El largo y sinuoso camino para llevar agua a Kibondemaji, Dar es Salaam

5 min read
Thumbnail

La colaboración y la innovación son dos valores fundamentales para el trabajo de WaterAid, y a menudo se nos muestra lo importante que son para nuestros proyectos. Priya Sippy, directora de campañas y comunicaciones de WaterAid Tanzania, comparte su experiencia de primera línea en asociación y planificación adaptativa para llevar agua y saneamiento a Kibondemaji en Dar es Salaam.

El 70 % de la población de Tanzania es rural, pero la demografía está cambiando rápidamente. Las ciudades del país están experimentando un enorme crecimiento; se espera que, para 2030, más de dos tercios de la población viva en entornos urbanos.

Este crecimiento sin precedentes puede abrumar a las ciudades y llevar a que las personas vivan en asentamientos no planificados, que a menudo carecen de acceso a instalaciones de agua, saneamiento e higiene (WASH). En Dar es Salaam, por ejemplo, más del 70 % de los residentes viven en asentamientos no planificados1 con servicios limitados de agua o de gestión de lodos fecales y desechos sólidos, lo que aumenta su riesgo de contraer enfermedades transmitidas por el agua.

Desde 2015, WaterAid Tanzania ha estado trabajando con socios para llevar estos servicios a Kibondemaji, un barrio en el distrito de Temeke, Dar es Salaam.

Estos asentamientos no contaban con una red de agua, por lo que las personas pagaban precios excesivos por el agua o usaban pozos inseguros. Los servicios de vaciado de letrinas son limitados, lo que obliga a las personas a vaciar manualmente sus pozos, lo que es antihigiénico y peligroso: Kibondemaji fue una de las áreas más afectadas por el brote de cólera, con alrededor de siete casos nuevos cada mes en 2015.

Las complejidades de trabajar en asentamientos urbanos no planificados presentaron muchos desafíos para el proyecto. Como resultado, WaterAid aprendió lecciones clave sobre la importancia de las asociaciones y la planificación adaptativa.

Trabajar en asociación

Durante el proyecto, WaterAid incorporó a una serie de partes interesadas clave, incluido el Consejo municipal de Temeke, DAWASA (Autoridad de agua y alcantarillado de Dar es Salaam), DAWASCO (Corporación de agua y alcantarillado de Dar es Salaam), microfinanzas UTT, líderes comunitarios electos, Foro de Desarrollo Popular (PDF) y empresas de saneamiento: para proporcionar servicios WASH a favor de los pobres. Esta gama de socios era necesaria porque el proyecto requería la adquisición de tierras, capital, participación de la comunidad y conocimientos técnicos. Incluso necesitábamos incorporar a las partes interesadas inesperadas, por ejemplo TANROAD (Agencia de carreteras de Tanzania), porque la tubería de agua necesitaba extenderse por debajo de la carretera.

Las asociaciones dieron oportunidades adicionales. Por ejemplo, DAWASCO vio la oportunidad de conectar los hogares al suministro de agua, llegando con agua a más personas de lo previsto inicialmente: 600 hogares hasta ahora. Continuamos trabajando con DAWASCO para negociar tarifas favorables a los pobres para garantizar que los miembros de la comunidad puedan pagar por el agua. El proyecto ha reducido el precio de una unidad de agua de 5000-6000 chelines tanzanos (Tzs) a 1800 Tzs.

The cost of water has reduced, with users now paying 50 TZS per bucket instead of 150-300 TZS per bucket from private vendors
El costo del agua se ha reducido, ya que los usuarios ahora pagan 50 TZS por cubeta en lugar de 150-300 TZS por cubeta de proveedores privados.
WaterAid/Priya Sippy

Si bien el diseño original del proyecto no incluyó a tantos socios, los desafíos durante la implementación del proyecto nos mostraron que para llevar WASH a las comunidades urbanas pobres necesitábamos la colaboración de todas las partes interesadas. Históricamente, las agencias y autoridades de Tanzania han tendido a trabajar de forma aislada, por lo que, al trabajar con una amplia gama de partes interesadas, incluso fuera del sector WASH, hemos demostrado un enfoque nuevo e innovador para proporcionar WASH en entornos urbanos.

