Un enfoque temático de las evaluaciones estratégicas

Two women stand outside accessible public toilets in Madagascar.
Two women stand outside accessible public toilets in Madagascar. Tim Forster.

En 2017, WaterAid llevó a cabo su primera evaluación temática mundial sobre agua, saneamiento e higiene en el sector de la salud y el acceso de las personas con discapacidad a los servicios WASH. Helen Parker, Analista Estratégica de WaterAid International, comparte lo que aprendimos y por qué es útil.

¿Por qué hacer evaluaciones temáticas?

Las evaluaciones son una parte crucial de la rendición de cuentas. Nos permiten revisar nuestro trabajo, identificar lo que está saliendo bien y evaluar desafíos y fracasos. Además, deben integrarse en procesos más amplios de aprendizaje organizacional, cuyos resultados se traducen en mejores prácticas, motivan mejoras de ejecución y proporcionan una base de referencia para futuras evaluaciones.

Después de publicar nuestra Estrategia Global en 2015, revisamos nuestro marco de evaluación estratégica. Esto requirió una consideración cuidadosa y consultas para asegurar que los indicadores y objetivos estratégicos no crearan incentivos perversos ni nos distrajeran de nuestra misión de cambio transformador en el sector de WASH.

Ahora contamos con una gama de herramientas de monitoreo a nivel mundial que utilizamos para informar sobre la gobernanza efectiva, incluida la elaboración de informes anuales sobre el número de usuarios, el gasto, los cambios de políticas y las calificaciones de desempeño de los programas. Como complemento, dejamos de efectuar evaluaciones de país y nos centrarnos en evaluaciones temáticas de áreas de trabajo específicas. Esto nos permite examinar un tema a fondo, analizar una muestra representativa de ejemplos e identificar los éxitos y los desafíos.

Con la combinación de evaluaciones temáticas continuas y una evaluación anual, pretendemos ampliar y profundizar la valoración de nuestro trabajo.

La primera evaluación temática

De mayo a diciembre de 2017, colegas de WaterAid Suecia, WaterAid International y WaterAid Reino Unido gestionaron nuestra primera evaluación temática mundial de esta estrategia. La evaluación se centró en los temas de WASH en el sector de la salud y acceso a estos servicios para las personas con discapacidad, que convergen con nuestros objetivos estratégicos de «igualdad» e «integración», respectivamente.

Un equipo externo llevó a cabo la evaluación, que incluyó: revisión documental; debates y entrevistas de grupos de discusión; estudios de casos mediante visitas a Madagascar, Tanzania, Nepal y la India; y una revisión documental de estudios de casos de Camboya, Malí y Uganda. El método se basó en una versión revisada de los criterios del CAD para medir la pertinencia, la eficiencia, la eficacia y la sostenibilidad. No se tomó en cuenta el impacto en razón de la carga de la prueba necesaria para vincular la causa y los efectos, pero había ejemplos anecdóticos cualitativos de los impactos potenciales.

WASH en el sector de la salud

La estrategia de WaterAid de WASH en el ámbito de la salud integra la prestación de servicios, el desarrollo de capacidades y la incidencia política, en asociación con los Ministerios de Salud y otros actores del sector. Nos centramos en los establecimientos sanitarios, la nutrición, las enfermedades tropicales desatendidas y la higiene. En la evaluación se identificaron áreas de éxito tales como la incidencia política global acerca de las relaciones entre WASH, nutrición y salud materno infantil (p. ej., mediante el inicio saludable); el desarrollo de capacidades a nivel nacional y la mejora de la coordinación (p. ej., mediante el apoyo a grupos de trabajo intersectoriales y revisiones sectoriales conjuntas); y buenos ejemplos de prestación de servicios en entornos de atención de la salud.

En las clínicas de salud que el equipo de evaluación visitó en Tanzania y la India, por ejemplo, el personal y los funcionarios sanitarios locales mostraron una actitud muy positiva respecto a los proyectos WaterAid. Dijeron que las iniciativas de suministro de agua, capacitación en higiene, rehabilitación de retretes y nuevas instalaciones de gestión de desechos (incineradores y pozos de placenta) habían contribuido a reducir las muertes relacionadas con la septicemia, las infecciones y la incidencia de diarrea (aunque los datos eran limitados). Además, es importante señalarlo, el personal se sentía más feliz y más motivado por la mejora en la limpieza del entorno y la mayor satisfacción de los pacientes.

