El agua es resiliencia: llamado a la acción colectiva sobre el acceso al agua

on
23 September 2020
WaterAid/ Sibtain Haider

En medio de la respuesta global a COVID-19, la Coalición de Resiliencia del Agua se ha asociado con WaterAid en un llamado a la acción urgente y colectivo para hacer prioritario el acceso al agua potable en la agenda corporativa.

Combinando el compromiso de la Coalición de Resiliencia del Agua del Pacto Mundial de las Naciones Unidas con la experiencia de WaterAid, estamos uniendo fuerzas para inspirar acciones corporativas ambiciosas y acelerar el acceso al agua y la higiene a través de #WaterIsResilience.

Una asombrosa cifra de 3,000 millones de personas no tienen acceso a agua y jabón en sus hogares, por lo que no pueden lavarse las manos como primera línea de defensa contra COVID-19. Mientras el mundo espera una vacuna, una buena higiene —que solo es posible con un acceso confiable a agua y jabón— es una de las intervenciones más poderosas para combatir la transmisión.

Impacto colectivo

Junto con líderes empresariales globales, estamos liderando una respuesta corporativa colectiva en este momento urgente de necesidad y encabezando la transición hacia un futuro resiliente del agua para las empresas y las comunidades.

Pedimos a las empresas que se unan a nosotros para actuar a gran velocidad y escala, aprovechando su huella operativa global para acelerar el acceso al agua y promover la concienciación sobre la higiene entre los empleados y los consumidores, dentro de las cadenas de suministro y en las comunidades donde realizan negocios.

Si bien la pandemia ha tenido un impacto mundial, la vulnerabilidad se agrava en comunidades con sistemas de salud frágiles e instalaciones deficientes de agua, saneamiento e higiene (WASH): estos son los sistemas y zonas geográficas de los que dependen muchas cadenas de suministro globalizadas. COVID-19 ha puesto de relieve la interdependencia mundial y ha acelerado los riesgos subyacentes para la continuidad de las actividades, incluidos el cambio climático, la seguridad del agua y las frágiles cadenas de suministro. Para superar COVID-19 y mitigar las futuras crisis mundiales de salud y clima, es fundamental adoptar un enfoque transfronterizo e intersectorial de la resiliencia del agua dulce y el acceso sostenible al agua en su centro.

Una estudiante lavándose las manos en una estación de lavado proporcionada por WaterAid en una escuela de Mpolonjeni, provincia de Lubombo, eSwatini.
WaterAid/Nyani Quarmyne/Panos
Una estudiante lavándose las manos en una estación de lavado proporcionada por WaterAid en una escuela de Mpolonjeni, provincia de Lubombo, eSwatini.

Resiliencia durante COVID-19 y después

La inversión en intervenciones de agua e higiene no es solo una inversión en la recuperación después de COVID-19, sino también una inversión en resiliencia empresarial a largo plazo.

Las empresas resilientes se basan en comunidades y ecosistemas saludables. Las empresas progresistas entienden que la administración del agua no es solo responsabilidad social corporativa, sino también una oportunidad para asegurar la continuidad del negocio.

La crisis climática dificulta aún más el acceso al agua potable: en las sequías, las fuentes de agua dulce se secan; en las inundaciones, los recursos hídricos están contaminados; y el aumento de los mares provoca una mayor salinidad de las aguas subterráneas. Esto, aunado a los ya débiles sistemas WASH en muchos países en vías de desarrollo, está dejando a miles de millones de personas vulnerables a los riesgos climáticos y sanitarios. Dos mil millones de personas en todo el mundo ya viven en zonas con estrés hídricos. Sin ninguna acción, para 2050, la mitad de la población mundial vivirá en países bajo estrés hídrico, con enormes repercusiones en su salud y medios de subsistencia.

Para las empresas con cadenas de suministro en países con estrés hídrico y vulnerables a WASH, la protección de los empleados y las comunidades locales es fundamental para la seguridad operativa y financiera. Hay un claro argumento comercial para la sinergia resultante de la inversión en soluciones sostenibles de agua que benefician a las personas, el planeta y, en última instancia, el éxito comercial. Por cada USD 1 invertido en WASH, se estima que se generan USD 4.30 en aumento de la productividad. COVID-19 es una oportunidad para liderar a través de la administración del agua, incorporando objetivos tangibles de WASH en la estrategia de sostenibilidad corporativa para ofrecer resiliencia empresarial a largo plazo.

Un estudiante se lavó las manos en la escuela primaria pública de Amboniandrefana en Madagascar.
WaterAid/Ernest Randriarimalala
“Antes, solíamos ensuciarnos las manos después de jugar y manchábamos nuestros cuadernos, pero ahora podemos lavarnos después de jugar y nuestros cuadernos están limpios”. Mponiniaina, estudiante de una escuela primaria en Madagascar.

