Relación salud — fuertes alianzas esenciales para llegar a todos con agua, saneamiento e higiene

5 min read
Thumbnail
WaterAid/Andrew McConnell

La colaboración es uno de los valores fundamentales de WaterAid, y sabemos que sólo podemos esperar alcanzar nuestros objetivos y nuestra visión de acceso universal al agua, el saneamiento y la higiene (WASH) viviendo este valor. Louisa Gosling, Gerente de Programas de Calidad de WaterAid, comparte cómo reevaluamos la calidad de nuestras asociaciones y lo que hemos aprendido sobre mantener las relaciones saludables.

La colaboración, en la práctica, significa trabajar con diversos tipos de organización de diferentes maneras y con distintos fines, a nivel local, regional y mundial. Trabajamos en asociaciones, alianzas, redes y consorcios con una amplia gama de “otros”, que incluyen organismos gubernamentales, organizaciones de la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales, organizaciones comunitarias, instituciones académicas, donantes, redes, medios de comunicación y el sector privado para tratar de lograr el mayor impacto posible.

Al igual que todas las relaciones, estas colaboraciones requieren cuidado, tiempo y atención para mantenerlas productivas y saludables. Cada relación es única, y cada parte aporta su propia combinación particular de oportunidades y desafíos. Todo el mundo tiene que trabajar arduamente para aprovechar al máximo las oportunidades y superar los desafíos.

Empoderamiento bidireccional

Como organización mundial diversa, WaterAid puede compartir su experiencia, redes, credibilidad y experiencia en materia de WASH a nivel mundial con quienes trabajamos; también podemos aprovechar los conocimientos, las habilidades, los recursos, la credibilidad y las redes de nuestros socios.

Nuestra ambiciosa visión hace que sea vital empoderar a otros, especialmente a las organizaciones e instituciones nacionales responsables de garantizar que los servicios de WASH sostenibles estén disponibles para todos. Para ello necesitamos relaciones empoderadoras y mutuamente responsables y respetuosas que ayuden a desarrollar actores de WASH más fuertes y vínculos más sólidos entre las partes interesadas.

Es más fácil decirlo que hacerlo, especialmente cuando WaterAid canaliza fondos a otras organizaciones y, por lo tanto, puede considerarse más como un donante que un socio. El énfasis en los resultados del proyecto también puede excluir inadvertidamente la atención hacia a los detalles sobre la calidad de las relaciones.

Entonces, ¿qué hacemos? 

El primer paso para mejorar nuestra práctica de asociación fue averiguar qué opinan los socios de nosotros: ¿qué hacemos bien y qué tenemos que mejorar? WaterAid encargó a Keystone Accountability que realizara una encuesta a nuestros socios en 2014. Descubrimos que:

  • WaterAid tiene muchas de las mismas fortalezas y debilidades que otras organizaciones no gubernamentales que trabajan con socios nacionales y, al igual que otras organizaciones no gubernamentales, tenemos que mejorar. Debemos ser más estratégicos en nuestras relaciones y prestar más atención a los objetivos de desarrollo a largo plazo de nuestros socios.
  • Mirar a WaterAid desde la perspectiva de los socios fue una experiencia nueva y estimulante para muchas personas de la organización. Ha proporcionado mucha información para reflexionar sobre qué podemos mejorar a fin de desarrollar relaciones más equitativas, respetuosas y mutuamente responsables.

Entonces, ¿qué hemos hecho? 

  • Desde 2013, todos los años llevamos a cabo un programa de capacitación sobre habilidades de asociación con Partnerships in Practice (PiP). Esta consiste en una serie de tareas grupales para analizar y comprender mejor qué aspecto tienen las relaciones de asociación y cómo nutrirlas. Algunas citas de los comentarios de los participantes sugieren que esto ha tenido un impacto positivo:

    “La capacitación me abrió los ojos. Como nuevo miembro de WaterAid, comprendí mejor las asociaciones en WaterAid; el proceso y el pensamiento estratégico que conlleva la creación de asociaciones”.