En Nepal, el equipo de evaluación se reunió con asociados gubernamentales y observó una sesión interactiva de voluntarias en salud comunitaria como parte de nuestro proyecto de promoción de la higiene mediante inmunización. El equipo quedó impresionado por el hecho de que la iniciativa haya aprovechado satisfactoriamente la participación y el apoyo financiero del gobierno en un entorno de recursos muy limitados.

Por supuesto, la evaluación también identificó problemas. Por ejemplo, en algunas clínicas de salud, el suministro de agua era intermitente, no se disponía de jabón o los retretes se rompían. Los asociados gubernamentales solicitaron que WaterAid proporcionara más fondos para otros proyectos porque ya no podían reproducir los modelos. Las recomendaciones se centraron en mantener los servicios en los centros de salud; establecer alianzas más sólidas para facilitar el mantenimiento y la ampliación de escala y reproducción de los programas; y mejorar el monitoreo de nuestro trabajo para abordar las cuestiones de sostenibilidad y fundamentar la toma de decisiones con evidencia empírica.

A young girl, Fatima, at the clean water points at her school in Tanzania.
Tim Forster
Fatima en los punto de abastecimiento de agua en su escuela en Tanzania.

Acceso a WASH para personas con discapacidad

La equidad y la inclusión son de importancia crítica para cumplir nuestra visión estratégica y el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6 de acceso universal a agua y saneamiento. La evaluación reveló que las considerables inversiones que WaterAid ha hecho en nuestra agenda de inclusión han motivado en gran medida la conciencia y el compromiso internos. Los evaluadores también indicaron que WaterAid es un líder en la promoción de la inclusión de discapacidad en el sector de WASH. 

La evaluación además puso de relieve las eficaces asociaciones, la dedicada incidencia política y los modelos inclusivos de prestación de servicios de WaterAid, así como su exitosa conversión de investigaciones en herramientas prácticas. Por ejemplo, las iniciativas de WaterAid han fortalecido la capacidad de los asociados, desarrollado herramientas de discapacidad, manuales y directrices de inclusión de discapacidad replicables (como el Compendio de tecnologías de agua, saneamiento e higiene accesibles), construido instalaciones públicas de WASH inclusivas (por ejemplo, en escuelas de Madagascar y retretes públicos en Bangladesh) y contribuido a investigaciones de vanguardia, por ejemplo sobre discapacidad y gestión de la higiene menstrual.

El compromiso de WaterAid de trabajar en asociación con organizaciones de personas con discapacidad para reivindicar sus derechos a agua y saneamiento fue especialmente elogiado, lo que refleja el mantra de empoderamiento de esas personas que dice: «nada sobre nosotros sin nosotros». Por ejemplo, en la India, WaterAid está asociada con el Foro de Personas Discapacitadas de Odisha. El grupo fue muy claro acerca de los beneficios de la asociación: concienciación sobre WASH; formación para realizar auditorías de la accesibilidad y seguridad de los grifos y retretes públicos; y, lo más importante, «empoderamiento colectivo» para organizarse en torno a la defensa de derechos más allá de los relativos a WASH.

Sin embargo, uno de los principales problemas identificados tanto a nivel interno como entre los asociados fue una falta de comprensión (y abordaje) de los obstáculos que afectan a las personas con discapacidad, en particular en lo que respecta a las actitudes y el estigma. La evaluación también identificó la necesidad de estandarizar más nuestros lineamientos sobre mejores prácticas y apegarnos más a ellos, ya que las diferentes partes de WaterAid tienen diferentes niveles de entendimiento de la programación inclusiva. Se recomendó que se requirieran esfuerzos adicionales y aprendizaje interorganizacional para garantizar las mejores prácticas universales.

¿Qué sigue?

Las evaluaciones temáticas no sustituyen la necesidad de monitoreo periódico ni de elaboración de informes a nivel de país con arreglo a las prioridades estratégicas de los distintos países. Sin embargo, constituyen una piedra de toque y una imagen a todo color de nuestro trabajo en un área específica, y arrojan luz sobre las dificultades que tenemos que considerar. La primera evaluación proporcionó ideas útiles y recomendaciones valiosas, que ahora nos obligan a abordar esas dificultades de una manera más sistemática y con un seguimiento continuo.

Seguiremos realizando evaluaciones temáticas regularmente y la próxima ya está bien encaminada, con un ambicioso alcance de «fortalecimiento del sector para servicios sostenibles», otro de nuestros cuatro objetivos estratégicos. Esté atento a este espacio para ver los resultados.

Lea el resumen ejecutivo de la evaluación reciente aquí y contáctenos si tiene alguna pregunta.