Agua, saneamiento y menstruación: lecciones del Simposio de Gestión de la Higiene Menstrual en África Oriental y Meridional

5 min read
Miniatura
WaterAid/Chileshe Chanda

¿Qué significa gestión de la higiene menstrual (GHM)? Según el UNICEF y la OMS (2014), significa el uso por parte de mujeres y adolescentes de material limpio para absorber o recolectar sangre y que se pueda cambiar en la intimidad tantas veces como sea necesario durante el período menstrual, con acceso a agua y jabón para homogeneizar el cuerpo según se necesite e instalaciones adecuadas para desechar el material utilizado.

Esta definición reconoce la necesidad de productos GHM, acceso a agua y jabón para la limpieza corporal, un lugar privado para cambiar el material menstrual y, por último, instalaciones para desecharlo.

Puede parecer obvio para todos que el agua, el saneamiento y la higiene (WASH) son esenciales para la GHM, pero mi reciente participación en el primer Simposio de GHM en África oriental y meridional, en Johannesburgo, me hizo darme cuenta de que no es así. Si bien nuestra implementación de programas de GHM tiene por objeto ser holística y reconocer cuestiones como la de productos menstruales asequibles y políticas eficaces, las niñas y mujeres que menstrúan estarán de acuerdo conmigo en que una gestión decente de la higiene menstrual requiere acceso a agua limpia, aseos privados seguros e instalaciones de desecho.

Algunos pueden argumentar que la ausencia de agua y retretes no significa necesariamente que una mujer no pueda manejar su período, especialmente en situaciones de emergencia como las de refugiados o migrantes. Sin embargo, estos son casos únicos y no deben desviarnos de nuestros esfuerzos para hacer que los baños privados seguros sean una realidad para todos en todas partes.

Simposio de GHM

Los días 28 y 29 de mayo, el Fondo de Población de las Naciones Unidas y el Ministerio de la Mujer de la República de Sudáfrica organizaron el primer Simposio Regional de África Oriental y Meridional sobre Mejoramiento de la Gestión de la Salud Menstrual de Adolescentes y Mujeres, en el Hilton Hotel de Johannesburgo. El evento reunió a funcionarios de gobiernos regionales y nacionales y de organizaciones mundiales, académicos, miembros de la sociedad civil y organismos de las Naciones Unidas, así como representantes del sector privado y de organizaciones dirigidas por jóvenes y empresarios sociales (como empresas que fabrican productos para la gestión de la higiene menstrual).

Es alentador ver cuántos gobiernos y organizaciones internacionales, regionales y nacionales están mostrando interés por la GHM, no solo a través de su participación en el Simposio sino también mediante el intercambio de directrices y políticas sobre el tema, y su adopción de diferentes iniciativas en la región de África oriental y meridional.

Sesión lateral: WASH y eliminación de desechos en la GHM

Durante el simposio, la oficina regional de WaterAid África Meridional, junto con el UNICEF y el Consejo de Colaboración para el Abastecimiento de Agua y Saneamiento, convocaron a una sesión sobre WASH y gestión de desechos. La asistencia fue decepcionante en comparación con las sesiones sobre educación, financiamiento y disponibilidad de productos, que fueron muy populares. Sin embargo, fue útil debatir sobre los resultados obtenidos en nuestras esferas de especialización.

El UNICEF compartió su amplia experiencia de trabajo en entornos escolares, mientras que WaterAid echó mano de sus conocimientos sobre instalaciones de atención de la salud y eliminación de desechos menstruales, así como de los aprendizajes de un grupo de trabajo sobre GHM con sede en la India.

Entre los ponentes invitados se encontraban Vivian Onano, Embajadora Juvenil Global de WaterAid, quien compartió algunos casos inspiradores de intervenciones de GHM en África occidental. Anthony Odili, de la Universidad de KwaZulu Natal, hizo una exposición perspicaz titulada «Understanding access to sanitation facilities and menstrual waste disposal practices» (Comprensión del acceso a instalaciones sanitarias y prácticas de eliminación de desechos menstruales). Además, Julie Hennegan, de la Universidad Johns Hopkins, presentó la ponencia «Menstrual hygiene, WASH and waste disposal: what can we learn from nationally representative data from Ethiopia and Kenya?» (Higiene menstrual, WASH y eliminación de desechos: ¿Qué podemos aprender de los datos representativos a nivel nacional de Etiopía y Kenia?).

Cuestiones clave surgidas de la sesión sobre WASH y eliminación de desechos

  • Los servicios de WASH deben formar parte de un enfoque holístico de la GHM y tener en cuenta y abordar las dificultades específicos de diversos contextos y localidades.

  • Deben proporcionarse instalaciones de apoyo, especialmente sistemas de gestión de aguas residuales y desechos sanitarios que sean sostenibles, asequibles, seguros y de buena calidad.

  • Es necesario aplicar sistemáticamente directrices nacionales y medidas para asegurar la calidad del agua, el saneamiento y la eliminación de desechos de productos menstruales. Esto requiere abordar una amplia gama de tabúes y normas sociales que determinan qué productos eligen las adolescentes y las mujeres y cómo los utilizan.

  • Es necesario prestar más atención a los sistemas de eliminación inocuos para el medio ambiente, culturalmente apropiados, seguros y eficientes, e intensificar la investigación de soluciones en la región.

  • También es necesario saber más sobre cómo manejan las mujeres la menstruación en el contexto de creciente escasez de agua.

Recomendaciones para mejorar la GHM en la región

  • Todas las partes involucradas deben dar prioridad al acceso a agua limpia, saneamiento decente y buenas prácticas de higiene como elementos clave de la gestión eficaz de la menstruación.

  • Las organizaciones de WASH, como WaterAid, WSSCC, etc., juegan un papel significativo en la sensibilización sobre la importancia del acceso a estos servicios para la gestión de la higiene menstrual.

  • Se precisa de indicadores específicos de GHM para captar mejor las necesidades menstruales y el progreso en este campo.

  • Necesitamos fomentar el apoyo político y la aceptación social por medio de campañas de información, educación y comunicación sobre tecnologías sanitarias innovadoras, bien organizadas y a diferentes niveles de gobierno y en las comunidades.

  • Es necesario realizar más investigaciones sobre el uso por parte de las mujeres de las instalaciones sanitarias para la gestión menstrual y la eliminación de los materiales.

 

Más información sobre el trabajo de WaterAid en higiene menstrual >