Cómo cerrar la brecha

Thumbnail
Charlie Bibby/ Financial Times

Nuestro nuevo documento informativo Salvar la brecha revela que la ayuda internacional en materia de agua y saneamiento no está llegando a las personas más pobres y marginadas. De hecho, está exacerbando las desigualdades mundiales en lugar de reducirlas.

Salvar la brecha revela que ocho de las 48 naciones más pobres del mundo han estado entre los diez principales receptores de ayuda para el agua y el saneamiento en cualquiera de los últimos seis años.

  • Jordania, a pesar de tener más de 90 % de acceso tanto al agua como al saneamiento, recibe USD 855 en ayuda para el agua y el saneamiento por cada persona que carece de acceso.
  • Por el contrario, por cada persona que carece de acceso, Etiopía recibe solo USD 1.56, la República Democrática del Congo USD 0.80 y Madagascar USD 0.42.

A pesar de su importancia fundamental, la mayoría de los donantes otorgan una prioridad relativamente baja a la ayuda al agua, el saneamiento y la higiene, y en 2012 solo representaron 6 % de la ayuda global.

Gran parte de la ayuda prometida nunca se entrega. Durante la última década, los donantes no han podido transferir un tercio del dinero que prometieron en ayuda para el agua y el saneamiento, es decir, USD 27,600 millones de los USD 81,200 millones desde 2002.