Todos estamos en condiciones de marcar una diferencia en cuanto al cambio climático y sus efectos devastadores en las comunidades. Vamos a usarlo.

on
5 June 2019
WaterAid/ Nyani Quarmyne/ Panos

Savio Carvalho, Director de Campaña Mundial de WaterAid.

Dicen que una semana es mucho tiempo en política. ¿Qué tal un año en la vida del planeta Tierra? El año pasado se produjeron movimientos sísmicos en la narrativa sobre el cambio climático: tuvimos el efecto Attenborough en curso sobre la reducción del uso del plástico; la campaña de huelga escolar en todo el mundo liderada por Greta Thunberg; y el nacimiento de Extinction Rebellion (Rebelión contra la Extinción), adoptando medios de confrontación pero no violentos para exigir una acción inmediata.

También tuvimos una plétora de informes, como el informe condenatorio sobre la pérdida de biodiversidad, y análisis sobre la humanidad que se tambalea en los bordes de la degradación ambiental irreversible.

El Secretario General de la ONU cree que el clima es nuestro mayor riesgo

El panel intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPPC, por sus siglas en inglés) ha señalado claramente que la actividad humana es la única responsable del aumento de la temperatura por lo menos 1 ºC por encima de los niveles preindustriales y puede llegar a 1.5 °C en los próximos 15 a 30 años. Todos sabemos dónde están las líneas de falla, derivadas de los combustibles fósiles, la agricultura comercial y las opciones de estilo de vida que crean la demanda y ejercen presión sobre los escasos recursos del planeta.

Tswarelo, 12 años, sacando agua de una depresión del lecho del río. Provincia de Lubombo, Suazilandia.
WaterAid/Nyani Quarmyne/Panos
Tswarelo, 12 años, sacando agua de una depresión del lecho del río. Provincia de Lubombo, Suazilandia.

También hemos escuchado a muchos líderes mundiales (con algunas excepciones) hablar sobre la necesidad de abordar el cambio climático en condiciones de guerra. El Secretario General de la ONU advirtió a los líderes empresariales que asistieron a Davos este año que hay nubes oscuras por delante a medida que el riesgo climático se convierta en una realidad climática, diciendo: "Creo que el riesgo climático es el riesgo sistémico más importante para el futuro próximo. Creo que estamos perdiendo la carrera".

El cambio climático ya está arruinando vidas

En medio de todo este ruido a nivel macro, el cambio climático está dejando su huella en la vida de las personas y las comunidades. Inundaciones, incendios forestales, huracanes, olas de calor y aumento del nivel del mar han afectado a personas de todo el mundo. Si bien muchos de los afectados en las economías desarrolladas estaban cubiertos por seguros o apoyados por el Estado, para los afectados de la mayoría de las economías en desarrollo, perder su hogar, ganado, medios de subsistencia o incluso familiares puede significar empezar de cero de nuevo. Un choque climático puede hacer retroceder a una familia por muchos años, o incluso para toda la vida.

A medida que el agua se hace cada vez más escasa, las personas , en su mayoría mujeres y niñas , deben caminar cada vez más lejos para acceder a ella. Los niños pierden valiosos días de clase, no sólo por las inundaciones o los ciclones, sino por los desafíos diarios que plantea la falta de agua potable o de un saneamiento adecuado. Esta realidad agrava las desigualdades, cada vez mayores, dentro de los países y entre ellos. La falta de servicios básicos inclina aún más la balanza de poder a favor de los que ya están bien y tienen el apoyo y la capacidad para hacer frente a la situación.

Ntsika, 16, camino a casa con una cubeta de agua en la provincia de Lubombo, Suazilandia.
WaterAid/Nyani Quarmyne/Panos
Ntsika, 16, camino a casa con una cubeta de agua en la provincia de Lubombo, Suazilandia.

Hacer el bien con una mano no es suficiente si la otra está haciendo daño

La tragedia de esta historia es que muchos líderes mundiales no están haciendo lo suficiente. La comunidad internacional, formada por gobiernos, corporaciones e individuos poderosos, tiene un papel que desempeñar para garantizar que todos, en todas partes, puedan hacer realidad sus derechos humanos al agua y al saneamiento. No basta con financiar proyectos a través de programas de responsabilidad social corporativa, si otra división de su negocio amenaza activamente el acceso de las personas al agua o no garantiza un buen saneamiento en las comunidades donde trabaja, o produce emisiones que contribuyen al cambio climático.

Tenemos que despertar a la realidad de la disminución del suministro de agua y garantizar un cambio escalonado en la acción y la actitud.

Usted está en posición de marcar la diferencia

No todo es fatalidad y tristeza: hemos visto muchas iniciativas, dirigidas por personas, comunidades, innovadores y empresarios que están marcando la diferencia. En muchas partes del mundo se presta cada vez más atención al cambio climático. Existe un impulso global para un nuevo acuerdo ecológico que permita despojar al planeta de los combustibles fósiles, frenar el calentamiento global ocasionado por los gases de efecto invernadero y crear nuevos puestos de trabajo bien remunerados en industrias limpias y ecológicas. Mientras tanto, las comunidades afectadas por el cambio climático se están adaptando y encontrando sus propios mecanismos de adaptación, con muy poco apoyo financiero o técnico.

El tiempo no está de nuestra parte. Al conmemorar un nuevo Día Mundial del Medio Ambiente, preguntémonos: ¿Qué estoy haciendo para salvar el planeta Tierra? ¿Cómo puedo marcar la diferencia en mi propia vida como individuo, en mi comunidad y en mi lugar de trabajo? Cada uno de nosotros tiene una enorme tarea por delante: apoyar a quienes hacen campaña o protestan; interrumpir y exigir acciones en nuestro lugar de trabajo; tomar decisiones acertadas como consumidores; y utilizar el poder del voto como accionista y como individuos que tienen el privilegio de votar. Si está leyendo este blog, está definitivamente en una posición privilegiada para marcar la diferencia. Así que pregúntese qué diferencia va a marcar.