Invertir en agua, saneamiento e higiene para la recuperación global y la resiliencia

WaterAid/Remissa Mak

Los principales países donantes del mundo se reunirán como el Grupo de los 7 bajo la Presidencia británica en Cornualles en junio, y como Grupo de los 20 presidido por Italia en octubre. A medida que los funcionarios determinan la agenda de estas dos cumbres, ofrecemos las siguientes recomendaciones para garantizar que el agua, el saneamiento y la higiene (WASH) formen parte de la agenda mundial para la recuperación del COVID-19 y la resiliencia al cambio climático.

La devastadora combinación del cambio climático y la pandemia del COVID-19 amenaza vidas y medios de subsistencia en todo el mundo, con un impacto desproporcionado sobre la gente más pobre del mundo. Estas amenazas, agravadas por las crecientes desigualdades y la inminente crisis de la deuda, ponen de relieve los defectos sistémicos de nuestra economía mundial.

Ahora tenemos una oportunidad crítica de cambiar hacia economías más saludables y sostenibles, y sociedades equitativas que trabajan tanto para las personas como para el planeta. En 2021, más que cualquier otro año, la comunidad internacional espera que los gobiernos más poderosos del mundo den un paso adelante, estableciendo planes ambiciosos e integrales para abordar los impactos continuos y desiguales del COVID-19 y las crisis climáticas.

Dado que el G7 y el G20 trazan una agenda ambiciosa para la recuperación de la pandemia del COVID-19, al tiempo que se comprometen a mitigar y adaptarse al cambio climático, es esencial que sus esfuerzos vayan más allá de sus propias fronteras para proteger nuestro bienestar colectivo. El fortalecimiento de la prestación de servicios esenciales como WASH en las comunidades más vulnerables aumenta la resiliencia al cambio climático, las futuras pandemias y las nuevas amenazas sanitarias mundiales, como la resistencia a los antimicrobianos.

Hacemos un llamado a las cumbres del G7 y G20 de 2021 para:

  • Poner fin a la pandemia del COVID-19 promoviendo un despliegue equitativo de las vacunas de la mano con cambios en el comportamiento de higiene. 
  • Integrar WASH en los planes globales de preparación para pandemias y en la reforma de la arquitectura sanitaria global.
  • Proporcionar financiamiento catalítico, con una contribución inicial de al menos USD 1,200 millones, para impulsar el acceso universal a WASH en las centros de salud de los países menos desarrollados (PMD).
  • Proporcionar financiamiento internacional nuevo y adicional para la adaptación al clima, especialmente para proyectos dirigidos localmente, que ayudan a satisfacer las necesidades básicas de las comunidades más afectadas, incluido el acceso a WASH.
  • Comprometerse con un paquete de financiamiento de recuperación de emergencia compuesto por la condonación y reestructuración integral de la deuda; una nueva emisión y reasignación de al menos 1 billón de dólares en derechos especiales de retiro; cumplimiento de los compromisos de gastar el 0.7% del ingreso nacional bruto en ayuda; y fuentes innovadoras de financiamiento público internacional.

Imagen superior: Sokha lavándose las manos frente al centro de salud de Thlork Vien, pueblo de Chhouk, comuna de Thlork Vien, provincia de Kampong Chhnang, Camboya.