Guía técnica para instalaciones de lavado de manos en lugares públicos y edificios

WaterAid/Drik/Parvez Ahmad

Los comportamientos de higiene, incluido el lavado de manos con jabón, son una primera línea de defensa contra el coronavirus. Como parte de nuestra respuesta ante el COVID-19, estamos ampliando nuestros programas de cambio de comportamiento en materia de higiene en 26 países de Asia meridional, África y América Latina.

Estamos implementando nuestra respuesta escalonada utilizando un enfoque de no hacer daño, principalmente a través de métodos digitales, sociales y medios de comunicación sin contacto; colocando instalaciones de lavado de manos en lugares públicos; e incrementando nuestros programas de higiene existentes.

Nuestro trabajo con los gobiernos para crear instalaciones de lavado de manos en una amplia gama de lugares y edificios públicos ha sido crucial para ayudar a todos a lavarse las manos y reducir la transmisión del coronavirus. Durante la pandemia de COVID-19, la emergencia de la respuesta puede dar lugar a que se coloquen rápidamente instalaciones de lavado de manos, incluso en edificios permanentes como escuelas o centros de salud, sin tener en cuenta la sostenibilidad a largo plazo. Aunque una respuesta rápida es fundamental, se deben elaborar planes para la sostenibilidad a largo plazo de estas instalaciones para que se utilicen, mantengan y no pongan en riesgo a los usuarios.

Esta guía técnica, que está dirigiendo nuestra respuesta ante el COVID-19, proporciona orientación sobre las mejores prácticas para instalaciones de lavado de manos permanentes o semipermanentes en lugares públicos y edificios, y comparte innovación y aprendizaje de nuestra respuesta en materia de higiene hasta la fecha. Sugerimos utilizarla junto con una intervención de cambio de comportamiento de higiene. Si bien el acceso a las instalaciones de lavado de manos en el hogar es igual de importante que en los espacios públicos, no lo hemos incluido porque los diseños tienden a ser diferentes, y la responsabilidad de hacer la instalación y darles mantenimiento corresponde a los hogares.

Esperamos revisar esta guía a medida que surja un mayor aprendizaje sobre cuestiones relacionadas con la sostenibilidad, y reflejar las orientaciones actualizadas del COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud.