Más allá del acceso: la calidad del agua desde el recurso hasta el usuario

WaterAid/Jashim Salam

Garantizar un suministro de agua de buena calidad y no contaminada es clave para cumplir el objetivo global de proporcionar a todos acceso al agua gestionada de forma segura para 2030.

También es clave para el enfoque de WaterAid con respecto a la seguridad hídrica, que implica trabajar en toda la cadena de suministro de agua, desde la protección de los recursos hasta el tratamiento y el monitoreo rutinario de la seguridad hídrica. Trabajamos con diversas partes interesadas, como autoridades de distrito, operadores de abastecimiento de agua y hogares.

WaterAid trabaja para demostrar buenas prácticas de abastecimiento de agua, fomentar el cambio de comportamiento y proteger las fuentes de agua. Además, trabajamos para desarrollar la capacidad de las comunidades locales y los proveedores de servicios, e influir en las políticas y reglamentos nacionales en el contexto más amplio de fortalecimiento del sistema.

Todas las fuentes de agua construidas o rehabilitadas con el apoyo de WaterAid se ponen a prueba para comprobar la calidad del agua antes de entregarlas a hogares, comunidades, autoridades locales u operadores. Esto garantiza el cumplimiento de nuestra política de calidad del agua y que el suministro de agua no presente riesgos importantes para la salud. Este régimen de pruebas forma parte de las normas del programa de calidad de WaterAid y se establece en la propia política de calidad del agua de cada programa nacional, se adapta a los riesgos y contextos nacionales específicos. WaterAid también sigue las directrices de la Organización Mundial de la Salud en materia de agua potable y cumple con las normas nacionales, a menos que se considere que son demasiado indulgentes.

Más allá de las pruebas iniciales, WaterAid promueve la protección de la calidad del agua mediante un enfoque multibarreras. Esto es específico para cada país y puede incluir:

  • encuestas sanitarias como instrumento de evaluación de riesgos en curso
  • mejora del diseño de los sistemas de suministro de agua combinados con los programas de mantenimiento
  • programas de cambio de comportamiento de higiene para reducir el riesgo de contaminación del agua entre la recolección y el consumo

Esto se ajusta al enfoque de planificación de la seguridad hídrica de la OMS y a menudo se aplica como parte de un programa de planificación de seguridad hídrica más amplio.

Estudios de casos

Recursos externos

Imagen superior: La heroína del agua, Sharamon Nowshin Hriddhee, prueba el agua de un pozo. Khulna, Bangladesh. Febrero de 2020.