Reseñas temáticas: impulsar el cambio en el sector WASH a través de la reflexión y el aprendizaje

5 min read
Thumbnail
WaterAid/Mia Shah

¿Cómo podemos hacer que los servicios de agua, saneamiento e higiene sean sostenibles (y funciona nuestro enfoque)? WaterAid encargó una evaluación externa de un enfoque de fortalecimiento del sector de los servicios sostenibles. Marianne Kristensen, asesora de PMER, analiza los resultados de la evaluación.

En WaterAid apoyamos a los gobiernos y proveedores de servicios en el fortalecimiento de los sistemas y capacidades necesarias para ofrecer servicios sostenibles de agua, saneamiento e higiene (WASH).

Si bien este no es un enfoque nuevo para nosotros, se ha impulsado con energía renovada en nuestra Estrategia Global 2015 como respuesta a las ambiciosas metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Reconocemos que es necesario un cambio escalonado en los comportamientos y las formas de trabajar en el sector WASH para acelerar que el progreso llegue a todos y en todas partes de aquí a 2030:

La evidencia de los países con mejores resultados en lograr mejoras rápidas en los servicios sostenibles de agua, saneamiento e higiene es que contar con políticas sólidas, instituciones coordinadas, un liderazgo firme y, sobre todo, sistemas eficaces de monitoreo del desempeño es vital. Por lo tanto, la creación de un trabajo integrado y eficaz de programación e incidencia política que tenga como objetivo fortalecer esas capacidades es fundamental para que WaterAid pueda realizar su misión de lograr el acceso universal a servicios sostenibles de WASH (Henry Northover, director de Políticas Globales de WaterAid).

Lograr este cambio de paso y mejorar la forma en que trabajamos juntos es esencial si queremos alcanzar los ambiciosos objetivos del ODS 6 en un plazo de 12 años. Las organizaciones de la sociedad civil deben probar y evaluar nuevos enfoques y formas de trabajar con el gobierno y los proveedores de servicios. 

Con este fin, WaterAid encargó una evaluación externa (de enero a junio de 2018) para examinar cómo nuestro enfoque de fortalecimiento del sector para servicios sostenibles es entendido y puesto en práctica por los programas nacionales de WaterAid, e identificar los facilitadores y barreras clave.

La evaluación determinó que el "enfoque de WaterAid es pertinente para abordar las cuestiones del sector WASH a nivel mundial, nacional y local y es una respuesta adecuada para alcanzar el objetivo del acceso universal al agua, saneamiento e higiene para 2030". Varios de nuestros programas por países están mostrando resultados prometedores al demostrar modelos eficaces de prestación de servicios con asociados gubernamentales, al tiempo que fortalecen los elementos fundamentales como medio para que las autoridades gubernamentales gestionen la prestación de servicios existentes y los amplíen aún más mediante mejores políticas y procedimientos. Por ejemplo:

  • El enfoque de WaterAid Etiopía de fortalecer la prestación de servicios municipales de agua, saneamiento e higiene mediante el desarrollo de capacidades humanas, de sistemas y recursos de las empresas de servicios públicos municipales ha asegurado compromisos financieros y de participación de dos gobiernos regionales interesados en lograr un aumento progresivo del enfoque de desarrollo de la capacidad utilizado.
  • WaterAid Nicaragua está estableciendo un centro nacional SMART WASH para mostrar tecnologías apropiadas y asequibles (especialmente dirigidas a poblaciones aisladas, remotas y dispersas), apoyado por un conjunto integral de medidas de desarrollo de la capacidad para promover un enfoque del ciclo de vida de la construcción y la aplicación.
  • El apoyo de WaterAid Malawi a los proveedores de servicios privados de residuos y agua está garantizando su legalización y regulaciones, así como mostrando signos de mejorar su recuperación de costos y sostenibilidad financiera.

Si bien estos ejemplos demuestran tanto la sostenibilidad como la escalabilidad, la evaluación también proporcionó una serie de recomendaciones concretas sobre cómo podemos seguir mejorando nuestro trabajo. Estas incluyen:

  • Definir y enmarcar claramente nuestro enfoque para garantizar que el apoyo a los gobiernos y proveedores de servicios para fortalecer sus sistemas y capacidades esté integrado en todo lo que hacemos en todos los programas nacionales de WaterAid. Esto se identificó como particularmente importante para garantizar que nuestra programación y proyectos se diseñen con esto en el núcleo.
  • Seguir influyendo en los donantes y las partes interesadas internacionales para que proporcionen financiamiento a fin de fortalecer los sistemas y capacidades, en lugar de centrarse exclusivamente en las cifras de prestación de servicios.
  • Fortalecer nuestra capacidad interna e identificar el apoyo a la capacidad externa en todos los aspectos de los sistemas y la capacidad necesaria para apoyar a los gobiernos y proveedores de servicios.

Leer el informe completo >

Ahora que hemos identificado las áreas que hay que mejorar, es hora de actuar. Nos comprometemos a abordar las recomendaciones a través de un conjunto de acciones claramente definidas, de modo que podamos desempeñar nuestro papel de apoyo a los gobiernos y proveedores de servicios para fortalecer los sistemas y capacidades requeridos para prestar servicios sostenibles de agua, saneamiento e higiene a las comunidades de todo el mundo.

Pero no podemos hacerlo solos. La creación de un sector WASH eficaz requiere que todas las partes involucradas cooperen en apoyo de un plan acelerado dirigido por el gobierno. Los propios planes deben basarse en una fuerte coordinación intersectorial y en instituciones estables y bien financiadas, con reglamentaciones sólidas y monitoreo del desempeño, a fin de fomentar una cultura de flexibilidad, aprendizaje y adaptación.

Lamentablemente, los incentivos actuales de los donantes y los gobiernos que dan prioridad a los productos numéricos no siempre alientan esas formas de trabajo. Sin embargo, al definir y adoptar comportamientos más eficaces como parte de un compromiso mutuo con el fortalecimiento del sector, y asegurando que estos se reflejen en las decisiones de financiamiento y programación, los gobiernos y los socios para el desarrollo juntos pueden hacer realidad la ambición de los ODS.