Nuestro mensaje en Davos: el agua y el saneamiento son una línea crítica de defensa contra el cambio climático

5 min read
WaterAid/ DRIK/ Habibul Haque

La atmósfera del Foro Económico Mundial dio a entender un cambio de enfoque hacia la sostenibilidad, que se manifestó en el discurso principal de Su Alteza Real el Príncipe Carlos. Pero los líderes empresariales y políticos están perdiendo una oportunidad de inversión e innovación en los servicios de agua y saneamiento esenciales para la reducción de la pobreza y el desarrollo económico frente al cambio climático, dice Tim Wainwright.

Sólo había un tema en boca de todos en Davos este año: el cambio climático. Los titulares se centraron en la guerra fría entre Greta Thunberg y Donald Trump, pero hubo un consenso mucho mayor entre los reunidos para la reunión anual del Foro Económico Mundial (WEF). El propio Foro actualizó su manifiesto de negocios responsables, con el clima como eje central.

Entre los que piden una acción urgente estaba el propio presidente de WaterAid, Su Alteza Real el Príncipe de Gales. Han pasado más de 30 años desde la última vez que asistió a Davos y, como recordó a la audiencia, 50 años desde que pronunció su primer discurso sobre el medio ambiente. Su mensaje fue crudo, y su llamado a la acción desafiante: la emergencia climática requiere no menos que una revisión de la economía actual, con un nuevo acuerdo para las personas y el planeta.

El estado de ánimo está cambiando lentamente hacia la escala de acción necesaria, dado que el cambio climático afectará a todas las partes de la economía. Esto no puede ser más cierto que en el caso del agua: el WEF ha clasificado las crisis hídricas entre los cinco principales riesgos mundiales en términos de probabilidad o impacto cada año desde 2012.

Infographic showing the top 10 risks over the next 10 years, according to the World Economic Forum's 2020 report
Infografía que muestra los 10 principales riesgos en los próximos 10 años según el informe 2020 del Foro Económico Mundial
World Economic Forum

La crisis climática es una crisis del agua, y un multiplicador de la amenaza

A lo largo del foro tuve un mensaje constante: para los más pobres del mundo, la crisis climática es una crisis del agua. Sí, tiene implicaciones a largo plazo para sus negocios y economías. Pero, ante todo, se trata de una cuestión de supervivencia, dignidad y justicia, y el cambio climático ya tiene efectos devastadores en la vida de las personas que menos hicieron para causarlo.

Las inundaciones, tormentas y sequías, que repercuten en cómo y si las personas pueden obtener agua potable, son cada vez más frecuentes y extremas, y se prevé que estas tendencias aumentarán a medida que el clima continúa cambiando. Esto socavará el ya precario acceso al agua para miles de millones en todo el mundo.

El cambio climático actúa como un enorme multiplicador de la amenaza, agravando los obstáculos existentes a estos servicios y haciendo retroceder los progresos ya alcanzados.

A medida que las personas que viven en zonas climáticas vulnerables experimentan cambios en las pautas meteorológicas, las lluvias menos predecibles, la intrusión de agua salada y el aumento de la exposición a las enfermedades, el agua y el saneamiento se convierten en una línea crítica de defensa. Si su suministro de agua proviene de un acuífero poco profundo que se llena de agua de mar, entonces ya no puede beberlo. Pero si la persona que diseña el suministro de agua ha pensado en esta amenaza y la ha tenido en cuenta, quizás recurriendo a acuíferos más profundos, entonces usted puede seguir viviendo en su vecindario. Si sus inodoros y sistemas de saneamiento están construidos para resistir inundaciones, entonces su comunidad no sufre el mismo nivel de contaminación después de las inundaciones que si los residuos humanos hubieran sido propagados por las aguas altas.

El sector del agua y el saneamiento podría convertirse en un líder en la adaptación climática

Sin embargo, actualmente carecemos del nivel de inversión e innovación de los sectores público y privado necesario para prestar servicios sostenibles de abastecimiento de agua que beneficien la reducción de la pobreza, la industria y el desarrollo económico. Este es un enorme punto ciego para los líderes empresariales y políticos, y una oportunidad perdida para crear un futuro más sostenible.

En lugar de quedarse rezagado, el sector del agua y el saneamiento podría convertirse en un líder en el suministro del tipo de infraestructura ecológica, servicios y puestos de trabajo que se necesitan urgentemente para permitir la adaptación a los peores impactos del cambio climático.

Tim Wainwright, director ejecutivo de WaterAid UK, hablando con Hassan Nasir Jamy, secretario del Ministerio de Cambio Climático, en el Ministerio de Cambio Climático, gobierno de Pakistán, en Islamabad, Pakistán.
Tim Wainwright, director ejecutivo de WaterAid UK, hablando con Hassan Nasir Jamy, secretario del Ministerio de Cambio Climático, en el Ministerio de Cambio Climático de Pakistán en Islamabad, Pakistán.
WaterAid/Sibtain Haider

El agua, el saneamiento y la higiene son fundamentales para un futuro sostenible

Dejando Davos el año pasado, me sentí frustrado. Sentí que muy pocos entendieron o debatieron el impacto que tendría el cambio climático en el ya grave estado del agua y el saneamiento en el mundo, y las consecuencias devastadoras para la educación, la salud, la productividad y el desarrollo.

Este año, percibí una mayor comprensión de los desafíos interrelacionados que enfrentamos, y con ello un aire de urgencia y proactividad. Las empresas están buscando soluciones, no sólo planteando preocupaciones.

Es por eso que WaterAid será una de las organizaciones que colaborarán estrechamente con Su Alteza Real el Príncipe de Gales como parte de su año de acción 2020.

En marzo, en Londres, reuniremos a los sectores público, privado y filantrópico para una cumbre de alto nivel que situará el agua, el saneamiento y la higiene a la vanguardia de la lucha contra el clima, y trabajaremos en las soluciones que garanticen un futuro sostenible para todos.

Y continuaremos esa labor en toda la federación de WaterAid durante todo el año, incluso en la Reunión de Jefes de Gobierno del Commonwealth en Kigali en junio, y en la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático, COP 26, en Glasgow en noviembre, para ayudar a generar un impulso positivo para una acción decisiva.

De esta manera, esperamos que WaterAid pueda desempeñar su papel en el cambio de la trayectoria mundial en la próxima década, lo que dará lugar a un mundo más justo para las personas más pobres y marginadas.

Tim Wainwright es el director ejecutivo de WaterAid UK. Síguelo en Twitter y manténgase al día con la política, la práctica y la incidencia política de WaterAid aquí.