Tres cosas que hemos aprendido creando diagramas de flujo de residuos

5 min read
WaterAid/ Eliza Deacon

¿Cómo obtener una imagen completa de de la manera en que una ciudad trata (o no) sus desechos? Rémi Kaupp, especialista en saneamiento urbano, apuesta por los diagramas de flujo de materia fecal...

Piense en su ciudad. Cientos, miles, tal vez millones de personas, yendo al baño todos los días. ¿Sabe adónde va todo después de pasar por el inodoro? Y, lo más importante, ¿sabe cuánta material fecal se trata?

En muchas ciudades donde WaterAid trabaja, la respuesta es: realmente, no. Las autoridades podrían tener una estimación aproximada de la proporción de personas que tienen un inodoro; y también saben dónde están las plantas de tratamiento, si las hay, pero eso no es todo el panorama.

Introducción: el diagrama de flujo de materia fecal

Para obtener una vista completa, mis colegas han estado usando una de mis herramientas favoritas en saneamiento: el diagrama de flujo de materia fecal (también llamado SFD o "diagrama de flujo de excremento, si prefiere). Este diagrama se ve como la imagen festiva que aparece abajo. Para una ciudad determinada, las flechas verdes representan las proporciones de excremento que se «gestionan de forma segura» a lo largo de toda la cadena de saneamiento: desde el inodoro, pasando por una fosa séptica, pasando por alcantarillas o tanques de lodo, hasta estaciones de tratamiento y eliminación o reciclaje.

An example of a shit-flow diagram: Maputo, Mozambique.
Un ejemplo de un diagrama de flujo del excremento: Maputo, Mozambique.
Credit: Peter Hawkins

Las flechas rojas muestran lo que no está sucediendo como debería: fugas en alcantarillas, plantas de tratamiento que no funcionan, vaciado ilegal de lodos en ríos, pozos llenos que contaminan las aguas subterráneas porque nunca se vacían a causa de que las tarifas son altas, y heces de personas que ni siquiera tienen un inodoro.

Además de completar el diagrama, los investigadores (en su mayoría, funcionarios del programa WaterAid y especialistas urbanos) elaboran un informe que detalla cómo funcionan los servicios de saneamiento de la ciudad. Algunos son SFD “ligeros” con informes muy breves; otros son más completos.

En WaterAid hemos elaborado aproximadamente 30 SFD, muchos en 2018 gracias a financiamiento de GIZ, relacionados con Bangladesh, Burkina Faso, Camboya, Etiopía, Nigeria y Pakistán, entre otros países. Puede verlos todos en el sitio web de SuSanA. He aquí algunas cosas que hemos aprendido.

1. Los SFD son fáciles de entender pero su elaboración es intimidante

Es fácil visualizar el diagrama, y los informes son sumamente útiles para entender qué tan bien está funcionando el sistema de saneamiento de una ciudad. Pero elaborarlo es otra cosa. Se empieza revisando los datos disponible, pero muy a menudo la definición de «saneamiento seguro» de las autoridades no coincide con la nuestra y tienen pocos datos buenos, por lo que también necesitábamos reuniones y visitas. Como lo expresó Abdullah Al-Muyeed, de Bangladesh: "Los debates de grupos de enfoque son esenciales para añadir textura y credibilidad" a nuestros hallazgos. En Battambang, Camboya, las visitas y reuniones ayudaron al equipo a corregir el porcentaje estimado de excrementos gestionados de forma segura, incrementándolo del 6% al 62%.

Los debates de grupos de enfoque son esenciales para añadir textura y credibilidad

Aun así, algunos datos son difíciles de calcular con precisión, aunque esto no necesariamente es un problema. Como dijo el consultor Peter Hawkins cuando nos capacitó: "No siempre se dispone de datos precisos, por lo que a menudo se necesitan estimaciones; algo que es más importante que la exactitud es la transparencia sobre la fuente de datos y los supuestos utilizados para realizar las estimaciones —como base para determinar qué corregir o mejorar—".

... algo que es más importante que la exactitud es la transparencia sobre la fuente de datos y los supuestos utilizados para realizar las estimaciones

2. Son un excelente medio para aprender más sobre el saneamiento urbano

Por su naturaleza, estos informes y diagramas obligaron a mis colegas a cuestionar sus supuestos sobre el estado del saneamiento en las ciudades seleccionadas. Con ello, todos aprendimos que las cadenas de saneamiento son más variadas de lo que pensábamos: alcantarillas abiertas que conducen a plantas de tratamiento; desviación de alcantarillas en buen estado para su reutilización en la agricultura (¡sin tratamiento!); varios tipos de fosas que pueden o no estar goteando en el suelo...

El proceso de SFD también nos llevó naturalmente a reuniones con las agencias, empresas y grupos comunitarios más relevantes, ayudándonos a desarrollar mejores relaciones en el proceso. En lugares donde no habíamos realizado trabajos de saneamiento urbano, era una forma relativamente rápida de construir nuestro conocimiento y nuestra red.

3. Tienen muchas consecuencias inesperadas

Al poner de relieve las cuestiones de los sistemas de saneamiento, los SFD tuvieron muchos efectos, por ejemplo:

• En Bilwi, Nicaragua, y en Babati, Tanzania, hemos utilizado SFD para preparar diferentes escenarios. Estas medidas han ayudado a las autoridades y a los donantes a considerar alternativas a las alcantarillas grandes y costosas, que sólo servirían a un puñado de residentes en mejores condiciones.
• En Lahan, Nepal,y en Kasungu, Malawi,hemos vinculado a las empresas de abastecimiento de agua del Reino Unido con sus homólogos locales, y utilizado SFD para comprender mejor la situación actual de saneamiento.
• En Bangladesh, hemos elaborado SFD en nueve ciudades como una forma de medir los progresos y ayudar a despegar las mejoras, tras la promulgación de una política nacional de gestión de lodos fecales.

Hay más: mejor coordinación entre actores de saneamiento, apoyo político más fuerte... más efectos de los que tengo espacio para citar aquí. En mi opinión, no hay mejor manera de iniciar trabajos de saneamiento urbano que usando un diagrama de flujo de materia fecal. ¡Dígaselo a tus amigos!

Lea más sobre nuestro trabajo de WASH urbano, incluyendo enlaces a otros recursos útiles, en nuestro marco urbano.

Rémi Kaupp es Asesor del Programa de Saneamiento y Resiliencia Urbanos de WaterAid UK. Síguelo en @remkau