Hoy en día, 494 millones de personas, casi 1 de cada 16, no tienen acceso a un baño, lo que no les deja otra opción que defecar al aire libre.

Más de una de cada cinco personas en todo el mundo (1,700 millones) no tiene un baño decente propio (saneamiento “básico” o “gestionado de forma segura”). En muchos casos, las heces y la orina terminan en el medio ambiente sin tratar, lo que contamina y amenaza la salud de las personas.

Es una crisis mortal. Cuando las personas no tienen agua potable y saneamiento, las enfermedades se propagan rápidamente. En consecuencia, alrededor de 290,000 niños menores de 5 años mueren cada año a causa de enfermedades diarreicas. Eso es más de 800 niños al día, o un niño cada dos minutos. Esto no debería ser normal.

Para las niñas y mujeres, la falta de inodoros también afecta su privacidad y seguridad; a menudo esperan hasta que anochezca para encontrar un lugar tranquilo donde defecar, lo que aumenta el riesgo de ser acosadas o incluso agredidas sexualmente.

Sin inodoros en las escuelas, los niños defecan al aire libre. Esto los hace vulnerables a las enfermedades diarreicas y les hace perder las lecciones. En particular, las niñas se ven afectadas por la falta de baños privados y, a menudo, abandonan por completo la escuela cuando empiezan a menstruar. Esto sigue reforzando y ampliando la brecha entre niños y niñas, lo que impide que las niñas alcancen todo su potencial. También es difícil contratar profesores en escuelas sin baños decentes.

Las reacciones en cadena son considerables. En muchos países, el costo económico de un saneamiento e higiene deficientes asciende a más del 5 % de su PIB.

A pesar de los compromisos de muchos gobiernos y del reconocimiento por parte de las Naciones Unidas del saneamiento como derecho humano, este sigue estando desatendido. A las tasas actuales de progreso, el acceso universal al saneamiento gestionado de forma segura, la meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), no se logrará hasta 2107, es decir, 77 años de retraso.

Para que se generen los impactos que cambian vidas en cuanto al agua limpia y la buena higiene, los inodoros decentes deben ser normales para todos, en todas partes. Es por eso que ponemos el saneamiento al centro de nuestra labor.

Cómo replantear el saneamiento rural

Gracias a la colaboración del UNICEF y de Plan International UK hemos desarrollado un conjunto de recursos que le ayudarán a diseñar, costear e implementar programas de saneamiento de zonas rurales.

Devi, hija de Jit Bahadur Shrestra, 14 años, con la nueva letrina de su familia, pueblo de Jogidanda, Bahuntilpung VDC, distrito de Sindhuli, Nepal, diciembre de 2011.
Image: WaterAid/ Tom van Cakenberghe

Nuestro enfoque

Juntos, podemos hacer una mayor diferencia. Con gobiernos, socios de desarrollo, empresas de servicios públicos, organizaciones comunitarias, empresas y empresarios, y la gente local, trabajamos todos los días para mejorar el acceso de las personas al saneamiento.

Para garantizar que las mejoras sean sostenibles, promovemos el cambio de comportamiento y trabajamos con las comunidades para revisar diversas opciones de saneamiento a fin de que puedan tomar decisiones informadas sobre cuál se adapta mejor a sus necesidades.

Nos dirigimos a toda la cadena de saneamiento para asegurarnos de que los residuos humanos se gestionen de forma segura, incluidos el transporte o el almacenamiento, el tratamiento y la eliminación o reutilización. Abogamos por la dignidad, la salud y la seguridad de los trabajadores sanitarios que operan esa cadena.

Priorizamos a las personas más pobres y marginadas, para garantizar que a nadie se le niegue este derecho humano básico; solo cuando las comunidades enteras usen inodoros la salud, los medios de subsistencia y el bienestar de las personas mejorarán.

Garantizar el saneamiento para todos requiere algo más que construir inodoros o motivar a las comunidades. Utilizamos nuestra experiencia en la prestación de servicios para ayudar a los gobiernos y proveedores de servicios a identificar bloqueos y mejoras en sus sistemas de prestación de servicios de saneamiento. Al hacerlo, contribuimos a garantizar que todos, en todas partes, tengan acceso sostenible al saneamiento.

El saneamiento es el núcleo de la ejecución de nuestros programas y, a través de nuestra promoción y campañas, creamos conciencia sobre el hecho de que las mejoras en el saneamiento son clave para el éxito de muchas otras áreas del desarrollo, incluidas la salud, el medio ambiente, la educación, la vivienda y la infraestructura. Hacemos un llamado a los gobiernos a nivel nacional e internacional para que hagan del saneamiento una prioridad política y apoyen para cumplir sus compromisos. Juntos, podemos alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible para poner fin a la defecación al aire libre y garantizar que todos, en todas partes, tengan saneamiento para 2030.

Latest resources and expert opinion

Top image: Niraj, 15, walks towards the male toilet block at his school in Bardiya, Nepal, August 2023.

Second image: Dagitu and her elder sister, Gedam, are happy to see a new accessible toilet at Edget Behibret Elementary School, that also caters the needs of students with physical disabilities, Amhara, Ethiopia. November 2018.

Page last updated: April 2024