The HandyPod: saneamiento para comunidades flotantes en Camboya

4 min read
Miniatura
WaterAid/James Wicken

La construcción de sistemas de saneamiento seguros y sostenibles es un gran reto para muchas comunidades pobres, pero cuando las viviendas se construyen sobre el agua se añade una nueva dimensión. James Wicken, representante de WaterAid en Camboya, examina una nueva solución al problema de las aldeas flotantes de este país.

Hoy en Camboya el clima es sofocante. Es estruendoso, y todos esperan que las lluvias del monzón comiencen finalmente, lo que lleva a la temporada de lluvias e inundaciones anuales, que provocan que los ríos crezcan, que el río Tonlé Sap vaya al revés y los lagos y estanques se expandan. Aunque son muy necesarias, las lluvias y las consiguientes inundaciones propagarán los desechos humanos no gestionados y crearán un riesgo de enfermedades. Los hogares de muchas personas en las zonas rurales y en las ciudades, especialmente los asentamientos más pobres, pueden estar inundados de agua durante los próximos meses. Y luego están los que viven en casas flotantes a lo largo de los ríos y lagos, incluido el lago Tonlé Sap, el lago de agua dulce más grande de Asia. 

General view of the Phat Sanday floating village, Sturng Sen River, Tonle Sap Lake, Cambodia, Feb 2017
WaterAid/Laura Summerton

Un entorno desafiante para el saneamiento

Para que Camboya alcance el objetivo del gobierno de acceso universal al saneamiento para 2025, las personas que viven en este tipo de áreas necesitan soluciones sostenibles. En Camboya, se estima que entre un 25 y 45 % de la población vive en “entornos difíciles”, como las aldeas flotantes. A menudo son las personas más pobres las que no pueden darse el lujo de poseer tierras las que viven en esos lugares, y se espera que estas poblaciones crezcan, especialmente en las ciudades a medida que los pobres siguen migrando. Camboya no está sola: estos asentamientos informales se encuentran en muchos países, como Myanmar, Malasia, Nigeria e Indonesia.

Debido al enfoque de WaterAid en la equidad y la inclusión, estas poblaciones llegaron a nuestro radar en nuestro primer año de trabajo en Camboya. WaterAid está asociada con una empresa social llamada Wetlands Work! para poner a prueba una solución potencial, llamada HandyPod, en el lago Tonlé Sap.

Cuando las personas que viven en las aldeas flotantes del lago (que ascienden a más de 100,000 personas) necesitan ir al baño, toman un bote a un lugar aislado del lago, se adentran en el bosque circundante o, por la noche, pueden ponerse en cuclillas al costado de su casa flotante. Esta misma agua alrededor de las casas se utiliza para lavar platos y ropa. Los niños pequeños nadan en él.

Presentamos: el HandyPod

Wetlands Work! tardó años en diseñar, probar y rediseñar HandyPod. Parecido a un jardín flotante, o a una piscina infantil con un jardín en ella, contiene un humedal artificial lleno de jacintos de agua.

En el sistema, un inodoro en cuclillas de porcelana normal en la parte posterior de una casa flotante se conecta a un tambor donde tienen lugar los procesos anaeróbicos (sin oxígeno). Desde aquí, los residuos pasan a través del HandyPod que flota cerca, donde las raíces de los jacintos de agua descomponen aún más los residuos antes de que pasen al lago. Wetlands Work! recoge regularmente muestras de agua en la zona alrededor de los Pods, para garantizar que la calidad se ajuste a las normas camboyanas.

Aumento progresivo

El año pasado, WaterAid comenzó la asociación con Wetlands Work!, con financiamiento de Grand Challenges Canada, para ver si el HandyPod aumentar de manera progresiva utilizando los enfoques basados en el mercado que resultan tan exitosos en entornos terrestres en Camboya. Esta investigación implica el trabajo en los aspectos de la demanda y la oferta. 

Por el lado de la demanda, uno de los desafíos es convencer a la gente de que paguen por un inodoro, porque defecar en el lago es gratuito. Entre los métodos a poner a prueba se encuentran las técnicas de saneamiento total dirigidas por la comunidad, que funcionan bien en Camboya en tierra firme. En cuanto a la oferta, la idea es que las empresas locales vendan HandyPods y ofrezcan un servicio de instalación. Uno de los principales desafíos aquí es la cadena de suministro que implica llevar todos los materiales necesarios para hacer que los Pods lleguen a estas ubicaciones relativamente remotas.

El proyecto en marcha

Tras investigar el comportamiento de los consumidores y las empresas locales, el proyecto pasará a la primera fase de promoción y ventas. Esperemos que esto coincida con el final de la principal temporada de pesca, cuando las personas de las aldeas de los lagos tiene suficiente dinero para invertir en un inodoro.

Mientras tanto, en la capital Phnom Penh, el Ministerio de Desarrollo Rural y las organizaciones que trabajan en materia de agua, saneamiento e higiene (WASH) están ocupados elaborando el primer Plan de Acción Nacional en materia de WASH rural de Camboya, el plan para facilitar el acceso universal para 2025. WaterAid participa activamente en estos debates y se asegura de que estos “entornos desafiantes” se aborden adecuadamente. 

WaterAid es también miembro fundador de una nueva iniciativa de Saneamiento en entornos desafiantes, un grupo de organizaciones que comparten conocimientos y experiencias sobre posibles soluciones de saneamiento para poblaciones marginadas. Esperamos que nuestras experiencias prácticas en el lago influyan en estos procesos nacionales, de modo que el gobierno y el sector privado puedan ampliar las soluciones a comunidades en entornos desafiantes en todo el país.

James Wicken tuitea como @jameswicken