Saneamiento en ciudades pequeñas: lecciones de tres proyectos exitosos

3 min read
WaterAid/ Eliza Deacon

A medida que el mundo se urbaniza rápidamente, apoyar a las pequeñas ciudades y pueblos para que desarrollen su capacidad de proporcionar servicios adecuados de agua, saneamiento e higiene (WASH, por sus siglas en inglés) es crucial para llegar a todos. Rémi Kaupp comparte lecciones clave aprendidas durante tres proyectos de saneamiento urbano.

Sabemos que los pueblos pequeños y las ciudades secundarias albergan a la mitad de la población urbana mundial, sin embargo reciben mucha menos atención que las grandes ciudades y capitales. En la práctica, esto a menudo significa que en las ciudades más pequeñas los servicios básicos, como el agua y el saneamiento, se quedan atrás en cuanto a alcance y calidad. La capacidad del Gobierno central y local para organizar servicios de WASH es poca o no se adapta a las necesidades de estos centros urbanos de rápido crecimiento, que concentran cada vez más pobreza en ellos. Para empeorar las cosas, los municipios y los servicios públicos no suelen tener personal suficiente ni cuentan con financiación.

Las poblaciones en crecimiento requieren que se les preste la atención correspondiente

En WaterAid, cada vez centramos más nuestra labor en zonas urbanas en las ciudades más pequeñas; nos dedicamos a desarrollar las capacidades de municipios y proveedores de servicios para que hagan llegar servicios de WASH a todos, centrándonos en las personas más pobres y marginadas.

Tres proyectos recientes, en particular, muestran, mediante tres métodos diferentes, cómo es posible mejorar el saneamiento. En estas tres notas de aprendizaje (y un resumen, por si está ocupado) describimos los proyectos y lo que hemos aprendido de ellos:

  • En Sakhipur, Bangladesh: mejoras en toda la cadena de saneamiento, en particular la instalación de una planta de co-compostaje, gracias a la prolongada colaboración con autoridades y residentes.
  • En 20 poblados de Etiopía: una iniciativa de fomento de capacidades destinada a los servicios públicos municipales, para ayudarles a hacer una pausa y comenzar a considerar opciones de saneamiento (descritos aquí con más detalle).
  • En Babati, Tanzania: un proyecto de investigación-acción para que autoridades y residentes, en conjunto, crearan un plan de saneamiento e higiene (vea la investigación completa).

¿Cuáles son los factores que los proyectos exitosos tienen en común?

Los proyectos fueron diferentes y lo invitamos a echar un vistazo a cada nota de aprendizaje, pero observamos que compartían varios factores que contribuyeron a su éxito. A continuación, compartimos cinco en los que desempeñamos una función importante:

  1. Soporte técnico de buena calidad: por parte de WaterAid o de socios académicos y de la industria bien elegidos, utilizando una variedad de métodos de apoyo, como tutorías.
  2. Fomento de impulso político y responsabilidad por el saneamiento: al entender los incentivos y obstáculos locales y trabajar con los defensores del saneamiento.
  3. Una perspectiva municipal moderna del saneamiento: por ejemplo, con principios de economía circular (Bangladesh), vinculando la gestión de desechos sólidos y líquidos, sugiriendo alternativas a las alcantarillas mediante la capacitación (Etiopía) y la planificación de situaciones (Tanzanía).
  4. Asociaciones creativas: como involucrar a empresas de servicios públicos referentes (Etiopía), autoridades agrícolas (Bangladesh) e instituciones dedicadas a la investigación (Tanzanía).
  5. Diagramas de flujo de excrementos: estos han demostrado ser una herramienta particularmente eficaz para recopilar datos iniciales (especialmente cuando se involucra a funcionarios en la recopilación de datos), la incidencia política y planificación inicial.

Todos estos proyectos han dado lugar a proyectos posteriores, que están incorporando cambios que reflejan lo que hemos aprendido, ¡así que pronto tendremos más información para compartir!

Rémi Kaupp es asesor en el Programa de Saneamiento Urbano y Resiliencia en WaterAid. Sígalo en Twitter: @RemKau.