    “Desafía a las personas para empezar a ver las cosas de otra manera. Incluso para las cosas que uno ha estado haciendo desde hace algún tiempo, la capacitación proporciona una visión realista y un examen de conciencia”.
  • Hemos alentado a los colegas de nuestras oficinas en los países a utilizar el pilar de asociación de la revisión de salud organizacional de BOND para ayudar a diagnosticar sus propias fortalezas y debilidades respecto a la capacidad de asociación. 
  • Hemos desarrollado un marco y un conjunto de herramientas de asociación para proporcionar orientación práctica sobre los procesos de selección, evaluación, desarrollo de capacidades, comunicación, resolución de conflictos y salida de socios, respaldada por una guía específica para que el personal de finanzas refuerce las buenas prácticas de asociación.

Así que la gran pregunta es: ¿estos esfuerzos para mejorar nuestra práctica tienen algún impacto perceptible en nuestros socios? ¿Han notado alguna mejora en la forma en que WaterAid los trata? Para averiguarlo, encargamos a Keystone Accountability que volviera a realizar una versión sencilla de la encuesta original. Esta vez, aprendimos lo siguiente:

  • Los socios tienen un buen nivel de comprensión de los planes y las estrategias de WaterAid y se han sentido muy involucrados en el diseño de la estrategia de WaterAid, lo cual es bueno porque 2015 ha sido un periodo muy intenso de planificación estratégica. 
  • En general, la puntuación media de las preguntas aumentó ligeramente con el tiempo, lo que sugiere que algunas áreas de la práctica de la asociación están mejorando, aunque esto no representa un cambio significativo y aún existe un margen de mejora. 
  • Cuando preguntamos a nuestros socios “La pregunta definitiva” que todas las grandes empresas preguntan: “¿En qué medida recomendarían los socios a WaterAid a otras personas?”, obtuvimos una puntuación positiva de 42, que se compara de manera favorable con otras organizaciones.

¿Tenemos más que aprender? 

Enfáticamente, sí.

Nuestra estrategia 2015-2020 requiere relaciones de colaboración complejas con otros sectores y con muchos tipos diferentes de organización, desde movimientos sociales hasta instituciones académicas y de investigación. Al mismo tiempo, necesitamos trabajar estratégica y sistemáticamente con los gobiernos en todos los niveles para fortalecer su capacidad de prestar servicios WASH sostenibles. Esta tarea no es fácil y requerirá un alto nivel de habilidad en el trabajo colaborativo.

A través del grupo de aprendizaje de PPA sobre asociación, hemos aprendido de las experiencias de otras organizaciones sobre los problemas críticos con los que todas las organizaciones no gubernamentales luchan, como la rendición de cuentas, la medición del éxito en las asociaciones y la salida responsable de las relaciones. Los recursos se comparten en el sitio web de BOND y los debates han contribuido directamente al desarrollo de nuestras capacidades internas.

¿Qué más necesitamos hacer?

  • Examinar con más detalle cómo relacionarnos con los diferentes tipos de organizaciones, especialmente los socios gubernamentales en todos los niveles para ayudar a fortalecer su capacidad de prestar servicios de WASH 
  • Crear procesos más estratégicos para decidir con quién trabajar y cómo hacerlo en las nuevas estrategias nacionales. 
  • Trabajar de una forma que demuestre más respeto por los objetivos, las aspiraciones y la identidad de otras organizaciones.
  • Enfocarnos en una mejor comunicación; aquí es a menudo donde las relaciones se rompen: quién, cómo y cuándo comunicarse. 
  • Hacer “revisiones de salud” de las relaciones con frecuencia para ver qué está funcionando y qué no, y tomar medidas inmediatas para superar las dificultades. 
  • Revisar nuestros procedimientos de cumplimiento y cómo pueden crear un mejor entorno propicio para las buenas relaciones. 
  • Planificar la salida desde el principio. Discutir cómo y cuándo terminará la relación. Evitar la dependencia, trabajar para tener sistemas sostenibles donde WaterAid ya no sea necesario.
  • Seguir aprendiendo. Seguir realizando la capacitación, tener una comunidad de prácticas y aprender de otras organizaciones.

Louisa Gosling está en Twitter como @LouisaGosling1.