Seguridad y bienestar de los trabajadores de saneamiento durante el COVID-19 en el sur de Asia: una rápida evaluación de Bangladesh, India, Pakistán y Nepal en bloqueo

Five female road sweepers in Bangladesh standing with their brooms wearing face masks, during the COVID-19 pandemic in Bangladesh.
WaterAid/ Parvez Ahmed

Cuando la mayoría de los países de Asia meridional impusieron cierres para frenar la propagación de la pandemia de COVID-19, solo se permitió que continuaran los servicios esenciales, incluidos el saneamiento y la gestión de desechos. Esto puso a los trabajadores clave del saneamiento en la primera línea.

Durante mucho tiempo, los trabajadores de saneamiento han sido marginados en toda Asia meridional debido al estigma en torno a la naturaleza de su trabajo y a la discriminación basada en la casta, el origen étnico y la religión. La pandemia de COVID-19 amplió los considerables riesgos ocupacionales y de salud a los que ya se enfrentaban, dejando a muchos de ellos trabajando con una protección limitada y casi sin orientación ni apoyo formal.

Para comprender la naturaleza y el alcance de los desafíos que han enfrentado los trabajadores de saneamiento durante los cierres, facilitamos estudios en Bangladesh, India, Nepal y Pakistán, a través de entrevistas telefónicas con trabajadores de saneamiento e informantes clave. El estudio reveló ideas comunes:

  1. Si bien los trabajadores eran conscientes de los síntomas y riesgos que planteaba el COVID-19, muchos estaban mal equipados para hacer frente a estos peligros, debido a la falta de orientación específica o capacitación formal, el acceso limitado a equipo de protección personal (EPI) e instalaciones de limpieza y lavado de manos inadecuadas.
  2. La pandemia exacerbó las vulnerabilidades existentes, como la falta de seguro médico u otras formas de protección social. Si bien en algunos países había ejemplos de apoyo específico a los trabajadores de saneamiento, estos eran a menudo esporádicos y de escala limitada, lo que hacía que la mayoría de los trabajadores pudieran lidiar por sí mismos con cualquier impacto en su salud, ingresos y gastos crecientes. 
  3. Si bien se reconoció cada vez más la importancia de su trabajo durante este periodo crítico, las actitudes hacia los trabajadores en ocasiones cambiaron para peor. Por ejemplo, hubo casos de propietarios y vecinos que pidieron a trabajadores sanitarios que se marcharan debido al riesgo de contagio.
  4. La informalidad del trabajo de saneamiento, que es más frecuente entre las trabajadoras, aumentaba las vulnerabilidades existentes de los trabajadores y representaba un indicador de la ausencia de una red de seguridad, ingresos regulares, cobertura de seguros y acceso a EPI.

Es evidente la necesidad de que los trabajadores de saneamiento reciban apoyo inmediato para que puedan hacer frente a los mayores riesgos a medida que continúa la pandemia y más allá.

Descargue el informe de síntesis para conocer las acciones inmediatas y a largo plazo que los gobiernos nacionales, los actores regionales, las autoridades municipales y los actores no gubernamentales deben tomar para mejorar las condiciones de trabajo y de vida de los trabajadores del saneamiento, y para abordar el problema estructural profundamente arraigado de desigualdades que las han relegado a los márgenes de la sociedad. Explore los detalles de la investigación en los informes de cada país.