Sabemos que proporcionar instalaciones para lavarse las manos por sí solo no siempre significa que se usen. Hacer que el lavado de manos sea parte de la vida diaria está influenciado por una variedad de estímulos sociales, físicos y cognitivos. Los programas de higiene son más exitosos cuando combinan mejoras en la infraestructura de lavado de manos con una promoción de higiene “leve” que aborda una variedad de determinantes, no solo la educación sobre la prevención de enfermedades.

Pero el acceso a instalaciones limpias y convenientes para lavarse las manos con agua y jabón sigue siendo un factor clave para asegurarse de que la gente se lave las manos regularmente. Trabajamos con organizaciones de personas con discapacidad y otros grupos representativos para garantizar que las personas mayores, los niños, las personas con diferentes discapacidades y sus cuidadores puedan usar las instalaciones.

Tenemos experiencia en el diseño y la entrega de instalaciones de lavado de manos innovadoras y específicas para cada contexto en el sur de Asia y África en varios lugares, incluyendo centros de salud y escuelas, y lugares públicos como mercados y paradas de autobús.

La guía técnica de WaterAid para instalaciones de lavado de manos en lugares públicos proporciona orientación sobre las mejores prácticas y la innovación de nuestra respuesta de higiene a la COVID-19.

El trabajo de WaterAid en tecnologías de higiene

Imagen superior: Un peatón se lava las manos usando una instalación de lavado de manos sin contacto en la estación de autobuses de Lagankhel, Lalitpur en Nepal.