No podemos esperar: Un informe sobre saneamiento e higiene para mujeres y niñas

Thumbnail
WSSCC/Saskia Castelein

Todavía hay 2,500 millones de personas sin acceso a un saneamiento adecuado.

No podemos esperar deja claro que los gobiernos, la sociedad civil y las empresas deben trabajar juntos para mejorar la salud y la prosperidad de las mujeres en todo el mundo.

El informe fue presentado en un evento de la ONU en Nueva York, en el que se celebró el primer Día Mundial del Retrete oficial. La jornada sirve para recordar al mundo que más de 2,500 millones de personas carecen de acceso a un retrete baño, con consecuencias devastadoras en particular para el bienestar, la salud, la educación y el empoderamiento de las mujeres y las niñas en todo el mundo. 

En el informe, se formulan varias recomendaciones, entre ellas:

  • Los gobiernos (tanto de los países en vías de desarrollo como de los países donantes) consideran que el fortalecimiento del sector del saneamiento y el logro de la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en materia de saneamiento son una prioridad política inmediata y urgente.
  • Los gobiernos de todo el mundo cumplen con sus promesas y los compromisos asumidos a nivel nacional, regional y mundial.
  • El marco de desarrollo después de 2015 para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio debe abordar el agua, el saneamiento y la higiene como cuestiones prioritarias.
  • El saneamiento debe integrarse en la política educativa, apoyada con recursos suficientes y planes concretos.
  • Más actores del sector privado deben aprovechar las oportunidades sociales y empresariales e invertir en el desarrollo social. Una colaboración más frecuente e intersectorial es esencial para lograr progresos reales.

El informe fue elaborado por WaterAid, la organización patrocinada por la ONU Water Supply and Saneamiento Collaborative Council, y la marca líder de baños Domestos de Unilever.