Planificación adaptativa

Los numerosos desafíos a lo largo del proyecto hicieron que la planificación adaptativa fuera otra característica clave. Inicialmente, planeamos rehabilitar y perforar pozos para llevar agua al barrio. Sin embargo, descubrimos que las infraestructuras estaban abandonadas, y que el agua era altamente salina y no era apta para el consumo. Después de consultar con nuestros socios, decidimos trabajar con DAWASCO para ampliar el suministro de agua por tubería de su red a través de la rehabilitación de tanques de agua y quioscos. Asegurar los tanques de agua era difícil, porque los propietarios de tierras querían una compensación.

Al ampliar la red, surgió otro desafío: la tubería tenía que pasar por debajo de una carretera. Esto requería un enlace con TANROAD para obtener los permisos necesarios, lo que retrasó el cronograma del proyecto en semanas. Tras muchas negociaciones, concedieron el permiso.

Otro desafío fue adquirir el terreno necesario para los quioscos de agua y las estaciones de transferencia de residuos sólidos y líquidos. Los propietarios pidieron una compensación para construir en sus tierras, que excedía el presupuesto del proyecto. Sin embargo, nos asociamos con DAWASA y trabajamos con propietarios individuales, y desde entonces hemos asegurado terrenos para la construcción del DEWATS (sistema descentralizado de tratamiento de aguas residuales).

Los muchos desafíos nos han enseñado que debemos ser flexibles con el diseño del proyecto y los acuerdos contractuales, y garantizar una buena comunicación entre todos los socios para que los cambios puedan negociarse y acordarse.
 

Uno de nuestros aspectos más destacados el año pasado fue trabajar junto con socios para llevar agua limpia y apta para el consumo a Kibondemaji, Temeke, Dar es Salaam #SDG6 pic.twitter.com/7MtLozu0ie

— WaterAid Tanzania (@WaterAidTZ) 20 de enero de 2017

¿Qué sigue?

A pesar de la llegada del agua, la gestión comunitaria del proyecto aún se está considerando, especialmente el tema del financiamiento, y estamos trabajando con nuestros socios para debatir las opciones. Continuaremos fortaleciendo y profundizando las asociaciones creadas a partir de este proyecto para aprovechar más recursos para WASH urbano.

Comunicaremos este trabajo al gobierno y al sector WASH en general, porque abordó algunos de los desafíos clave del sector, como el agua sin ingresos, la participación del sector privado para abordar los desafíos financieros y técnicos, y la falta de conocimiento en torno al modelo a favor de los pobres. Si se amplía, este modelo podría ayudar al gobierno a alcanzar las metas nacionales de WASH urbano como se describe en el Programa de desarrollo del sector hídrico.

Hemos reconocido que la urbanización en todo el país convertirá a muchos pueblos en ciudades, y que los consejos tendrán que planificar para ello. Queremos asegurarnos de que WASH siga siendo una parte integral de la planificación urbana, por lo que estamos realizando investigaciones en Babati y trabajando con el ayuntamiento sobre cómo se puede integrar con éxito. Esta investigación podría ayudar a informar a otras áreas en proceso de urbanización.

WASH en entornos urbanos puede ser complejo y desafiante, y todavía estamos aprendiendo las formas más efectivas de abordarlo. El proyecto Kibondemaji demostró que, a través de asociaciones sólidas y efectivas y la adaptación a los desafíos en el camino, podemos llegar a las comunidades urbanas más pobres con WASH.

1. ONU-Hábitat: Asentamientos informales y finanzas en Dar es Salaam, Tanzania, 2010.

Entérese de las novedades de WaterAid Tanzania @WaterAidTZ