Una agenda para el cambio: lograr el acceso universal al agua, el saneamiento y la higiene para el año 2030

4 min read
Thumbnail
WaterAid/GMB Akash/Panos - Women from the management committee meet with community members to discuss hygiene and sanitation education. Kalshi Takar Baa slum, Dhaka, Bangladesh.

Los próximos meses son un período crucial para que el sector de agua, saneamiento e higiene tome decisiones cruciales y haga realidad el acceso universal al agua y el saneamiento para todos en 2030. En asociación con Water for People, IRC y Aguaconsult, WaterAid ha elaborado principios conjuntos para orientar una agenda para el cambio. Presenta el documento Clare Battle, Analista de Políticas de WaterAid — Eficacia de la Ayuda y Fortalecimiento del Sector

A pocos meses del final de 2015, la comunidad internacional está a punto de acordar las metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de acceso universal al agua y el saneamiento de aquí a 2030.

Esto representa una gran oportunidad de catalizar mejoras reales en la vida de las personas más pobres y marginadas del mundo, pero no será fácil. Para colmar esta ambición, es necesario un cambio fundamental en la forma en que trabajamos.

Un enfoque general del cambio

Lograr un cambio positivo en el desempeño del sector requiere un enfoque sistémico, que aborde todas las dimensiones del sector de agua, saneamiento e higiene (WASH), en todos los niveles de la toma de decisiones. Requiere que comprendamos cómo podemos trabajar juntos con la mayor eficacia posible a nivel distrital, nacional y mundial a fin de garantizar servicios permanentes de agua y saneamiento para todos. En particular, lograr un cambio positivo requiere que concentremos nuestros esfuerzos en desarrollar las capacidades de los gobiernos locales para que puedan prestar y mantener servicios a todos los ciudadanos.

Muchas organizaciones no gubernamentales (ONG) del sector WASH participan en la prestación de servicios a gran escala y el apoyo a reformas sectoriales, pero en el pasado este apoyo no siempre ha respaldado y fortalecido los procesos de país. En algunos casos, las ONG incluso han perpetuado un enfoque fragmentado del desarrollo que ha socavado los esfuerzos de un país por construir un sector más coherente.

Nuevas estrategias globales

En WaterAid reconocemos la necesidad de pensar críticamente sobre la forma en que trabajamos. Hace poco lanzamos una nueva estrategia quinquenal que sitúa en el centro de nuestro trabajo el apoyo a los proveedores de servicios para fortalecer los sistemas y capacidades que se necesitan para prestar y mantener los servicios WASH. Y, por primera vez, hemos reconocido de manera explícita como meollo de nuestro enfoque los principios de eficacia de la ayuda acordados internacionalmente desde las perspectivas de la identificación de los países con los programas, la alineación, la armonización y la rendición de cuentas mutua.

Afortunadamente, nuestro pensamiento también es coherente con la dirección del sector en su conjunto. Por ejemplo, la asociación Saneamiento y Agua para Todos (SWA), de la que WaterAid es un asociado comprometido, está finalizando su propia estrategia, que situará el fortalecimiento de los procesos de país en el centro de su labor.

Nuestra filosofía también tiene mucho en común con el pensamiento emergente en muchas otras agencias de WASH. De hecho, WaterAid dista mucho de ser la única en reconocer la importancia de la adopción de un enfoque sistémico de los servicios WASH.

Colaboración para orientar una agenda para el cambio

Por lo tanto, en los últimos meses hemos estado colaborando estrechamente con Water for People, IRC y Aguaconsult para explorar cómo podemos impulsar juntas esta agenda, tanto dentro de nuestras propias organizaciones como en todo el sector.

El fruto de nuestra colaboración fue un documento de trabajo que resume un conjunto de principios comunes para orientar una agenda de reforma en tres niveles: distrital, nacional y mundial.

Al articular nuestra contribución a la visión de lograr el acceso universal a los servicios de WASH para 2030, esperamos que estos principios nos ayuden a traducir en acciones de campo la ambición de iniciativas como la de SWA. También esperamos alentar a otros asociados del sector a que consideren lo que significa realmente apoyar el proceso de programación nacional e iniciativas de los países para la forma en que actúan en la práctica. Nos entusiasma compartir estos principios más ampliamente, y esperamos que otros los encuentren convincentes y acordes con su propio trabajo y experiencia. En los próximos meses, esperamos compartir nuestras experiencias de puesta en práctica de esta colaboración y explorar nuevas oportunidades de sinergia.

Solo mediante esa colaboración se hará realidad el acceso universal al agua y al saneamiento.

Una agenda para el cambio: Lograr el acceso universal al agua, el saneamiento y la higiene de aquí a 2030 (informe de trabajo) >

Clare Battle tuitea bajo el nombre @Clare_B