Cumpliendo nuestra parte: WaterAid se prepara para las reuniones de alto nivel sobre Saneamiento y Agua para Todos

5 min read
Thumbnail
WaterAid/ Dermot Tatlow/ Panos Pictures

Las reuniones de alto nivel de Saneamiento y Agua para Todos a finales de este mes son una oportunidad para impulsar el progreso y llegar a todos, en todas partes para 2030. En el proceso preparativo, WaterAid pretende catalizar las conversaciones sobre la mejora de la eficiencia y la eficacia del sector. Ibrahim Musah, gerente regional de defensa de WaterAid para África Occidental, explica cómo hacerlo.

Las reuniones de alto nivel de Saneamiento y Agua para Todos (SWA-HLMS) convocarán a ministros del sector de finanzas y agua, saneamiento e higiene (WASH) en las oficinas del Banco Mundial en Washington D. C. del 19 al 20 de abril de 2017. La reunión de dos horas se centrará en una pregunta: ¿Cómo los países, particularmente aquellos en vías de desarrollo, retoman el camino para ofrecer acceso universal a WASH? Para reformular: ¿cómo liderará el gobierno en todos los niveles el desarrollo de sectores efectivos capaces de proporcionar WASH a todos sin discriminación y a un costo razonable para 2030?

Enfoque de la reunión de alto nivel de Saneamiento y Agua para Todos

Las reuniones de alto nivel de SWA son parte de un ciclo continuo de actividades de SWA destinadas a catalizar el progreso hacia las metas en materia de WASH de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en particular los Objetivos 6.1, 6.2 y 6.3. Además de debatir los principios políticos clave sobre el financiamiento sectorial, estas reuniones destacarán los elementos constitutivos del sector relacionados (pdf) que son clave para garantizar que el financiamiento sea predecible, sostenible, equitativo y dirigido adecuadamente a los más necesitados. Estos elementos incluyen políticas y estrategias sectoriales; disposiciones institutionales; financiamiento sectorial; planificación, monitoreo y revisión; y desarrollo de capacidades.

Si bien la reunión de alto nivel de SWA de abril de 2017 no requerirá que los países presenten compromisos, debe catalizar una conversación en curso sobre las reformas necesarias para construir un sector fuerte y efectivo e impulsar el progreso en relación con las acciones y los compromisos acordados a nivel nacional. Son estos elementos constitutivos los que contienen la clave del acceso universal para 2030.

Diálogo sectorial y preparativos a nivel nacional

Para garantizar que estas reuniones sean lo más efectivas posible para impulsar el desempeño del sector, WaterAid participa activamente en el diálogo sectorial a nivel nacional. Esto quizás sea aún más crucial este año porque se trata de la primera HLM de SWA desde el acuerdo de los ODS en septiembre de 2015. La implicación es que WaterAid y sus socios deben aunar un proceso de múltiples partes interesadas a nivel nacional para iniciar la conversación en torno al aumento del financiamiento del sector, pero, lo más importante, la mejora de la eficiencia y la eficacia del sector. WaterAid está trabajando con terceros para apoyar a los gobiernos y a las organizaciones de la sociedad civil con la información que necesitan para organizar reuniones sectoriales y llevar a cabo evaluaciones sectoriales rápidas basadas en revisiones o informes de evaluación conjuntos anteriores del sector.

Lo que es importante en estos procesos es la titularidad nacional colectiva de los procesos y los resultados liderados por el gobierno. Un proceso efectivo garantizará que influyamos en los procesos y conversaciones sectoriales, y que los reforcemos, para identificar exactamente dónde se encuentra el sector, y cómo avanzar progresivamente para mantener los beneficios y lograr un cambio gradual hacia el acceso universal a WASH.

Con el objetivo de no rezagar a nadie, nos hemos asegurado de que los aliados y los ministerios y organismos críticos en educación, salud, finanzas y medio ambiente hayan sido parte de la conversación desde el principio. Utilizando los medios de comunicación, también mantendremos en curso la conversación del sector a nivel nacional, subnacional y comunitario durante las HLM de SWA y después.

En Mali, por ejemplo, WaterAid pasó dos semanas trabajando con una serie de partes interesadas clave, incluyendo el Ministerio de Agua y Energía, UNICEF, la sociedad civil y la red de periodistas para desarrollar un informe general a nivel de país. Las partes interesadas también están finalizando la herramienta de cálculo de costos para aclarar los requisitos de inversión y lograr el acceso universal para 2030, lo que proporcionará la base para la actualización y revisión anuales en el sector.

Lecciones aprendidas

Con base en las reuniones anteriores, haremos lo posible por garantizar que el sector privado (especialmente los involucrados en el emprendimiento en materia de WASH) y los socios de desarrollo sean parte de los procesos de revisión y diagnóstico del sector para apreciar la dinámica, y ayudarles a diseñar su propia respuesta para apoyar el impulso hacia un acceso universal para todos, en todas partes.

Esta vez, es de enorme importancia garantizar que conformemos nuestras conversaciones de una manera que garantice que WASH esté bien posicionado en el discurso del desarrollo nacional, en lugar de aislarse de otros sectores. Por lo tanto, WaterAid hace hincapié en el papel de WASH en el desarrollo nacional, especialmente en la narrativa de reducción de la pobreza y la reducción del desempleo en particular para los jóvenes.

También estamos haciendo hincapié en la importancia de abordar todos los mitos que rodean el manejo de la higiene menstrual. A lo largo de todo, nos centraremos en hacer llegar mensajes sucintos a nuestra audiencia, especialmente al liderazgo político, y asegurarnos de que esto conduzca a un compromiso real para lograr un sector eficiente respaldado por un financiamiento adecuado, predecible, sostenible y equitativo que llegue a los más necesitados.

¿Qué pasará después de abril?

Entonces, ¿qué sigue después de estas reuniones? Será importante el compromiso continuo del sector; los mecanismos de retroalimentación a nivel nacional, subnacional y comunitario; y garantizar que obtengamos datos confiables en los que basarnos. En particular, el papel de las revisiones sectoriales conjuntas es clave. El diálogo sectorial continuo y la identificación de cuellos de botella darán a los gobiernos nacionales y a los líderes clave del sector una idea de dónde está el sector, lo que debe hacerse y, con una visión compartida, les ayudará a acordar soluciones viables y opciones políticas.

El proceso de SWA ha ayudado a los países a identificar el costo real de llegar a todos, en todas partes a nivel nacional para guiar la asignación anual de recursos. Pero lo más importante es planificar, apuntar y captar a los grupos y personas vulnerables que viven en los márgenes de la sociedad para abordar sus necesidades de desarrollo y permitirles vivir vidas dignas.