Actuar ahora

  • Únase a la Coalición de Resiliencia del Agua, líderes del sector privado que luchan por un futuro resiliente del agua.
  • Trabaje en conjunto con un experto en WASH de WaterAid para realizar cambios sostenibles en su cadena de suministro y en las comunidades vulnerables circundantes.
  • Siga a Pacific Institute, CEO Water Mandate y WaterAid Framework, que detalla las acciones prácticas que su empresa puede tomar para acelerar su respuesta a COVID-19 dentro de las operaciones, cadenas de suministro y comunidades circundantes donde viven los trabajadores, allanando el camino para una recuperación económica “azul” y resiliencia a largo plazo.

Estamos comprometidos

Tim Wainwright, director ejecutivo de WaterAid UK:

El agua limpia es clave para aumentar la resiliencia frente a dos de las crisis más grandes que enfrenta el mundo actual — COVID-19 y cambio climático—, pero casi 800 millones de personas carecen de acceso a este derecho humano básico. WaterAid está trabajando hacia un mundo donde todos en todas partes tengan agua limpia, baños decentes y buena higiene, y nuestra misión nunca ha sido tan urgente, pero no podemos hacerlo solos. Estamos orgullosos de trabajar con la Coalición de Resiliencia del Agua del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, cuyo compromiso es fundamental para ayudarnos a lograr nuestra ambición colectiva de un futuro mejor para todos.

Sanda Ojiambo, directora ejecutiva del Pacto Mundial de las Naciones Unidas:

COVID-19 es uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo. La recién creada Coalición de Recursos Hídricos del Pacto Mundial de las Naciones Unidas está lista para unirse a WaterAid y otros asociados para promover el acceso al agua y la higiene en este momento de pandemia. Esta iniciativa demuestra claramente cómo las empresas pueden desempeñar un papel de liderazgo en la cuestión de la resiliencia del agua dulce a largo plazo y cómo una higiene rigurosa puede reducir drásticamente la propagación del virus en todo el mundo.

Ezgi Barcenas, vicepresidente global de sostenibilidad de Anheuser-Busch InBev

Estamos orgullosos de estar entre los fundadores de la Coalición de Resiliencia del Agua para desafiarnos a nosotros mismos y alentar a otros a tomar medidas para hacer mejoras mensurables en la disponibilidad, calidad y acceso al agua. Solo juntos podemos conformar el mañana.

Jill Kolling, vicepresidenta de sostenibilidad de Cargill:

En Cargill, creemos que el acceso al agua limpia y apta para el consumo es fundamental para que las comunidades prosperen. Cada vez más, la escasa disponibilidad y calidad del agua amenazan a muchas comunidades de todo el mundo. Por eso, ahora más que nunca, estamos orgullosos de unir fuerzas con miembros de la Coalición de Resiliencia del Agua para desarrollar y ampliar soluciones que aseguren que todos tengan acceso confiable al agua potable, saneamiento e higiene.

Bea Pérez, vicepresidenta sénior y directora de comunicaciones, asuntos públicos, sostenibilidad y activos de marketing de The Coca-Cola Company:

Manteniéndonos en línea con el propósito de nuestra empresa de refrescar el mundo y marcar la diferencia, nos complace unirnos a la Coalición de Resiliencia del Agua y a la campaña de WaterAid dedicada a promover la importancia del agua potable y la higiene. El acceso al agua potable es fundamental, y este año ha puesto de relieve la necesidad de hacer más. Unirse a esta coalición se basa en el trabajo que The Coca-Cola Company y nuestros socios del sistema han realizado durante más de una década, que ha proporcionado acceso a agua potable y saneamiento a más de 10.6 millones de personas en todo el mundo, incluyendo más de 420,000 durante la pandemia. Es hora de que tomemos medidas colectivas y urgentes, y animemos a otras empresas a unirse a esta iniciativa para ayudar a impulsar esta iniciativa.

Mike Corbo, director de la cadena de suministro de Colgate-Palmolive Company:

En Colgate, crear un futuro más saludable para las personas, sus mascotas y nuestro planeta está en el centro de nuestro propósito. En colaboración con socios como WaterAid y la Coalición de Resiliencia del Agua, estamos trabajando en seis continentes para proporcionar, proteger y preservar un acceso confiable al agua potable, los sistemas de saneamiento y la educación en materia de higiene, especialmente en relación con el lavado de manos, tan vital para la salud pública en las comunidades a las que servimos. Frente a COVID-19 y al cambio climático, aceleramos nuestros esfuerzos en todo el mundo y alentamos a todas las empresas a hacer lo mismo.

Ewan Andrew, director de sostenibilidad de Diageo:

Es un derecho humano básico que todos en el mundo tengan acceso al agua potable. Todos tenemos un papel que desempeñar para lograrlo. Solo a través de la acción colectiva y las iniciativas colaborativas podemos abordar esta necesidad global, por lo que nos complace unirnos con WaterAid y la Coalición de Resiliencia del Agua para ayudar a que esto sea una realidad.

