, informar las políticas y construir un argumento para la integración de los programas de WASH y VIH. Esta evidencia debe girar en torno a temas que incluyen:

  • Fortalecer la capacidad y empoderar a las personas que viven con VIH para exigir sus derechos a WASH 
  • Conseguir la aceptación de personas que viven con VIH
  • Crear sinergias y coordinación de diferentes actores y sectores para garantizar el financiamiento conjunto y los programas integrados
  • Documentar los modelos de trabajo que pueden utilizar otras partes interesadas
  • Realizar actividades de incidencia política estratégica con las partes interesadas pertinentes
  • Generar un enfoque en la gestión de los recursos
  • Aprovechar en mayor medida la oportunidad que brinda el creciente enfoque en la nutrición
  • Participar en ICASA (la Conferencia Internacional sobre el SIDA y las ITS en África) y otras conferencias regionales e internacionales para incluir a WASH en su agenda

WaterAid continuará promoviendo y defendiendo el papel vital de WASH seguro en la prevención y el tratamiento del VIH en nuestro trabajo en África meridional. Podemos aprovechar nuestra presencia en Lesoto y Suazilandia, que se encuentran entre los países con mayor prevalencia del VIH. El enfoque mundial y la atención en estos dos países en términos de financiamiento, tratamiento y prevención brindan oportunidades para dar protagonismo al papel del agua y el saneamiento en estos procesos.

A pesar de que la prevención, el tratamiento y la investigación son las prioridades declaradas de los profesionales del VIH, WaterAid puede contribuir a crear un argumento sólido para una mayor inversión y atención al nexo de WASH y el VIH mediante la participación de los socios del VIH, especialmente las personas que viven con VIH y los trabajadores sanitarios. 

El liderazgo también desempeña un papel importante para desarrollar evidencia e incidencia política a fin de lograr la participación necesaria del sector del VIH y otros actores de la salud para centrarse en WASH. El liderazgo puede garantizar el compromiso de recursos y esfuerzos para promover la agenda de WASH en el sector del VIH.

En última instancia, la integración de los programas de WASH y VIH trata de satisfacer las necesidades de las personas que viven con VIH. Si no pueden participar en la planificación, la toma de decisiones y la implementación, la consideración de sus necesidades específicas de agua y saneamiento será limitada, y nos habremos olvidado de la cuestión central.

Sakhile Khaweka tuitea como @sakhilek