Misión crítica: invertir en agua, saneamiento e higiene para una recuperación económica saludable y ecológica

WaterAid

Este informe, una colaboración entre WaterAid y Vivid Economics, señala la necesidad de un importante esfuerzo internacional de los gobiernos, las empresas y los donantes, los sectores público y privado, y la sociedad civil para aumentar el financiamiento para infraestructura y servicios de agua, saneamiento e higiene con una perspectiva de resiliencia climática.

Los servicios de agua potable, saneamiento e higiene (WASH) son fundamentales para proteger a las personas de enfermedades infecciosas y ayudarlas a adaptarse a los impactos de nuestro cambiante clima.

Si bien el acceso universal a instalaciones sostenibles de WASH respalda muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con frecuencia se descuida y millones de personas siguen sin tener acceso a estos elementos fundamentales que salvan vidas.

Los servicios de WASH inadecuados son responsables de hasta el 10 % de la incidencia mundial de enfermedad, y conllevan a que las mujeres y niñas, en particular, sigan faltando a la escuela o pierdan oportunidades de obtener sus propios ingresos porque soportan más de la carga en lo que respecta a los cuidados no remunerados y la recolección de agua.

WaterAid, en colaboración con Vivid Economics, ha llevado a cabo investigaciones y análisis para determinar el argumento económico para invertir en agua, saneamiento e higiene, y la forma en que estas inversiones pueden contribuir a una recuperación saludable, justa y sostenible desde punto de vista ambientar de la pandemia de COVID-19.

El informe resultante, Misión crítica, reveló que lograr el acceso universal a WASH podría:

  • liberar billones de dólares de valor entre 2021 y 2040; los suministros de agua gestionados de forma segura pueden generar beneficios netos de $37,000 millones al año, mientras que el saneamiento gestionado de forma segura liberaría beneficios netos de $86,000 millones.
  • tener beneficios importantes de salud y ahorro de tiempo para las mujeres y las niñas, y contribuir a su empoderamiento económico y a la equidad de género.
  • prevenir hasta 6,000 millones de casos de diarrea y 12,000 millones de casos de lombrices parasitarias cada año.

Imagen superior: Gita Roy, líder de Golap Dol, aldea Tengrakhali, división Khulna, Bangladesh, se lava las manos.