Tres maneras de poner fin a la crisis mundial del agua, el saneamiento y la higiene (WASH) y alcanzar el sexto Objetivo de Desarrollo Sostenible 6

Thumbnail
WaterAid/James Kiyimba

¿Es posible hacer llegar agua, saneamiento e higiene (WASH, por sus siglas en inglés) a todos, en todas partes dentro de una generación? Sí, pero no sin una acción urgente del gobierno sobre tres temas clave. Ommera Ahmed, coordinadora de incidencia política en WaterAid UK, comparte los aspectos más destacados de nuestro nuevo informe sobre cómo alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6.

Los gobiernos no están haciendo ni remotamente lo suficientemente, ni lo suficientemente rápido, para que los servicios de WASH sean una normalidad para todos, en todas partes para 2030.

A pesar de los avances en todo el mundo para aumentar el acceso a estas necesidades básicas, 844 millones de personas aún no tienen acceso a agua potable ni a retretes decentes. Esta crisis es una negación flagrante de los derechos humanos de las personas al agua y el saneamiento. Está costando vidas y evitando que familias, comunidades y naciones aprovechen todo su potencial.

Chart showing projected global access to water and sanitation at current rates of progress. We will only reach 100% access to both in 2102.
Un gráfico de nuestro resumen: al ritmo actual de progreso, el mundo logró alcanzar 100% de acceso al agua y saneamiento hasta 2102.

Los gobiernos miembros de la ONU se han comprometido a poner fin a la pobreza extrema para 2030, y con ese fin prometieron cumplir los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). El establecimiento del Objetivo 6 —garantizar que todos cuenten con agua potable y saneamiento gestionados de manera sostenible— fue un gran comienzo. Ahora, los Gobiernos deben actuar con urgencia si quieren cumplirlo.

Algunos son escépticos acerca de lo que los ODS pueden lograr de manera realista; las metas son más ambiciosas que las de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Pero sabemos que el cambio es posible: las acciones gubernamentales pueden transformar vidas, comunidades y países.

El momento oportuno es ahora

Este mes de julio, la ONU revisará los avances en la consecución del Objetivo 6. La revisión mostrará la insignificancia de los progresos y la evidente lentitud por parte de los Gobiernos.

Ahora es un momento crítico para exigir acción gubernamental inmediata en todos los países.

Sabemos qué funciona y a qué deben dar prioridad los Gobiernos para garantizar que el cambio ocurra. En nuestro informe "Cómo hacer llegar a todos agua potable y saneamiento para 2030", exponemos tres medidas que los Gobiernos pueden tomar para garantizar agua y saneamiento —y, por lo tanto, un futuro más saludable y próspero— para todos.

Part of WaterAid brief summarising three ways to get water and sanitation to everyone by 2030 - finance, integration and sustainability
Una instantánea de nuestro informe

1. Más (y mejor) financiación

Garantizar que en una generación todos tengan agua potable e inodoros decentes y practiquen buenos hábitos de higiene requiere una inversión de USD 28,400 millones al año. Sin embargo, en muchos países en vías de desarrollo, los servicios de WASH no cuentan con financiación, ni remotamente. Gobiernos y donantes deben dar prioridad a la financiación eficaz de estos servicios. Y si no queremos dejar a nadie atrás, la financiación debe hacerse llegar a los grupos más marginados.

2. Integración eficaz

La consecución del Objetivo 6 es esencial para poder cumplir muchos de los otros ODS, incluidos los pertinentes a la nutrición, la educación, la salud, el género, la desigualdad, la paz y la estabilidad. Los Gobiernos no cumplirán estos objetivos sin primero garantizar que se satisfagan las necesidades de todos en materia de servicios de WASH. Las personas encargadas de cada una de estas diferentes áreas deben conectarse y colaborar para asegurar la integración de los servicios de WASH en los planes y programas de otros sectores, y viceversa.

3. Mayor sostenibilidad

Los servicios de WASH deben ser tanto aptos para el propósito previsto como perdurables; deben contar con financiación suficiente y demostrar resiliencia ante futuras variaciones ambientales, incluido el cambio climático; y es crucial involucrar a las comunidades en las iniciativas desde un inicio, para que su aporte pueda dar forma a sus propios servicios.

Actuar a la brevedad para dar credibilidad a las promesas

Si pretendemos transformar la vida de las personas y ayudar a las comunidades a escapar de la pobreza extrema para 2030, debemos actuar en calidad de urgente. Llegó el momento de cumplir promesas. Si los Gobiernos toman medidas urgentes en estas tres áreas, podrán hacer realidad el ODS 6 y esta meta global.