Mary Draves, directora de sostenibilidad y vicepresidenta de medio ambiente, salud y seguridad de Dow:

El agua es esencial. Esencial para la vida. Esencial para las comunidades. Esencial para empresas como Dow que fabrican materias primas vitales para el mundo, incluidas aplicaciones críticas, como el cuidado de la salud, el cuidado en el hogar y la limpieza, que abordan maneras para mitigar pandemias y recuperarse de ellas. Como miembro de la Coalición de Resiliencia del Agua del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, estamos comprometidos con la iniciativa #WaterIsResilience. El lavado de manos es una línea crítica de defensa, pero miles de millones de personas no tienen acceso a agua potable y jabón. Cuando el agua potable y dulce es escasa, ¿cómo se priorizan las necesidades de agua hoy, al tiempo que se preserva el agua para el futuro? Nadie puede sin ayuda: debemos colaborar de formas nuevas y significativas para gestionar el agua de manera más sostenible.

Douglas M. Baker, Jr., presidente y director general de Ecolab:

A medida que el mundo sigue enfrentando desafíos sin precedentes, la necesidad de agua potable es fundamental para crear comunidades y ecosistemas saludables. La Coalición de Resiliencia del Agua está reuniendo a empresas, gobiernos y organizaciones comunitarias, como WaterAid, para impulsar la urgencia en la preservación de los recursos hídricos del mundo y garantizar el acceso a agua potable y segura. Juntos, estamos impulsando un mundo más resiliente con agua suficiente para que las personas, la naturaleza y las economías prosperen.

Julie Gruber, directora del departamento jurídico y de cumplimiento de Gap Inc.:

Gap Inc. se enorgullece de asociarse con WaterAid y la Coalición de Resiliencia del Agua para continuar apoyando la acción colectiva en pro del agua limpia para todos. Creemos que el acceso al agua potable es un derecho humano y es aún más esencial ahora como recurso crítico para mitigar los impactos de COVID-19 en estos tiempos sin precedentes.

Dolf van den Brink, director ejecutivo de HEINEKEN:

El acceso al agua potable y a la higiene es esencial para la vida, y más aún en la lucha contra la propagación de COVID-19. Sin embargo, muchas comunidades vulnerables no tienen acceso a ella. HEINEKEN se ha comprometido desde el principio a desempeñar su papel y apoyar a las comunidades más afectadas por la pandemia. Un ejemplo es la asociación de la HEINEKEN Africa Foundation con WaterAid y World Vision, que apoyará a las comunidades vulnerables de ocho países de África subsahariana con acceso a agua y jabón e información sobre higiene. A largo plazo, todos necesitamos trabajar juntos para proteger el agua, de modo que las comunidades que viven en zonas con estrés hídrico puedan seguir prosperando. Con Every Drop, nuestra estrategia para 2030, nuestro objetivo es hacer exactamente eso.

Yasuo Suzuki, director gerente de Kurita Water Industries Ltd.:

En Kurita Water Industries Ltd., nuestra filosofía corporativa es “estudiar las propiedades del agua y dominarlas, y crearemos un ambiente en el que la naturaleza y el hombre estén en armonía”. A través de nuestra participación en la Coalición de Resiliencia del Agua, colaboramos con otras compañías mundiales de primer nivel para resolver la distribución desigual del agua y la falta de recursos de agua dulce debido al cambio climático. Creemos que estas acciones ayudarán a prevenir la propagación de COVID-19 al reducir el número de personas que no pueden acceder al agua potable para lavarse las manos. Al mismo tiempo, a través de donaciones a WaterAid Japan, estamos apoyando a personas en países y regiones donde es difícil obtener agua potable y salubre. En los países africanos de Suazilandia y Mozambique, donde están aumentando los casos de COVID-19, WaterAid está ayudando a reparar las instalaciones de abastecimiento de agua que utilizan aguas subterráneas comunitarias. Gracias a este esfuerzo de colaboración, las personas ahora tendrán acceso a agua dulce para lavarse las manos, lo que ayudará a prevenir nuevas infecciones por COVID-19.

Marissa Pagnani McGowan, vicepresidenta sénior de responsabilidad corporativa de PVH Corp.:

La pandemia de COVID-19 ha subrayado aún más la importancia de la gestión del agua para mitigar la crisis climática y apoyar a comunidades sanas y resilientes. Como líderes de la industria, tenemos un papel importante que desempeñar en la preservación del agua, y nos comprometemos a continuar implementando proyectos de acción colectiva en nuestras comunidades más afectadas por el agua, al tiempo que compartimos recursos y esfuerzos con nuestros socios y compañeros para asegurar que podamos seguir aumentando el impacto de esta labor.

Jennifer Tisdel Schorsch, presidenta de Water.org:

Ahora más que nunca, el acceso al agua potable y al saneamiento es fundamental para la salud y la resiliencia de la comunidad mundial. El lavado de manos es una defensa de primera línea, pero ese simple acto es imposible sin agua. Y sin un baño en casa, el uso de las instalaciones públicas hace que el distanciamiento social sea un reto.

Este artículo fue publicado originalmente aquí en el sitio web de la Coalición de Resiliencia del Agua de CEO.

Logos of the Water Resilience Coalition and WaterAid