Poner fin a la crisis del agua, el saneamiento y la higiene en Mozambique a través del acceso equitativo a servicios sostenibles.

¿Dónde trabajamos?

Nuestro proyecto en Niassa, Mozambique tenía como objetivo aumentar el acceso equitativo y sostenible a los servicios de agua, saneamiento e higiene (WASH) para 59,000 personas en 12 comunidades en los distritos de Cuamba y Mecanhelas. Antes de que empezáramos a trabajar, el acceso de las comunidades a los servicios WASH en estos distritos se consideraba muy deficiente. En Cuamba, solo el 53% de los 265,000 residentes tenían acceso a agua potable y el 24%, a saneamiento decente. En Mecanhelas, el distrito más poblado de Niassa, solo el 36% de los 370,000 residentes tenían acceso a agua potable y el 24%, a saneamiento decente. En ambos distritos, esta falta de WASH privó a las personas de muchas comunidades de dignidad y las incapacitó para alcanzar su potencial.

¿Qué hicimos?

El proyecto adoptó un enfoque holístico, que incluye: provisión y buena gestión de la infraestructura de WASH, cambio de comportamiento de higiene, promoción de derechos a los servicios de WASH y mejora de la gobernanza. Sus componentes principales incluían:  

  • Construir o rehabilitar la infraestructura de WASH para beneficiar a comunidades, escuelas y centros de salud cumpliendo con los estándares de calidad establecidos por el gobierno de Mozambique. 
  • Promover comportamientos saludables de higiene en comunidades, escuelas y centros de salud, en coordinación con el sector de la salud a nivel nacional, provincial y distrital. Esto incluyó el desarrollo de materiales promocionales de cambio de comportamiento de higiene, basados en un estudio de las barreras para el cambio de comportamiento.  
  • Empoderar a las organizaciones de la sociedad civil (OSC) y a las comunidades locales sobre los derechos de WASH a través de capacitación, debates públicos, difusión de políticas y promoción de plataformas distritales que involucren a actores del sector WASH, y difundir mensajes a través de la radio comunitaria.  
  • Fortalecer la incidencia política, la planificación y la coordinación en el sector WASH a nivel de distrito mediante la creación de foros multisectoriales, el fomento de la planificación multisectorial con actores del sector WASH y el apoyo a las OSC para que participen en las plataformas para la adopción de políticas de WASH, además de apoyar a los gobiernos locales para analizar la calidad del agua.  

El proyecto también tenía como objetivo contribuir a un ambicioso programa del gobierno de Mozambique para aumentar las instalaciones de saneamiento y duplicar el acceso rural al agua potable para 2019, y se alineó con el Programa Nacional de Saneamiento Rural, conocido como PRONASAR (2017-30), bajo la Dirección Nacional de Abastecimiento de Agua y Saneamiento. 

¿Qué logramos?

El proyecto cambió la vida de más de 68,000 personas en Cuamba y Mecanhelas. Como resultado del proyecto:

  • Se ha reducido el ausentismo escolar.
  • Se ha reducido la prevalencia de enfermedades transmitidas por el agua.
  • Las OSC y las comunidades locales están facultadas para exigir sus derechos a WASH.
  • Se han fortalecido las capacidades de los actores del sector WASH a nivel de distrito y se han establecido reuniones trimestrales del foro de WASH.

Suministro de agua:

  • Se construyeron diez sistemas de suministro de agua (siete en Cuamba y tres en Mecanhelas).
  • Se rehabilitó un sistema de suministro de agua en un pueblo de Mecanhelas.
  • La red de agua se extendió a un centro de salud en Mecanhelas y otro en Cuamba.
  • Se construyeron 20 puntos de agua dispersos: diez en Cuamba y diez en Mecanhelas.
  • Se rehabilitaron 55 puntos de agua: 22 en Mecanhelas y 33 en Cuamba.
  • Se construyeron diez estaciones permanentes de lavado de manos en escuelas y centros de salud en los dos distritos.
  • Se establecieron 440 conexiones domésticas, lo que permite que 440 familias tengan grifos en su patio.
  • Se habilitaron a más de 5,000 personas de 12 comunidades para construir letrinas domésticas.

Comportamientos de higiene:

El proyecto se centró en concientizar a las comunidades sobre los comportamientos de higiene, llegando a más de 53,000 personas con mensajes de higiene. Alrededor de 35,460 de estas personas mejoraron sus instalaciones de higiene mediante estaciones de lavado de manos y estantes para platos, además de conservar el agua y jabón junto a los baños, mantener un pozo de basura y limpiar constantemente sus patios.

Gobernanza de WASH:

El proyecto apoyó a los gobiernos locales para poner en práctica los foros de WASH, los cuales, aunque ya estaban en su lugar, no habían mostrado indicios de estar activos. Las reuniones trimestrales ahora incluyen miembros de gobiernos de distrito, organizaciones de la sociedad civil, operadores privados, así como líderes y representantes comunitarios.

Derechos a WASH:

El componente de derechos del proyecto fue diseñado para concientizar a las comunidades sobre sus derechos a WASH y garantizar que las personas puedan hacer valer esos derechos y exigir acceso a los servicios. Esto se logró difundiendo mensajes usando la radio comunitaria y capacitando a comunidades, la sociedad civil y organizaciones comunitarias sobre los derechos de WASH, particularmente sobre cómo reclamarlos. Los mensajes sobre los derechos de WASH difundidos a través de la radio comunitaria llegaron a aproximadamente 280,000 personas.

Este proyecto fue financiado en parte por el gobierno del Reino Unido.

Imagen superior: Angelina Domingos, una agricultora de 31 años de la comunidad Muria en Mecanhelas, está sacando agua de un nuevo punto de abastecimiento de agua comunitario.

UK aid logo