Es el momento de la Unión Europea para defendera los derechos humanos

5 min read
WaterAid/ Habibul Haque

Las directrices de la Unión Europea sobre los derechos humanos al agua, el saneamiento y la higiene deben aceptarse con beneplácito. Pero Louisa Gosling, gerente de programas de calidad de WaterAid UK, presenta una nueva herramienta para ayudar a que sean pertinentes localmente.

La UE publica directrices sobre derechos económicos y sociales

¿El Consejo de Asuntos Exteriores está señalando un cambio enormemente significativo en su enfoque de los derechos humanos?

Durante los dos últimos decenios, el enfoque de la Unión Europea en materia de derechos humanos se ha centrado únicamente en los derechos civiles y políticos. Sin embargo, el lunes, la UE adoptó directrices centradas por primera vez en los derechos económicos y sociales.

¿Esto indica un nuevo impulso político en materia de agua, saneamiento e higiene (WASH) a nivel de la UE? Si es así, entonces esto debió hacerse desde hace mucho tiempo —el agua y el saneamiento fueron declarados un derecho humano en 2010 y como dos derechos humanos distintos en 2015 —, además de tener enorme importancia.

WASH es vital para el desarrollo, pero se ha ignorado

La importancia del programa UE/WASH, en términos de programas de desarrollo y cooperación, se ha reducido en los últimos tiempos. En siete años, el número de iniciativas nacionales apoyadas por la UE dirigidas a este objetivo ha disminuido en 50 %.

Sin embargo, WASH debería ser una de las máximas prioridades de desarrollo, ya que sustenta muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La falta de agua potable, baños decentes y una buena higiene socava los esfuerzos por mejorar la salud, la educación y la seguridad financiera. Paraliza vidas, naciones y todo el programa de desarrollo.

Las directrices deben orientar para que las delegaciones, las instituciones y los Estados miembros de la UE apliquen políticas de desarrollo. En esencia, las autoridades locales de los países de bajos ingresos, que mejoran los servicios WASH deben centrarse en la rendición de cuentas, una mejor comprensión y una inversión específica.

Mujeres del pueblo se lavan y se bañan en un estanque en Chalna Bazar, Bangladesh.
Mujeres del pueblo se lavan y se bañan en un estanque en Chalna Bazar, Bangladesh.
WaterAid/Abir Abdullah

Las desigualdades en el acceso a WASH siguen siendo enormes

En la UE, contamos con un marco reglamentario estricto para el agua y el saneamiento, lo que significa que nuestros ciudadanos pueden, en su mayor parte, dar por sentado el suministro de agua potable y un buen saneamiento. Sin embargo, para las personas que viven en países con un acceso muy deficiente a los servicios de agua y saneamiento, es un panorama diferente.

Parte de la razón por la que hay casi 2,300 millones de personas sin acceso a saneamiento adecuado, y 844 millones sin acceso a agua potable, es la falta de rendición de cuentas a nivel local. Esto se combina con no comprender dónde reside el deber de prestar esos servicios y la falta de recursos para cumplir ese deber.

Las pautas carecen de detalles: tenemos la respuesta

Las nuevas directrices, aunque son muy ambiciosas, son breves. Es posible que no proporcionen suficiente orientación práctica a los funcionarios de los niveles más bajos del gobierno local, algunos de los cuales pueden desconocer el tema de los derechos humanos en relación con WASH.

La buena noticia es que existe una herramienta pragmática destinada precisamente a que los derechos humanos al agua y al saneamiento sean lo más operativos posibles. En las Jornadas Europeas del Desarrollo de esta semana presentamos Making Rights Real, nuestro proyecto cuyo objetivo es ayudar a los funcionarios de los gobiernos locales de algunas de las partes más pobres del mundo a avanzar en sus comunidades utilizando un enfoque basado en los derechos humanos para mejorar el acceso a WASH.

El instrumento, ya utilizado en varios países de África subsahariana y Asia Meridional, ayuda a las autoridades locales a comprender claramente su responsabilidad de garantizar el acceso universal, aplicando al mismo tiempo los principios de derechos humanos de igualdad y no discriminación, sostenibilidad, rendición de cuentas, participación y acceso a la información.

Los desafíos que plantea el suministro de agua y saneamiento a las comunidades más pobres son inmensos. Making Rights Real ayuda a los funcionarios gubernamentales y a las comunidades a debatir sobre cómo superar estos desafíos, con el fin de conseguir agua y saneamiento para todos. Tenemos que cambiar colectivamente nuestra mentalidad para reconocer que cada día que alguien vive sin agua y saneamiento sus derechos humanos se están violando.

Making Rights Real es una iniciativa de creación de asociaciones y ya está operativa. En Etiopía, ayudó a los proveedores de servicios a colaborar con el gobierno local para fortalecer los procedimientos de rendición de cuentas de la comunidad, a fin de evaluar la labor que está realizándose. En India, los funcionarios locales mejoraron el acceso de personas con discapacidad a los baños después de que la herramienta les ayudó a comprender el alcance de los derechos humanos.

Debemos aprovechar este impulso

Si se trata de un cambio significativo en el enfoque de la UE respecto de los derechos humanos, debemos aceptarlo y utilizarlo, y asegurarnos de que el impulso lleve a ejercer los derechos a WASH. El pensamiento central de la UE debe ser un compromiso tangible y no solo palabras. Aprovechemos el poder de la UE para garantizar que nadie quede rezagado. Si no lo hacemos, las desigualdades solo se profundizarán en términos de ingresos, geografía, discapacidad, género y grupo social.

Este es un momento para la UE, un momento en el que podemos hacer grandes progresos para garantizar que todos, en todas partes, puedan gozar de estos derechos humanos. Momentos como este no se dan siempre. Vamos a aprovecharlos.

Únase a nosotros en las Jornadas Europeas del Desarrollo, stand 29, para obtener más información. Siga a @EUWaterAid para obtener más detalles.

Louisa Gosling es gerente de programas de calidad en WaterAid UK. Sígala en @LouisaGosling1.